¿Quién era el profeta Elías en la Biblia?

El profeta Elías es uno de los hombres más conocidos de la Biblia, citado tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, su historia desempeña un papel muy activo en la narración bíblica.

Así que, en este estudio, aprenderemos todo lo que la Biblia dice sobre Elías, por tanto, acompañanos en la lectura de este artículo, te aseguramos que vas a aprender cosas muy importantes en la vida de este profeta de forma resumida, completa y sencilla.

Elías era un profeta conocido por haber realizado grandes hazañas en nombre del Señor. Elías vivió durante el reinado de Acab, y su historia se cuenta en la Biblia en el primer libro de Reyes. De acuerdo a las escrituras, por la acción del profeta cayó fuego del cielo.

Relacionado: ¿Por qué huyó Elías a la cueva?

La historia de Elías

El profeta Elías vivió aproximadamente en el siglo IX antes de Cristo, durante los reinados de Acab y Ocozías, en el reino del norte. Recuerda que en su época el pueblo de Israel se había dividido en dos reinos. Judá era el reino del sur con su capital en Jerusalén, e Israel era el reino del norte con su capital en Samaria.

La Biblia no revela nada sobre la vida personal y familiar del profeta Elías. Solo sabemos que era un tisbita que vivía en la tierra de Galaad, al este del río Jordán. El nombre Elías significa «Jehová es Dios».

Vea también: ¿Cuáles fueron los hombres que vivieron más años en la Biblia?

El Ministerio del Profeta Elías

El ministerio del profeta Elías se describe en la Biblia en los libros de 1 y 2 Reyes (1 Reyes 17 hasta 2 Reyes 2). Su ministerio comienza sin mucha presentación, y termina con la descripción de su ascensión al cielo.

Elías profetizó en un momento muy difícil de la historia del pueblo de Israel desde el punto de vista religioso. En la época de Elías, el reino del norte había alcanzado su mejor posición económica desde que se produjo la separación del reino tras la muerte de Salomón.

En la época del profeta Elías vivió Acab con Jezabel, hija de Et-baal, rey de los sidonios. Esta pareja introdujo en Israel el culto al dios Baal de Tiro y Sidón. Acab incluso se encargó de construir un templo a Baal en Samaria (1 Reyes 16:32).

En este contexto turbulento de idolatría y paganismo, Elías fue llamado a servir como portavoz de Dios. Se le encomendó la responsabilidad de recordar a los israelitas que eran el pueblo del Señor.

El ministerio de Elías puede organizarse en seis grandes episodios:

  1. La advertencia sobre la inminente sequía y su aislamiento;
  2. La lucha en el Monte Carmelo donde se enfrentó a los profetas de Baal;
  3. La huida a Horeb;
  4. El episodio de Nabot;
  5. La profecía sobre Ocozías;
  6. Su traslado al cielo.

A continuación, conoceremos los detalles más importantes de cada uno de estos seis episodios que marcaron el ministerio del profeta Elías.

Donar Holybiblia Paypal

Elías profetiza una gran sequía

En 1 Reyes 17, tenemos el registro, sin ninguna introducción, de las actividades del ministerio del profeta Elías. En ese momento, el profeta Elías anunció que habría una gran sequía.

Debemos recordar que Baal era el dios de la vida y la fertilidad. Por lo tanto, dicha sequía representaba un ataque directo a la supuesta capacidad de este ídolo para controlar las condiciones meteorológicas.

Quién era el profeta Elías en la Biblia 1 Reyes 17-1

Después de esta profecía, Elías recibió recomendaciones divinas para que se retirara al este, escondiéndose junto al arroyo de Querit. En este lugar, Elías fue sostenido milagrosamente. El agua procedía del propio arroyo, y el pan y la carne los traían los cuervos (1 Reyes 17:2-6).

Te puede interesar: ¿Quién es el Anticristo según la Biblia?

La viuda de Sarepta

Después de que el arroyo se secara a causa de la grave sequía, Elías recibió instrucciones de ir a Sarepta, que es de Sidón. Allí sería mantenido por una viuda (1 Reyes 17:9).

Uno podría imaginar, que la viuda sería una persona que tendría para sustentarlo, sin embargo, la secuencia del texto bíblico revela la precaria situación en la que vivía aquella mujer (1 Reyes 17:10-12).

De manera milagrosa y providencial, Dios multiplicó la reserva de harina y aceite de la viuda hasta que la lluvia cayó sobre la tierra (1 Reyes 17:14). Todavía en el mismo capítulo, tenemos el registro de la enfermedad que golpeó y mató al hijo de la viuda.

La expresión «¿Qué tengo yo que ver contigo, oh hombre de Dios?» muestra que la mujer asoció la visita del profeta Elías con la enfermedad de su hijo. Pensó que la presencia del profeta como hombre de Dios, había llamado la atención divina sobre su pecado (1 Reyes 17:18).

Ese acontecimiento serviría como gran prueba de la identidad de Elías como profeta del Señor. Elías oró a Dios y el hijo de la viuda volvió a la vida (1 Reyes 17:19-22).

Vea también: Los milagros de Jesús en la Biblia

Elías y los profetas de Baal en el Monte Carmelo

Durante el período de la sequía profetizada por Elías, la hambruna golpeó a Samaria. Durante este período, Jezabel hizo matar a los profetas del Señor. Sin embargo, había un hombre llamado Abdías, un oficial de Acab, que consiguió esconder a algunos profetas. Abdías también fue el encargado de mediar en un encuentro entre Elías y Acab.

Acab culpó a Elías de la miseria de Israel, pero el profeta dejó claro que él y su familia eran los verdaderos culpables. Habían pecado contra el Señor, especialmente por la idolatría (1 Reyes 18:17,18). Entonces el profeta Elías convocó a todo Israel al Monte Carmelo. Allí se enfrentaría a los profetas de Baal apoyados por Jezabel.

Los 450 profetas de Baal y los 400 profetas de Asera subieron a la montaña. Allí debían presentarse dos sacrificios, uno por parte de los paganos y otro por parte del profeta del Señor. Nadie podía quemar los sacrificios, pues el fuego debía venir sobrenaturalmente. El verdadero Dios sería el que quemaría el sacrificio.

Los profetas de Baal hicieron todo lo que pudieron, pero no pasó nada. Elías preparó entonces el altar del Señor, que estaba roto, y les pidió que echaran agua bajo el holocausto. El profeta Elías clamó al Señor, y Dios respondió con fuego que consumió el holocausto (1 Reyes 18:23-38).

Todo el pueblo de Israel reconoció que «Jehová es Dios». Ese día los profetas de Baal fueron asesinados y una gran lluvia cayó sobre Israel. El período de sequía había llegado a su fin, tal como había anunciado Elías (1 Reyes 18:40-41).

En este episodio también encontramos otra demostración del poder de Dios en la vida del profeta Elías. Fue capaz de correr por delante del carro de Acab hasta Jezrel. Esto representaba una distancia de 30 a 35 kilómetros desde donde estaban (1 Reyes 18:46).

Te puede interesar: La historia de David en la Biblia

La huida a Horeb

Tras ser amenazado por Jezabel, Elías huyó hacia el sur. Este fue un momento de profunda angustia en la vida del profeta. Incluso deseó la muerte (1 Reyes 19:1-4). Sin embargo, fue alimentado divinamente con pan y agua y se le indicó que siguiera su camino hacia Horeb, el monte de Dios. La caminata duró cuarenta días y cuarenta noches, y el profeta se sostenía sólo con la comida que había ingerido.

El monte Horeb era el lugar donde el Dios se había dado a conocer a Moisés. Esto indica que el regreso de un profeta leal a Dios a ese lugar era muy significativo.

En el monte Horeb Dios dio una nueva visión e instrucciones al profeta Elías. Allí se le asignaron tres tareas:

  • Ungir a Jazael como rey de Siria;
  • Ungir a Jehú como rey de Israel;
  • Ungir a Eliseo como su sucesor.

Cabe mencionar que la comisión sobre Jazael y Jehú fue complementada por Eliseo, ya que la ascensión de ambos a los tronos de Siria e Israel respectivamente se registra en el ministerio de Eliseo.

Vea también: ¿Qué significa tu vara y tu cayado me infundirán aliento?

El profeta Elías y la viña de Nabot

En 1 Reyes 21, encontramos otro gran enfrentamiento entre el profeta Elías y la familia real. Jezabel había planeado la ejecución de Nabot, que no quería ceder su viña a favor de Ajab.

Además, habían ignorado el derecho a la herencia de la tierra que estaba garantizado en la nación de Israel. El profeta Elías anunció el juicio divino sobre Acab y Jezabel, dando detalles de su muerte y advirtiendo que su casa sería destruida.

Como Acab se arrepintió, el Señor pospuso la destrucción de su dinastía por una generación (1 Reyes 21:29), pero Acab y Jezabel tuvieron muertes deshonrosas según la profecía (1 Reyes 22:37,38; 2 Reyes 9:10,34-37).

Te puede interesar: ¿Quiénes fueron Aquilla y Priscila?

La profecía contra Ocozías

Ocozías subió al trono de Israel, sucediendo a Acab, su padre (1 Reyes 22:52). En una ocasión, Ocozías sufrió un accidente que lo dejó lisiado. Enseguida intentó buscar la ayuda del dios pagano, irónicamente llamado Baal-Zebud, que significa «Señor de las Moscas». Se trata de un juego de palabras que ridiculiza el nombre Baal-Zebul, que significa «Señor, el Príncipe».

Ocozías deseaba saber si podría recuperarse de su problema. Pero Elías interceptó a los mensajeros de Ocozías y les ordenó que regresaran al rey advirtiéndole que había ignorado al Dios de Israel y que seguramente moriría.

Asqueado, Ocozías dio órdenes de que se arrestara al profeta Elías. Envió a un capitán con cincuenta soldados a reunirse con Elías, que estaba en la cima de la montaña. Sin embargo, todos fueron finalmente consumidos por el fuego que bajó del cielo.

Ocozías envió a otro capitán con cincuenta soldados, y también fueron consumidos por el fuego. Insistente, Ocozías envió a otro capitán con sus soldados. Este último capitán subió al encuentro de Elías y rogó por su vida y la de sus soldados.

El profeta Elías le acompañó entonces y se presentó ante el rey para entregarle su mensaje en persona. Tal como Elías había profetizado, Ocozías no se recuperó y murió (2 Reyes 1).

Vea aquí ¿Es pecado jugar fútbol en la Biblia?

Elías es llevado al cielo

El final del ministerio de Elías se registra en 2 Reyes 2. Eliseo, y algunos otros profetas, se dieron cuenta de que el ministerio del profeta Elías estaba llegando a su fin, y que los dejaría. Unas cuantas veces Elías trató de distanciarse, pero Eliseo insistió en acompañarlo.

Es importante recordar que Eliseo ya había sido llamado a suceder al profeta Elías (1Reyes 19:16,19-21). Elías y Eliseo fueron a varios lugares juntos. Después de un milagro realizado en el Jordán que dividió sus aguas, Eliseo pidió una doble porción del espíritu de su amo.

Esto era una referencia al derecho de primogenitura practicado en las familias israelitas. En Israel, el hijo primogénito recibía una doble porción de la herencia familiar. Además, tenía derecho a suceder al patriarca de la casa (Génesis 25:31; Deuteronomio 21:17).

En otras palabras, Eliseo deseaba convertirse en el principal heredero espiritual de Elías. No quería precisamente ser el doble de «poderoso» que el profeta, como muchos imaginan.

Te puede interesar: ¿Qué dice la Biblia sobre el dinero?

Elías en el Antiguo Testamento

Además de los libros de 1 y 2 Reyes donde se recoge su historia, el profeta Elías aparece en otras dos referencias del Antiguo Testamento. En 2 Crónicas 21:12-15 tenemos noticia de que Elías envió una carta al rey de Judá, Joram. Conviene recordar que el ministerio de Elías se centró principalmente en el reino del norte.

Joram había sucedido a su padre, el rey Josafat, y fue reprendido por decidir seguir el modelo idólatra de los reyes del reino del norte (Israel), ignorando el camino del temor y la obediencia a Dios, y distanciándose de lo que habían hecho Asá y Josafat.

También hay una referencia a Elías en Malaquías 4:5. Se menciona al profeta como precursor del «grande y terrible Día del Señor». Algunos creen que esta profecía conecta a Elías con los dos testigos del Apocalipsis. Sin embargo, el propio Jesús indicó que se trata de una referencia al ministerio de Juan el Bautista (Mateo 17:10-13; Marcos 9:11-13; Lucas 1:13,17). Particularmente creo que esta última interpretación es la más coherente con el texto bíblico.

El Antiguo Testamento menciona a otros tres hombres con el mismo nombre que Elías. El primero era un benjamita (1 Crónicas 8:27-28). Los otros dos eran un sacerdote y un hijo de sacerdote que se casaron con mujeres gentiles (Esdras 10:21,26).

Vea también: ¿Qué significa Lirio de los Valles según la Biblia?

El profeta Elías en el Nuevo Testamento

Elías se menciona varias veces en los libros del Nuevo Testamento, principalmente en relación con la identificación de su ministerio con el de Juan el Bautista.

Sin embargo, la mención más extraordinaria de Elías en el Nuevo Testamento se encuentra en el episodio de la transfiguración de Jesús. El profeta apareció con Moisés al lado de nuestro Señor (Mateo 17:1-3; Marcos 9:4).

En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo citó al profeta Elías (Romanos 11:2-4), y Santiago, en su epístola, también mencionó al profeta al hacer una exposición sobre la importancia de la oración (Santiago 5:17-18).

Si quieres conocer más sobre la vida del profeta Elías en la Biblia te recomendamos el siguiente video.

Te puede interesar:

Filipenses 4:13 Explicación Todo lo puedo en Cristo

El versículo que vamos a estudiar en el presente artículo es uno de los más famosos en toda la Biblia, ...
Leer Más
2 Corintios 12 9 Explicación Bástate mi gracia

2 Corintios 12:9 Explicación Bástate mi gracia

Cuando estudiamos la vida del apóstol Pablo, observamos que fue un instrumento usado por Dios de maneras sobrenaturales, pero que ...
Leer Más
Cuándo nació Jesús según la Biblia fue en navidad

¿Cuándo nació Jesús según la Biblia, fue en navidad?

La fecha exacta del nacimiento de Jesús es algo que siempre suscita debates e investigaciones y por lo general, el ...
Leer Más
Puede el cristiano tener un árbol de Navidad

¿Puede el cristiano tener un árbol de Navidad?

El árbol de Navidad con luces y adornos se convierte en la temporada de fin de año en la pieza ...
Leer Más
Cuál es el significado de la Navidad según la Biblia

¿Cuál es el significado de la Navidad según la Biblia?

La reconocida celebración de la Navidad es como todos lo saben, una fiesta celebrada el 25 de diciembre todos los ...
Leer Más
Deben los cristianos celebrar la Navidad

¿Debe el cristiano celebrar la Navidad?

Celebrar o no la navidad es un tema que genera bastantes diferencias entre los creyentes especialmente en nuestra actualidad debido ...
Leer Más
Hola! 😃 Gracia y Paz del Señor.

Puedes suscribirte a nuestro boletín para recibir actualizaciones sobre nuestros últimos artículos bíblicos.