¿Quién fue el profeta Jeremías en la Biblia?

¿Conoces la historia de Jeremías en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y por qué su historia fue tan importante en el tiempo del exilio de Israel a Babilonia? Si quieres saber más sobre este famoso personaje, sigue leyendo este artículo.

Jeremías fue un profeta de Judá a finales del siglo VII y principios del VI a.C. Fue el período de decadencia del Reino del Sur, marcado por los reinados de sus últimos reyes. El profeta Jeremías habló del inevitable avance de Babilonia que culminó con el exilio del pueblo judío.

Jeremías fue un profeta que advirtió sobre la inminente destrucción del pueblo durante los reinados de los últimos cuatro reyes de Judá. Fue rechazado, despreciado y maltratado por el pueblo de Israel, por lo que es conocido como «el profeta llorón».

Vea también: ¿Quién es el rey Darío en la Biblia?

¿Qué significa el nombre Jeremías?

El significado del nombre Jeremías proviene del original hebreo «יִרְמְיָה» o su trasliteración «Yirmeyah o Yirmeyahu«, que significa «Jehová arroja», en el sentido de establecer un cimiento, o: «Jehová establece, coloca, o envía».

Siete otros Jeremías aparecen en las Sagradas Escrituras y Jeremías el profeta es nombrado por lo menos nueve veces fuera de su libro.

Te puede interesar: ¿Quién es Naamán en la Biblia?

Historia de Jeremías en la Biblia

Jeremías, quien sirvió como sacerdote y también como profeta, fue el hijo de un sacerdote llamado Hilcías, pero no el Sumo Sacerdote de 2 Reyes 22:8 quien descubrió el libro de la ley.

Jeremías fue de la pequeña villa de Anatot (Jeremías 1:1), llamada hoy en día Anata, a unos 4.8 kilómetros al Noroeste de Jerusalén en la porción de tierra que la tribu de Benjamín heredó.

Vivió en uno de los períodos más conflictivos de la historia de Israel en el AT. Cuando Jeremías nació, Israel, el Reino del Norte con su capital en Samaria, ya había caído por lo menos 70 años ante el Imperio Asirio.

Vea también: ¿Qué es un Sacerdote en la Biblia?

¿Cómo fue la infancia y juventud del profeta Jeremías?

Durante la infancia del profeta Jeremías, los reinados de Manasés y Amón se caracterizaron por la apostasía y la idolatría (2 Reyes 21). El propio rey Manasés anuló por completo las reformas iniciadas por su padre, el rey Ezequías.

Sin embargo, en la ciudad sacerdotal de Anatot Jeremías creció en un hogar temeroso de Dios y obediente. Fue instruido en la Ley del Señor y también recibió un profundo conocimiento de las profecías de profetas anteriores, como Isaías, Amós y Oseas.

La situación interna de Judá era lamentable, por la decadencia religiosa y el paganismo que se extendía cada vez más, pero esto no era todo, el ambiente internacional también era malo. Había un clima de constante tensión entre los asirios, los egipcios y los babilonios. Este fue el escenario en el que Jeremías pasó sus primeros años.

Vea también: ¿Quién fue el rey Acab en la Biblia?

¿Cómo llamó Dios al Profeta Jeremías?

Cuando el rey Manasés murió, Jeremías tenía probablemente unos diez años. Amón, hijo de Manasés, gobernó Judá durante dos años, entre el 642 y el 640 a.C. (2 Reyes 21:19-26). Luego, quien asumió el trono fue el joven Josías, que gobernó entre el 640 y el 609 a.C.

Jeremías fue llamado por el Señor como profeta en el año trece del reinado de Josías, en el 627 a.C. En el registro de su llamado, la Biblia enfatiza la manera soberana en que Dios lo llamó:

«Antes de formarte en el vientre, ya te había elegido; antes de que nacieras, ya te había apartado; te había nombrado profeta para las naciones.»(Jeremías 1:5)

Ante el llamado de Dios, el joven Jeremías afirmó que era incapaz de realizar tal tarea, pues solo era un niño. Curiosamente esta objeción fue similar a la que hizo Moisés cuando Dios lo llamó (Éxodo 4:10). El rey Salomón también hizo un comentario similar cuando asumió el trono de Israel (1 Reyes 3:7).

La objeción del inexperto Jeremías no fue un problema para Dios. De hecho, el Señor le tranquilizó diciéndole: «no temas» (Jeremías 1:8). Dios advirtió al profeta que debía decir todo lo que se le ordenara; pero también le prometió que estaría con él durante los terribles años de aflicción que le esperaban.

Vea aquí: En el mundo tendréis aflicción: Estudio Bíblico y significado

¿Cómo fue el ministerio del profeta Jeremías?

El profeta Jeremías ejerció su ministerio durante un período de al menos cuarenta años. Esto significa que si su llamada al ministerio profético se produjo entre el 627 o el 626 a.C., el profeta Jeremías siguió profetizando hasta poco después de la caída de Jerusalén en el 587 a.C.

Jeremías profetizó durante los reinados de los cinco últimos reyes de Judá: Josías (640-609 a.C.), Joacaz (609 a.C.), Joacim (609-598 a.C.), Joaquín (598-597 a.C.) y Sedequías (597-586 a.C.).

Un hecho bastante interesante es que el año del comienzo del ministerio del profeta Jeremías estuvo marcado por grandes convulsiones internacionales que sacudieron la historia del mundo en aquel entonces.

Entre el 627 y el 626 a.C., murieron Asurbanipal, el último gran rey de Asiria, y Kandalanu, el gobernante de Babilonia. Entonces, el padre de Nabucodonosor, Nabopolasar, aprovechó ese momento de agitación y debilitamiento del Imperio Asirio y se convirtió en el rey de Babilonia.

Todo ello culminó con la conquista de Asiria en el 612 a.C. y el florecimiento del Imperio Babilónico en el 605 a.C. como la mayor potencia del mundo.

El silencio del ministerio del Profeta Jeremías

El ministerio del profeta Jeremías comenzó en Anatot, y probablemente permaneció allí durante algunos años. Durante este período, es posible que los judíos lo vieran solo como un insignificante profeta de una pequeña aldea.

Hay un período de silencio en el ministerio de Jeremías de unos trece años, entre el 621 y el 609 a.C. Durante este período no hay información sobre su vida. Es probable que fuera durante esta época cuando acabó emigrando de Anatot a la capital, Jerusalén.

Tras la muerte de Josías, Joacaz fue colocado en el trono de Judá. Pero éste reinó solo tres meses y fue depuesto por el faraón Neco. Para servir a los intereses de Egipto, Joacim fue puesto en su lugar.

El profeta Jeremías estaba en contra del liderazgo de Joacim. Incluso en los primeros años de su gobierno, el profeta proclamó un importante sermón que le valió el destierro del Templo y casi le costó la vida (Jeremías 7:1-8:3). El profeta también profetizó la muerte de Joacim (Jeremías 22:18,19; 36:30).

Tras la muerte de Joacim, su hijo, Joaquín, ocupó el trono en su lugar. Pero el joven monarca gobernó sólo tres meses y pronto fue llevado a Babilonia. En su lugar Nabucodonosor puso a Sedequías.

En esta época, Egipto y Babilonia se disputaban el control de esa región, y el profeta Jeremías profetizó repetidamente la victoria de Babilonia. Insistió en que cualquier esfuerzo para resistir el avance de Babilonia, incluso recurriendo a una posible alianza con Egipto, sería inútil.

Esto se debió a que Babilonia era un instrumento en las manos de Dios para ejecutar su juicio. El profeta acabó siendo perseguido por este pensamiento (Jeremías 37:3,17).

Te puede interesar: ¿Quién fue Ezequiel en la Biblia?

¿Qué predicó el profeta Jeremías?

Aunque el ministerio del profeta Jeremías fue bastante largo, su mensaje principal es muy claro. Ese mensaje apuntó a:

1. El profeta Jeremías llamó al pueblo al arrepentimiento para evitar el juicio divino.
2. El profeta Jeremías advirtió que el tiempo para el arrepentimiento se había agotado, y que Judá sufriría el juicio de Dios. Tal juicio sería muy severo, pues implicaría la pérdida de la Tierra Prometida.
3. Profetizó que el cautiverio babilónico sería inevitable y que Jerusalén caería ante Nabucodonosor.
4. El profeta mostró a través de su mensaje que Judá merecía el cautiverio debido a los graves pecados que el pueblo persistía en cometer; especialmente la idolatría.
5. El profeta anunció que el Templo de Jerusalén no podía proteger a los judíos del juicio inminente.
6. El profeta también anunció que Dios salvaría a un remanente de su pueblo a través del exilio. Luego, cuando el período de cautiverio terminara, habría una maravillosa restauración bajo un nuevo pacto (Jeremías 31:31-34). El Nuevo Testamento muestra que esta promesa encuentra su pleno cumplimiento en Cristo (Lucas 22:20; 1 Corintios 11:25; Hebreos 8:6; 9:15; 12:24).

Por lo tanto, se puede ver claramente que el mensaje del profeta Jeremías, tal y como se recoge en su libro, sirvió para recordar a los exiliados las razones que les llevaron a las pruebas que estaban afrontando; así como para asegurarles que, tras el arrepentimiento, volverían a Jerusalén y disfrutarían de grandes bendiciones.

Te puede interesar: ¿Quién fue Sansón en la Biblia?

¿Cómo fue el caracter y la personalidad del profeta Jeremías?

Jeremías ejerció todo su ministerio con vigor, incluso frente a muchas aflicciones. Llevó una vida muy solitaria, en gran parte debido al impopular mensaje que transmitía (Jeremías 15:17).

Durante su ministerio es posible ver cómo se implicó personalmente en su mensaje, de modo que sintió, ante el propio pueblo, la agonía de la proximidad del cautiverio babilónico y el derramamiento de la ira del Señor a causa del pecado del pueblo (Jeremías 4:19-21; 8:21-9:3; 10:19-22; 14:19-22).

El profeta tenía prohibido por el Señor casarse y formar una familia. Esto fue así para que la vida de Jeremías sirviera como signo de las transformaciones que el exilio provocaría en la vida cotidiana del pueblo (Jeremías 16:2).

Jeremías experimentó una angustia tan grande durante su vida que, debido a sus lamentos, llegó a ser conocido popularmente como «el profeta llorón» (Jeremías 4:19; 8:18, 21; 9:1, 10; 13:17).

El profeta Jeremías fue encarcelado y su vida fue amenazada varias veces. De hecho, el contenido de su mensaje lo colocó en oposición al liderazgo de Judá. Por eso Jeremías parecía odiar a menudo su misión, porque le causaba grandes problemas, incluso con sus parientes y conocidos. Era el blanco de las burlas y todos lo maldecían (Jeremías 11:18-21; 12:1-6; 15:10-21; 17:12-18; 18:19-23; 20:7-18).

A partir de los detalles registrados por Baruc, su escriba, es posible ver que Jeremías tenía una personalidad fuerte y llena de contrastes. Era un hombre honesto, amable y afectuoso, un observador profundamente analítico y, al mismo tiempo, inflexible.

Aunque a menudo se lamentaba, el profeta Jeremías era una persona optimista y rezadora. Superó cualquier timidez que pudiera tener al principio de su ministerio. También soportó la hostilidad, la soledad, la angustia e incluso una sensación de aparente fracaso.

Ante un sufrimiento tan intenso, el profeta Jeremías a veces no podía entender por qué estaba siendo sometido a todo eso. Incluso acusó al Señor de haberle engañado y de desear la muerte (Jeremías 20:7-18). Sin embargo, al final el profeta comprendió que Dios es soberano y tiene el control de todas las cosas.

Vea aquí: ¿Quién fue Mardoqueo en la Biblia?

El fin del ministerio del profeta Jeremías

Tras la caída de Jerusalén, la fama de Jeremías ya se había extendido incluso hasta Babilonia. El rey Nabucodonosor lo dejó en Jerusalén para que se quedara con el resto de los judíos que no fueron llevados al cautiverio.

El profeta Jeremías permaneció entonces en Jerusalén hasta que el gobernador de Judá, Gedalias, fue asesinado por Ismael, un fanático judío. Temiendo una represalia de los babilonios, muchos judíos huyeron a Egipto, incluso en contra de las advertencias de Jeremías (Jeremías 42). En este contexto parece que el profeta se vio finalmente obligado a seguir a los fugitivos (Jeremías 43).

En Egipto, el profeta Jeremías, ya un hombre experimentado de al menos setenta años, siguió predicando la Palabra de Dios (Jeremías 44). Los estudiosos dicen que lo más probable es que acabara muriendo allí poco después.

Dato interesante: El profeta Jeremías fue contemporáneo, al menos durante un tiempo, del profeta Sofonías, del profeta Nahum, de la profetisa Hulda, del profeta Ezequiel y del profeta Daniel.

Otros Jeremías en la Biblia

También hay otros personajes en la Biblia con el mismo nombre que el conocido profeta. Entre ellos, destacan las siguientes:

  • El jefe del clan de la tribu de Manasés (1 Crónicas 5:24).
  • Tres guerreros que se unieron a David en Siclag (1 Crónicas 12:4,10,13).
  • El padre de Jamutal, esposa del rey Josías (2 Reyes 23:31; 24:18; Jeremías 52:1)
  • Padre de Jazanías, contemporáneo del profeta Jeremías (Jeremías 35:3).
  • Un sacerdote que regresó de Babilonia después del exilio con Zorobabel. El libro de Nehemías cita este nombre en tres ocasiones, pero no es posible decir exactamente a cuántas personas diferentes se refiere (Nehemías 10:2; 12:1,12,34).

Es importante mencionar a estos otros hombres para que ninguno de ellos sea confundido con el profeta Jeremías durante la lectura de cualquier texto bíblico.

Te recomendamos el siguiente video.

Síguenos en:

Te puede interesar:

Filipenses 4:13 Explicación Todo lo puedo en Cristo

El versículo que vamos a estudiar en el presente artículo es uno de los más famosos en toda la Biblia, ...
Leer Más
2 Corintios 12 9 Explicación Bástate mi gracia

2 Corintios 12:9 Explicación Bástate mi gracia

Cuando estudiamos la vida del apóstol Pablo, observamos que fue un instrumento usado por Dios de maneras sobrenaturales, pero que ...
Leer Más
Cuándo nació Jesús según la Biblia fue en navidad

¿Cuándo nació Jesús según la Biblia, fue en navidad?

La fecha exacta del nacimiento de Jesús es algo que siempre suscita debates e investigaciones y por lo general, el ...
Leer Más
Puede el cristiano tener un árbol de Navidad

¿Puede el cristiano tener un árbol de Navidad?

El árbol de Navidad con luces y adornos se convierte en la temporada de fin de año en la pieza ...
Leer Más
Cuál es el significado de la Navidad según la Biblia

¿Cuál es el significado de la Navidad según la Biblia?

La reconocida celebración de la Navidad es como todos lo saben, una fiesta celebrada el 25 de diciembre todos los ...
Leer Más
Deben los cristianos celebrar la Navidad

¿Debe el cristiano celebrar la Navidad?

Celebrar o no la navidad es un tema que genera bastantes diferencias entre los creyentes especialmente en nuestra actualidad debido ...
Leer Más
Hola! 😃 Gracia y Paz del Señor.

Puedes suscribirte a nuestro boletín para recibir actualizaciones sobre nuestros últimos artículos bíblicos.