¿Quién fue Nehemías en la Biblia?

¿Conoces la historia de Nehemías en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y la carga que recibió de parte del Señor para reconstruir el Templo de Jerusalén después del exilio de 70 años en Babilonia? Si quieres saber más sobre este personaje, sigue leyendo este artículo.

El libro que lleva el nombre de Nehemías es la única fuente de referencia que nos ayuda a saber más sobre quién era Nehemías, el cual, aporta detalles importantes para que podamos entender la actuación de este hombre levantado por Dios para realizar una obra tan importante en el período posterior al Cautiverio de Babilonia.

Nehemías fue copero del rey persa Artajerjes y gobernador de Jerusalén, fue el responsable de la reconstrucción del muro de la ciudad. Es una figura de la cautividad de Babilonia y el regreso a Jerusalén.

Te puede interesar: ¿Quién fue el profeta Jeremías en la Biblia?

¿Qué significa el nombre Nehemías?

El significado del nombre Nehemías proviene del original hebreo «נְחֶמְיָה» o su trasliteración «Nechemyah», que significa «el Señor consuela».

Nehemías luchó por la reforma social y motivó al pueblo a obedecer a Dios.

Historia de Nehemías en la Biblia

Nehemías era hijo de Hecalías (Nehemías 1:1) y formaba parte de la generación de descendientes de los que fueron llevados a Babilonia por el rey Nabucodonosor. Tras la caída del imperio Babilónico ante el imperio Medo Persa, Nehemías aparece en la narración bíblica con notoriedad.

La Biblia no menciona a la esposa ni a los hijos de Nehemías, lo que hace que muchos intérpretes sugieran que pudo ser un eunuco, aunque no hay nada concluyente al respecto.

En la corte persa, Nehemías ocupaba un puesto muy importante y de gran responsabilidad, pues era el copero personal del rey persa Artajerjes I (465-424 a.C.).

Esto le convirtió en un miembro de la corte real que poseía gran influencia y prestigio debido a su proximidad al rey y a la confianza de la que gozaba, ya que su trabajo consistía no solo en elegir el vino del rey (Nehemías 2:1), sino en evitar que fuera envenenado.

La tristeza de Nehemías por la situación de Jerusalén

En el vigésimo año del reinado de Artajerjes, en los meses de Noviembre Diciembre (Quisleu) de 446 a.C., Nehemías recibió noticias de la caótica situación de Jerusalén y de la miseria de su pueblo. Además, también se enteró de que los muros de la ciudad fueron destruidos y sus puertas quemadas (Nehemías 1:1-3).

Esto hizo que Nehemías se angustiara enormemente, y que ayunara y orara pidiendo la misericordia de Dios (Nehemías 1:4-11). Entonces, en marzo abril (Nisán) del 445 a.C., mientras servía en la corte, el rey persa notó la tristeza en el semblante de Nehemías y le preguntó cuál era el motivo de su tristeza.

Nehemías expuso su tristeza y la causa del problema problema al rey y obtuvo su permiso para volver a Jerusalén y reconstruir los muros de la ciudad, así como los materiales necesarios para tan esforzado trabajo. La Biblia deja muy claro que todo esto sucedió porque «la mano de Dios» estaba con Nehemías (Nehemías 2:1-8).

Nehemías reconstruye los muros de la ciudad

Tras obtener la autorización necesaria, Nehemías partió hacia Jerusalén. En aquella época, las murallas y las puertas de una ciudad simbolizaban su fuerza y su dignidad, de ahí la importancia de la obra que pretendía realizar Nehemías.

Fue nombrado gobernador de la provincia de Jerusalén, pero la Biblia describe el interés del rey persa por el regreso de Nehemías, por lo que inicialmente se fijó un plazo para que completara la tarea y regresara a palacio (Nehemías 2:6).

Nehemías se enfrenta a la oposición

Nehemías llevó consigo todos los documentos que garantizaban la legalidad de sus acciones, pero aun así tuvo que enfrentarse a una gran oposición. De hecho, desde la época de los reinados de Ciro (559-530 a.C.) y Darío I (522-486 a.C.) hubo oposición a la reconstrucción de Jerusalén. Esta persecución de los judíos también se vio en los siguientes reinados, en tiempos del rey Asuero (486-465 a.C.) y del propio Artajerjes (465-424 a.C.).

La gran oposición contra la obra de Nehemías provino de Sanbalat el Honorita, Tobías el Amonita y Gesem el Árabe. Estos hombres poderosos y astutos intentaron a toda costa perjudicar a Nehemías.

Estos tres personajes, junto con sus aliados, lanzaron insultos y burlas, planearon ataques armados, planearon emboscadas para capturar a Nehemías y hacerle daño, sembraron la noticia de que la verdadera razón para reconstruir los muros era una supuesta rebelión contra Persia, e incluso trataron de engañar a Nehemías, haciéndole pecar al entrar en un lugar que solo estaba permitido para los sacerdotes, para poder desacreditarlo infamemente ante el pueblo (Nehemías 2:19-20; 4:1-14; 6:1-14).

Por si la fuerte oposición externa no fuera suficiente, Nehemías también tuvo que lidiar con la oposición interna, causada especialmente por los problemas económicos y sociales, que llevaron a la población de Judá al borde del colapso.

¿Cuál era el motivo de la oposición interna en Jerusalén?

El contexto histórico de la época explica la razón de los problemas internos. Judá estaba aislada comercialmente, y los trabajos en el muro provocaron la caída de la producción de grano, ya que los campesinos participaban en la reconstrucción (Nehemías 4:22).

Las condiciones climáticas también agravaron la crisis alimentaria (Nehemías 5:3), y a todo esto se suma el hecho de que los últimos administradores habían explotado a la población (Nehemías 5:15).

Tales condiciones hicieron que muchos hipotecaran sus propiedades o pidieran dinero prestado, tanto para comprar alimentos como para pagar sus propios impuestos (Nehemías 5:2-5).

Nehemías un gran líder, termina la reconstrucción del muro

A pesar de toda la oposición que durante un tiempo obstaculizó la labor de reconstrucción, Nehemías se mostró como un gran líder que, con gran habilidad, consiguió proporcionar la organización y la motivación necesarias para que la obra se completara.

Nehemías supo interpretar muy bien las amenazas externas, fue prudente para no caer en trampas y supo gestionar los problemas internos. Al cabo de 52 días, entre agosto y septiembre (Elul) del año 445 a.C., se terminaron las obras de reconstrucción del muro de la ciudad (Nehemías 6:15).

Una vez terminada la obra, Nehemías tomó algunas medidas para mejorar la vida en Jerusalén. Estableció algunos funcionarios y les delegó autoridad para que contribuyeran a un gobierno más justo en esa provincia.

Nehemías realiza reformas en la Jerusalén de nuevos muros

Nehemías también implementó una estrategia para proteger la ciudad ordenando que uno de cada diez judíos residiera dentro de los muros. Trabajó para corregir los diversos abusos que existían en el pueblo mediante un programa de reformas.

Nehemías desempeñó un papel importante en la revitalización del culto en Jerusalén, santificando a la nación al conducirla a una renovación del pacto mediante la lectura y exposición de la Ley por parte del sacerdote Esdras (Nehemías 7:73-8:18), la confesión de los pecados (Nehemías 9:1-37) y el juramento en el que el pueblo prometía cumplir los mandamientos de la Ley.

Nehemías también se preocupó por la celebración de las fiestas judías, especialmente la Fiesta de los Tabernáculos (Nehemías 8:13). Las reformas de Nehemías también incluían un mejor apoyo al sacerdocio y a la limpieza del Templo, la separación de los extranjeros para evitar la corrupción religiosa y la idolatría (Nehemías 13:1-3), y la concientización del error sobre el matrimonio con personas de otros pueblos.

No es posible afirmar con exactitud cuánto duró el período de liderazgo de Nehemías, ya que este período fue probablemente intermitente. Como ya se ha dicho, solo sabemos que inicialmente su período de liderazgo en Jerusalén tenía un plazo fijo establecido, comenzando en el año 21 de Artajerjes I.

Tal vez este plazo se extendió debido a las demandas en Jerusalén. Más tarde, se nos dice que en el año 32 de Artajerjes, Nehemías volvió a Babilonia para ir a ver al rey, y «al cabo de cierto tiempo» consiguió otra liberación para volver a Jerusalén (Nehemías 13:6).

Nehemías fue contemporáneo de otros profetas

No se sabe cuánto duró el período de ausencia de Nehemías en Jerusalén, lo que podemos saber es que Nehemías fue contemporáneo de otros personajes bíblicos como Esdras y el profeta Malaquías.

Otro tema muy discutido es el de la relación entre el ministerio de Nehemías y Esdras, en este caso para determinar quién llegó primero a Jerusalén. La tradición siempre ha afirmado que Esdras fue el primero en llegar, pero algunas interpretaciones modernas han intentado debatir esta afirmación invirtiendo este orden.

En cualquier caso, el contenido del libro de Nehemías apunta a la sugerencia más tradicional, y es ampliamente aceptado que Esdras fue el primero en llegar. Nehemías y Esdras aparecen juntos en algunas ocasiones, como en la lectura de la Ley y en la dedicación del muro de la ciudad (Nehemías 8:9; 12:26,36).

¿Qué podemos aprender de la vida de Nehemías?

Nehemías era un hombre de carácter. Se le describe como una persona de oración (Nehemías 2:4; 4:4,9; 5:19; 6:9,14; 13:14,22,29,31) y Dios bendijo poderosamente su obra. Era un líder talentoso y carismático que expresaba un patriotismo inspirador.

Nehemías era recto, estricto con la justicia y mostraba una gran humildad, bondad y piedad. Poseía una verdadera fe en el Dios de Israel, y estaba especialmente comprometido con el celo por la adoración del Señor.

Frente a tantas afrentas y persecuciones, es innegable que Nehemías era un hombre decidido, centrado, dedicado y persistente. Siendo un líder nato, logró transmitir esas características hasta el punto de formar un grupo que, junto a él, no renunció al trabajo que debía hacerse.

Muchas son las cosas que podemos aprender de este hombre de Dios, pero sobre todo es que nunca dudó del plan de Dios con su pueblo, al cual ánimo en cada momento de su vida, para que regresara a la verdadera adoración.

¿Cuántos Nehemías hay en la Biblia?

Cuando hablamos de la historia de Nehemías, es importante saber que hay otros dos personajes bíblicos con el mismo nombre que no deben ser confundidos con este Nehemías que reconstruyó los muros de Jerusalén.

  • El primero era un exiliado que regresó a Jerusalén con Zorobabel (Esdras 2:2; Nehemías 7:7)
  • El otro era el hijo de Azbuc, que también ayudó a reconstruir los muros (Nehemías 3:16).

Te recomendamos el siguiente video.

Síguenos en:

Te puede interesar:

Quién fue Tíquico en la Biblia

¿Quién fue Tíquico en la Biblia?

¿Conoces la historia de Tíquico en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y el servicio que hizo a las diferentes iglesias ...
Leer Más
Quién fue Aristarco en la Biblia

¿Quién fue Aristarco en la Biblia?

¿Conoces la historia de Aristarco en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y el fiel servicio que ofreció a lo largo ...
Leer Más
Quiénes eran los Zelotes en la Biblia

¿Quiénes eran los Zelotes en la Biblia?

En los tiempos de Jesús, se podían encontrar distintas sectas cada una enfocada en sus propias creencias, tal como lo ...
Leer Más
Qué significa que Jesús es el Hijo del Hombre

¿Qué significa que Jesús es el Hijo del Hombre?

La frase "Hijo del Hombre" es una expresión que encontramos en la Biblia en los libros del Antiguo Testamento y ...
Leer Más
Quién es el Hijo de Perdición y que significa

¿Quién es el Hijo de Perdición en la Biblia?

La Biblia habla acerca de dos hombres que son llamados "el Hijo de Perdición", de los cuales uno existió en ...
Leer Más
Qué es un dracma en la Biblia

¿Qué es un dracma en la Biblia? ¿Cuál era su valor?

Cuando leemos el Nuevo Testamento, especialmente los evangelios, encontramos varias curiosidades, entre ellas algo llamado dracma, es por esa razón ...
Leer Más