¿Es pecado pedir dinero prestado según la Biblia?

En la actualidad es muy común tener acceso al préstamo, desde una entidad bancaría hasta personas que viven de la usura, el préstamo es una de las opciones que hoy en día tiene la mayoría de personas para resolver sus proyectos o dificultades económicas.

La opción del crédito para los cristianos puede ser algo muy tentador, debido a la necesidad actual de conseguir cosas rapidamente, pero hay que tener mucho cuidado. En el presente artículo estudiaremos lo que dice la Biblia sobre pedir prestado y sobre el prestar, así que acompáñanos en la lectura.

La Biblia no menciona que pedir un préstamo con interes sea pecado, sin embargo, el cristiano debe comprender las implicaciones y peligros de este compromiso, debido a que el deudor se convierte en esclavo del acreedor (Proverbios 22:7).

Relacionado: ¿Qué dice la Biblia sobre el dinero?

¿Qué dice la Biblia sobre pedir préstamos?

La Biblia habla de prestar dinero y de pedir prestado, destacando siempre la importancia de la precaución y la sabiduría que deben estar presentes en este proceso.

Si el deudor (aquel que pide prestado) no actúa de forma correcta, corre el riesgo de meterse en grandes dificultades, mientras que el prestamista puede verse tentado a asumir un comportamiento opresivo o codicioso que la Biblia no aprueba.

En los textos bíblicos, las palabras «préstamo», «prestar» y «tomar prestado» significan básicamente lo mismo que en nuestros días. Sin embargo, estas palabras transmiten una idea clara de la responsabilidad que acompaña el acto de pedir prestado.

En ese sentido, estas palabras comunican la unión o «entrelazado» que sostienen el deudor y el acreedor en un sentido de compromiso serio.

Así, de acuerdo a la Palabra de Dios, pedir prestado o prestar a alguien implica mucho más que recibir o entrergar un dinero, sino que implica toda la relación personal hasta que la deuda sea saldada.

Te puede interesar: ¿Debe el cristiano dar el diezmo según el Nuevo Testamento?

¿Prohíbe la Biblia pedir dinero prestado hoy en día?

La Biblia revela varios principios tanto en el Antiguo, como en el Nuevo Testamento acerca del pedir dinero prestado. Y hace algunas advertencias severas con respecto a la forma de manejar las finanzas por parte del creyente.

A la hora de pedir un préstamo, el cristiano debe analizar si es realmente necesario, y no pedir un préstamo que no pueda pagar. Una vez el creyente tenga un préstamo, debe devolver lo que adeuda (Romanos 13:7-8).

Romanos 13:8 Es pecado pedir dinero prestado según la Biblia

La Biblia no prohíbe específicamente que un cristiano haga un préstamo, sin embargo, el Apóstol Pablo escribió que el creyente no debe tener deudas con nadie, es decir, que en caso de endeudarse, es obligación del creyente pagar toda la deuda lo más pronto posible.

Las deudas son muy peligrosas para un creyente, de hecho la Biblia declara que cuando alguien pide un préstamo, el deudor es esclavo del acreedor hasta quedar libre de la deuda (Proverbios 22:7), por tanto, el cristiano debe estar apercibido de esta situación y considerar endeudarse o no.

Vea aquí: ¿Es pecado Dudar de Dios?

¿Prohíbe la Biblia prestar dinero hoy en día?

Como seguidores de Cristo, los creyentes deben mostrar en la medida que sus condiciones lo permitan amor con los necesitados.

El cristiano tiene libertad en el Señor para prestar dinero, sin embargo, debe hacerlo principalmente sobre la base de la generosidad, y no por la codicia de obtener alguna ventaja financiera bajo la penuria de otro.

El Rey David en el Salmo 15 dijo acerca de los hombres que hacen la voluntad de Dios que «prestan dinero sin ánimo de lucro» (Salmo 15:5); es decir, cristianos que prestan dinero más por apoyar a los hermanos en Cristo, un familiar o amigo que por recibir una ganancia económica.

Te puede interesar: ¿Qué es la Ley del Levirato?

¿Cómo eran los préstamos en tiempos bíblicos?

El Señor desde el Antiguo Testamento por medio de Moisés instauró diversas leyes humanitarias entre las cuales se encontraban los préstamos, así, el pueblo de Israel podía realizar préstamos bajo algunas condiciones específicas.

Relacionado: ¿Cuáles son los 10 Mandamientos de la Biblia?

Para el pueblo de Israel, los préstamos debían tener una finalidad sin ánimo de lucro. En otras palabras, los israelitas podían prestar a los pobres y necesitados, pero sin ningún tipo de interés sobre el dinero prestado (Éxodo 22:25; Levítico 25:35-37; Deuteronomio 15:10; 23:19).

Entonces, el israelita que prestaba a los pobres, sólo debía esperar la recompensa del Señor. Porque el Señor dice que «Servir al pobre es hacerle un préstamo al Señor; Dios pagará esas buenas acciones.» (Proverbios 19:17).

Por otra parte, en cuando a prestar dinero a los extranjeros, el Señor no prohibía cobrar intereses (Deuteronomio 15:3; 23:20).

Por otra parte, en el Nuevo Testamento se puede observar que existían los préstamos de dinero a interés dentro de la economía judía y romana. De hecho, podemos observar que el Señor Jesucristo incluso usó en varias de sus parábolas la idea de prestar dinero con interés (Mateo 25:27; Lucas 19:23).

Relacionado: La Parábola de los Talentos y su significado

En conclusión, ¿Debe el cristiano pedir préstamos?

Aunque realmente la mayoría de las personas y cristianos en la actualidad poseen deudas con entidades bancarias, conocidos, familiares o amigos, es necesario considerar lo que la Biblia enseña al respecto.

Solicitar un préstamo dependerá de el nivel de confianza y depencia tuya en el Señor, porque el Señor conoce todas las necesidades de sus hijos. Sin embargo, hoy en día la impaciencia (fruto de la carne) es uno de los sentimientos que dominan al creyente y lo llevan a tomar decisiones equivocadas sobre los préstamos.

Relacionado: ¿Cuáles son los frutos del Espíritu Santo?

Si estás pensando en tomar un préstamo, antes de tomar la decisión debes poner delante del Señor tu necesidad, porque el Señor es tu proveedor (Filipenses 4:19); sin importar si el préstamo es para alquilar la casa, comprar un auto, comprar una casa o simplemente para comprar ropa, analiza tu capacidad de pago, pero sobre todo analiza si es la voluntad de Dios.

Recuerda, cuando adquieres un préstamo, bíblicamente te estás conviertiendo en esclavo de tu acreedor hasta que pagues la deuda; el Señor nos ha llamado a libertad, ¿Quieres convertirte en un esclavo?

Síguenos en:

Te puede interesar:

¿Por quién debe votar un cristiano?

¿Por quién debe votar un cristiano?

Una pregunta importante que debemos resolver a la luz de la Sagradas Escrituras es por quién debe votar un cristiano ...
Leer Más
Es pecado pedir dinero prestado según la Biblia

¿Es pecado pedir dinero prestado según la Biblia?

En la actualidad es muy común tener acceso al préstamo, desde una entidad bancaría hasta personas que viven de la ...
Leer Más
Es pecado usar métodos anticonceptivos según la Biblia

¿Es pecado usar métodos anticonceptivos según la Biblia?

Lo primero que debemos entender es que las Escrituras no tratan específicamente sobre el control de la natalidad. Este tema ...
Leer Más
Es pecado hacerse a una cirugía plástica según la Biblia

¿Es pecado hacerse una cirugía plástica según la Biblia?

Para nadie es un secreto que la cirugía plástica abunda en latinoamérica y que a pesar del costo y los ...
Leer Más
Es pecado Dudar de Dios

¿Es pecado Dudar de Dios?

Es común ver personas que dudan del obrar de Dios. A menudo nos encontramos en situaciones tan difíciles que comenzamos a ...
Leer Más
Es pecado Ver Televisión

¿Es pecado Ver Televisión según la Biblia?

Hoy en día muy pocos cristianos están en contra de la televisión, de hecho, en las iglesias locales, a los ...
Leer Más