¿Qué dice la Biblia sobre el dinero?

Entender lo que la Biblia dice realmente sobre el dinero es esencial para definir si será un instrumento de bendición o de maldición en nuestras vidas. Como administradores de nuestras finanzas, podemos glorificar a Dios o desagradarlo.

Uno de los grandes problemas para el cristiano, es que el dinero ha tomado un lugar muy importante en su vida. De hecho, para algunos se ha convertido en un dios que ocupa un lugar privilegiado en sus corazones, pero, ¿Qué dice la biblia sobre el dinero?

La Biblia dice sobre el dinero que amarlo es la raíz de todos lo males y que muchas personas al codiciarlo se han desviado de la fe en Dios y por hacerlo han tenido terribles consecuencias y sufrimientos (1 Timoteo 6:10).

Vea también: ¿Debe el cristiano diezmar en la actualidad?

¿Qué dice la biblia sobre la administración del dinero?

Lo primero que hay que tener en cuenta cuando hablamos del dinero en la Biblia, es la verdad de que la Palabra de Dios nos enseña que todo lo que tenemos viene del Señor y le pertenece. El salmista lo explica diciendo: «Del Señor es la tierra y todo cuanto hay en ella, el mundo y cuantos lo habitan» (Salmo 24:1).

Por tanto, debe ser claro para todas las personas, que según la Biblia, no somos dueños de nada de lo que tenemos, ni siquiera del dinero, sino que solo somos administradores de lo que Dios nos ha dado.

Entender esta enseñanza bíblica es fundamental debido a nuestra naturaleza pecadora que siempre busca la primera oportunidad para desviar la gloria de Dios y transgredir sus mandamientos.

Vea también: ¿Cuáles son los 10 mandamientos?

La mayordomia del cristiano en relación con el dinero

Cuando entendemos que Dios es el dueño de todo lo que poseemos, entonces se hace más difícil caer en el error de presumir lo que tenemos. Si tenemos algo o no, todo es por la misericordia y la bondad de Dios, y depende de nosotros estar gozosos y felices con lo que tenemos (1 Timoteo 6:8).

Qué dice la Biblia sobre el dinero 1 Timoteo 6-10

Este principio bíblico de la mayordomía cristiana también nos lleva a enfrentarnos a las falsas enseñanzas que se han ido extendiendo. Especialmente en lo que respecta a la administración de las finanzas, las teologías no bíblicas se han hecho cada vez más populares en los últimos tiempos, como la Teología de la Prosperidad y su hermana menor, la llamada Teología del Coaching.

En general, estas teologías son humanistas y sitúan al hombre en un lugar que no le corresponde. La Teología de la Prosperidad, por ejemplo, invierte los papeles del hombre y de Dios; es decir, en lugar de que el hombre sea el siervo de Dios, Dios se convierte en el siervo del hombre para servir a sus necesidades materiales ególatras y egoístas.

La Teología del Coaching predica que el hombre es dueño de sí mismo y que con la conciencia adecuada puede llegar a ser dueño de su propio destino y controlar absolutamente todos los ámbitos de su vida con autonomía, incluidas las finanzas. Por supuesto, estas enseñanzas son malas y solo buscan quitar al Señor de su lugar y entronizar al hombre.

Vea también: Versículos de la Biblia sobre diezmos y ofrendas

Donar Holybiblia Paypal

¿Cómo debemos tratar el dinero según la Biblia?

El dinero es un intrumento necesario para nuestra vida en este mundo. Necesitamos dinero para mantener a nuestras familias, promover la obra del Señor en la tierra y ayudar a los pobres y necesitados. Pero para que todo esto se haga de manera que agrade a Dios, necesitamos aplicar algunos principios bíblicos sobre el dinero.

1. El dinero debe ganarse con trabajo

Debemos ganar nuestro dinero trabajando honestamente. El trabajo es el medio por el cual podemos obtener los recursos financieros que necesitamos (2 Tesalonicenses 3:10-12). Una vida de vagancia y ociosidad no es aprobada por Dios. De hecho el Señor dijo desde al Antiguo Testamento que era necesario ganarnos nuestra vida con el sudor de nuestra frente.

2. El dinero no debe ser fruto del enriquecimiento ilícito

En consecuencia, en segundo lugar, nunca debemos tratar de ganar dinero involucrándonos en cosas ilícitas. La Biblia condena claramente cualquier medio de enriquecimiento fácil que no sea el trabajo honrado (Santiago 5:1-6).

Vea también: ¿Debe tener un cristiano deudas?

3. La gestión del dinero incluye la planificación

Una buena administración de las finanzas requiere una cuidadosa planificación sobre cómo gastar el dinero que recibimos.

La Biblia nos aconseja no malgastar los recursos financieros que Dios nos da en cosas innecesarias (Isaías 55:1-2).

El objetivo principal del dinero que Dios nos permite ganar es que sirva para el cuidado de nuestras familias, y esto requiere mucha responsabilidad (1 Timoteo 5:8).

Vea también: Estudio Bíblico sobre la fe en la Biblia

4. El dinero debe invertirse con prudencia

Al igual que debemos gastar el dinero con cuidado, también debemos invertirlo con prudencia.

Antes de intentar construir algo con el dinero o invertirlo en algunas cosas, debemos calcular muy bien todos los riesgos y posibilidades. El que invierte sin planificar, cuando no puede terminar su obra o la deja inconclusa queda en ridículo (Lucas 14:28-30).

Vea también: ¿Qué dice la Biblia sobre la Enfermedad?

5. El ahorro forma parte de los principios bíblicos sobre el dinero

En quinto lugar, no hay una buena administración de las finanzas sin una conciencia de ahorro.

La Biblia destaca la importancia de ahorrar recursos. El sabio es el que ahorra, pero el necio es el que consume todos los recursos de forma incontrolada (Proverbios 21:20), por tanto, antes de endeudarse, el principio del creyente es que cuando tenga disponibilidad de ahorro, pueda hacerlo.

6. No te dejes engañar por el dinero

El cristiano nunca debe engañarse con el dinero. No debemos cometer el mismo error que los creyentes de Laodicea, que decían: «Soy rico y me he enriquecido, y no tengo necesidad de nada» (Apocalipsis 3:17).

La gente así está tan engañada con sus riquezas que no se da cuenta de la magnitud de su estado de miseria.

7. Tener cuidado con la codicia y avaricia

Manejar el dinero según las normas bíblicas debería alejarnos de la avaricia. La Biblia denuncia claramente al avaro. Aunque poseer dinero no es malo, amar el dinero es un pecado terrible.

La Palabra de Dios dice que el amor al dinero es la raíz de todo mal (1 Timoteo 6:10). Además, el amor al dinero es tan peligroso que pronto hace que uno esté sirviendo a Mamón en lugar de a Dios (Mateo 6:24). Amar el dinero es idolatría.

Vea también: Mateo 6:33 Más buscad primeramente el reino de Dios

8. Pague sus deudas y compromisos financieros

Alguien que administra su dinero según los principios bíblicos entiende que es esencial cumplir con todos sus compromisos financieros.

Esto incluye el pago de las deudas, el pago de los impuestos, el cuidado del prójimo y los compromisos que fe que ha hecho con el Señor y la difusión del Evangelio para la expansión del Reino de Dios en la tierra (Mateo 25:31-46; Romanos 13:7; Santiago 1:27).

9. El buen administrador sabe que todo pertenece al Señor

Debemos tener siempre presente que todo lo que tenemos pertenece al Señor. Como ya se ha dicho, Dios es el dueño de todo lo que poseemos. Por lo tanto, debemos agradecerle las bendiciones que nos da; debemos dedicarle nuestras posesiones; y debemos utilizar todos los recursos que nos da para alabar su gloria (1 Crónicas 29:11,12; Proverbios 3:9,10).

Cuidar adecuadamente el dinero a la luz de la Biblia es fundamental para tener una vida equilibrada en esta tierra y disfrutar de las bendiciones del Señor.

Si quieres profundizar más sobre ¿Qué dice la Biblia sobre el dinero y la prosperidad?, te recomendamos el siguiente video.

Te puede interesar:

¿Por quién debe votar un cristiano?

¿Por quién debe votar un cristiano?

Una pregunta importante que debemos resolver a la luz de la Sagradas Escrituras es por quién debe votar un cristiano ...
Leer Más
Es pecado pedir dinero prestado según la Biblia

¿Es pecado pedir dinero prestado según la Biblia?

En la actualidad es muy común tener acceso al préstamo, desde una entidad bancaría hasta personas que viven de la ...
Leer Más
Es pecado usar métodos anticonceptivos según la Biblia

¿Es pecado usar métodos anticonceptivos según la Biblia?

Lo primero que debemos entender es que las Escrituras no tratan específicamente sobre el control de la natalidad. Este tema ...
Leer Más
Es pecado hacerse a una cirugía plástica según la Biblia

¿Es pecado hacerse una cirugía plástica según la Biblia?

Para nadie es un secreto que la cirugía plástica abunda en latinoamérica y que a pesar del costo y los ...
Leer Más
Es pecado Dudar de Dios

¿Es pecado Dudar de Dios?

Es común ver personas que dudan del obrar de Dios. A menudo nos encontramos en situaciones tan difíciles que comenzamos a ...
Leer Más
Es pecado Ver Televisión

¿Es pecado Ver Televisión según la Biblia?

Hoy en día muy pocos cristianos están en contra de la televisión, de hecho, en las iglesias locales, a los ...
Leer Más