¿Qué es un Sacerdote en la Biblia?

El concepto de sacerdote o algo similar existe en casi todas las religiones que pretenden una relación entre el hombre y alguna divinidad. Así que es necesario que analicemos bíblicamente el Sacerdocio que designó el Dios Todo Poderoso sobre su pueblo.

Dios al liberar al pueblo de Israel de Egipto ordenó a Moisés construir un Tabernáculo en el cual iba a habitar en medio de su pueblo. Este lugar debía ser gobernado por un sacerdocio santo que eligiría según la tribu de Levi. Es en ese momento donde Dios crea oficialmente al pueblo Sacerdotal.

Un sacerdote era un ministro que actúaba como mediador entre el hombre y Dios, el cual hacía expiación con sacrificios por los pecados. Los sacerdotes servían en las cosas sagradas del Tabernáculo o el Templo y consultaban a Dios para saber Su voluntad y guiar al pueblo.

Relacionado: ¿Quién es el Sumo Sacerdote en la Biblia?

¿Qué Significa la Palabra Sacerdote en la Biblia?

Los términos originales kohen y kahen que se encuentran en el Antiguo Testamento son los principales términos que suelen traducirse como «sacerdote».

Además de otras palabras relacionadas como: kehunna, «sacerdocio», la forma verbal kahan, «ser sacerdote», en el sentido de ejercer la función sacerdotal, y los términos utilizados para indicar al jefe de los sacerdotes, por ejemplo, hakohen hagadol, «Sumo Sacerdote». En conjunto, estos términos aparecen al menos 750 veces en el Antiguo Testamento.

En el Nuevo Testamento, encontramos algunos términos griegos que se refieren a los sacerdotes, estos son hiereus, «sacerdote»; archiereus, «sumo sacerdote»; hierosyne y hierateia, «sacerdocio»; hierateuma, «función sacerdotal»; archieratikos, «sumo sacerdocio»; hierateuo, «ser sacerdote». En conjunto, estos términos aparecen aproximadamente 165 veces.

A partir de estos términos originales, se debate el significado de la palabra sacerdote. El cual podría significar algo así como «permanecer», tal vez haciendo una referencia a la función sacerdotal que designa a un individuo para permanecer ante Dios como representante del pueblo.

Vea también: ¿Qué es el Tabernáculo en la Biblia? Estudio y partes

Los sacerdotes en la Biblia

Cuando hablamos de los sacerdotes mencionados en la Biblia, es necesario considerar que no todos los sacerdotes de la narración bíblica eran hebreos, así como, no todos los individuos que aparecen ejerciendo el sacerdocio servían en el culto al Dios de Israel.

Antes de que se instituyera oficialmente en Aarón y sus hijos el sacerdocio hebreo, la Biblia menciona a otros sacerdotes, como:

  • El rey Melquisedec, sacerdote del Dios Altísimo (Génesis 14:18);
  • Los sacerdotes que estaban en Egipto (Génesis 41:45; 46:20; 47:22-26);
  • Los sacerdotes madianitas (Éxodo 2:16; 3:1; 18:1).

Además, las funciones sacerdotales se mencionan en la Biblia desde los tiempos de la primera familia, con Caín y Abel ofreciendo ofrendas a Dios.

En el período patriarcal, podemos observar que las funciones sacerdotales también fueron desempeñadas por jefes de familia, como por ejemplo, en el caso de Noé después del Diluvio (Génesis 8:20-21), con el patriarca Abraham que levantó altares al Señor en Betel, Mambré y Moriah, y con Job que ofreció sacrificios a Dios (Job 1:5).

Incluso después de la institución oficial del sacerdocio hebreo, la Biblia menciona a personas que, en ocasiones concretas, ejercían alguna actividad común a los sacerdotes, como por ejemplo, Gedeón (Jueces 6:24-26), el profeta Samuel (1 Samuel 7:9), el rey David (2 Samuel 6:13-17) y el profeta Elías (1 Reyes 18:23-38).

Vea aquí: ¿Qué es el Atrio en la Biblia?

Los sacerdotes hebreos

El sacerdocio hebreo fue ordenado oficialmente en tiempos de Moisés, siendo Aarón y sus hijos (Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar) consagrados como sacerdotes por Moisés de acuerdo con el orden divino.

La solemne ceremonia de la consagración de Aarón y sus hijos estaba llena de detalles y era bastante significativa, pues duraba siete días (Éxodo 29:1-37; Levítico 8).

De los cuatro hijos de Aarón, solo sobrevivieron dos, Eleazar e Itamar, por lo que el linaje sacerdotal de Aarón se conservó en los descendientes de ambos (Levítico 10:1,2; Números 3:4; 1 Crónicas 24:2).

Sin embargo, para ser sacerdote no bastaba con ser descendiente legítimo de Aarón, ya que algunas limitaciones tanto de orden físico, como las discapacidades, como de orden ceremonial, como la impureza, impedían a algunos individuos ejercer el sacerdocio (Levítico 21).

Además, había muchos casos complicados en los que la gente no podía demostrar que pertenecía a la genealogía de la familia de Aarón.

Como los sacerdotes no recibían ninguna participación en la distribución de la tierra prometida, su sustento dependía de porciones de los sacrificios, de las ofrendas ofrecidas por el pueblo y de los diezmos del pueblo (Números 18:3-32; Éxodo 13:12,13; Levítico 2:3-10; 5:13; 7:30-34; 24:5-9). Sin embargo, más tarde, especialmente en el período de la monarquía en Israel, los sacerdotes podían incluso adquirir propiedades privadas (1 Reyes 2:26; Jeremías 32:6-8; Amós 7:17).

Vea también: ¿Qué era el Lugar Santo según la Biblia?

Las funciones de los sacerdotes

La función principal de los sacerdotes era servir como representante de Dios ante el pueblo, y a la vez ser el representante del pueblo ante Dios.

Los sacerdotes ofrecían sacrificios agradables y expiatorios. Así que, básicamente, el sacerdote era de hecho una especie de mediador entre Dios y el hombre.

Además de esta función principal, los sacerdotes también debían ocuparse de otras actividades como, por ejemplo, la enseñanza de la Ley (Levítico 10:10-11; Deuteronomio 33:10; 2 Reyes 17:27,28).

Actuaban en la jurisprudencia e incluso en algunos diagnósticos de salud (Levítico 13; Deuteronomio 21:5), en la purificación corporal de hombres, mujeres y ciertos objetos (Levítico 15).

Además debían servir en el Lugar Santo, sirviendo en la Mesa de la Proposición, manteniedo el Candelero ardiente con sus 7 copas y ofreciendo incienso en el altar del incienso.

El sumo sacerdote y la organización del sacerdocio

En el Antiguo Testamento, los sacerdotes, el sumo sacerdote y los levitas eran los responsables del servicio religioso. Los levitas formaban una clase subordinada a los sacerdotes y desempeñaban una serie de funciones relacionadas con el culto y el cuidado del santuario.

El sumo sacerdote era un tipo de jefe de los sacerdotes. Con motivo de la consagración de la familia de Aarón, el propio Aarón ocupó esta posición. Solo el sumo sacerdote podía entrar en el Lugar Santísimo, y solo en el Día de la Expiación, una ceremonia que tenía lugar una vez al año.

¿Cómo eran las vestiduras de los sacerdotes?

Los sacerdotes vestían básicamente pantalones cortos, una túnica o manto, usaban un cinturón o faja, y en la cabeza llevaban una tiara o mitra que les servía de adorno (Éxodo 28:40,42).

Las vestiduras de los sacerdotes
Las vestiduras de los sacerdotes

La vestimenta del sumo sacerdote estaba diferenciada y representaba la santidad y el propio sacerdocio (Éxodo 28:2,4; 29:29; 31:10; etc.). Así, la vestimenta del sumo sacerdote incluía era diferentes a la de los demas sacerdotes y fue claramente detallada en otro de nuestros artículos.

¿Necesitamos sacerdotes hoy en día?

El Nuevo Testamento responde claramente a esta pregunta diciendo que ya no necesitamos sacerdotes, pues Cristo es nuestro perfecto Sumo Sacerdote.

Así, el sistema sacerdotal del Antiguo Testamento era provisional y debía terminar con la venida del Mesías prometido.

El autor del libro de los Hebreos fue el que más habló de esto, destacando especialmente la superioridad del Sacerdocio de Cristo sobre el sacerdocio de la Ley, de modo que el sacerdocio hebreo no era eficaz para expiar los pecados, sino que sólo servía para señalar el Sacerdocio de Cristo, que es perfecto y plenamente capaz, pues Él es Sumo Sacerdote para siempre (Hebreos 7).

A los que argumentaban que Jesús no podía ser sacerdote porque no pertenecía al linaje de Aarón, el escritor de la epístola recurrió a la figura de Melquisedec; un tipo de sacerdote anterior a la Ley que tipificaba el Sacerdocio definitivo de Cristo.

De ahí la expresión «Sacerdote según el orden de Melquisedec», tomada del salmo mesiánico de David (Salmo 110:4). Esta expresión muestra que desde el principio, incluso antes de Aarón, Cristo ya era el mediador.

Por lo tanto, ¡Cristo es el único intermediario! No es necesario que nadie complete su función, pues su sacrificio fue perfecto y definitivo (Hebreos 7:27). Aquí también vale la pena recordar que el sacerdocio histórico dentro de la religión judía, incluyendo el sistema de sacrificios, finalmente cesó después de la destrucción de Jerusalén y el Templo en el año 70 d.C.

Vea también: ¿Qué es el Lugar Santísimo en la Biblia?

El sacerdocio de la Iglesia

El Antiguo Testamento nos muestra que el pueblo de Israel debía ser un reino de sacerdotes (Éxodo 19:5-6; Levítico 11:44-45; Números 15:40), objetivo y promesa que se cumple en la Iglesia del Nuevo Testamento, que por obra de Cristo fue convertida en un «real Sacerdocio», como lo designa el apóstol Pedro en su epístola (1 Pedro 2:9).

De este modo, todo auténtico cristiano es hecho sacerdote en Cristo; no en el sentido intermedio, representativo y sacrificial, pues la obra redentora del Sumo Sacerdote que es Cristo es definitiva y eficaz; sino en el sentido de tener una relación directa con Dios por la reconciliación en Cristo y por la obra santificadora del Espíritu Santo que capacita a los redimidos para vivir una vida santa según la voluntad del Señor.

Es decir, que hoy en día no necesitamos un Pastor ungido o un Cura Católico, ni líder de Iglesia Cristiana que medie o intervenga por los creyentes, porque hoy gracias a la obra redentora de nuestro gran Sumo Sacerdote Cristo, tenemos acceso al Padre por medio de su sangre a través de nuestras oraciones.

Te recomendamos el siguiente video, para profundizar más sobre los sacerdotes y levitas.

Te puede interesar:

Filipenses 4:13 Explicación Todo lo puedo en Cristo

El versículo que vamos a estudiar en el presente artículo es uno de los más famosos en toda la Biblia, ...
Leer Más
2 Corintios 12 9 Explicación Bástate mi gracia

2 Corintios 12:9 Explicación Bástate mi gracia

Cuando estudiamos la vida del apóstol Pablo, observamos que fue un instrumento usado por Dios de maneras sobrenaturales, pero que ...
Leer Más
Cuándo nació Jesús según la Biblia fue en navidad

¿Cuándo nació Jesús según la Biblia, fue en navidad?

La fecha exacta del nacimiento de Jesús es algo que siempre suscita debates e investigaciones y por lo general, el ...
Leer Más
Puede el cristiano tener un árbol de Navidad

¿Puede el cristiano tener un árbol de Navidad?

El árbol de Navidad con luces y adornos se convierte en la temporada de fin de año en la pieza ...
Leer Más
Cuál es el significado de la Navidad según la Biblia

¿Cuál es el significado de la Navidad según la Biblia?

La reconocida celebración de la Navidad es como todos lo saben, una fiesta celebrada el 25 de diciembre todos los ...
Leer Más
Deben los cristianos celebrar la Navidad

¿Debe el cristiano celebrar la Navidad?

Celebrar o no la navidad es un tema que genera bastantes diferencias entre los creyentes especialmente en nuestra actualidad debido ...
Leer Más
Hola! 😃 Gracia y Paz del Señor.

Puedes suscribirte a nuestro boletín para recibir actualizaciones sobre nuestros últimos artículos bíblicos.