La historia del apóstol Pablo: ¿Quién era Pablo de Tarso?

Pablo de Tarso, el apóstol Pablo, es sin duda uno de los personajes bíblicos más conocidos por todos los cristianos. Sin embargo, su historia es lo suficientemente extraordinaria, que es necesario conocerla al detalle, para observar todo lo que Dios hizo con este hombre conocido como el apóstol de los gentiles.

Pablo para muchos creyentes es considerado como el mayor líder del cristianismo. Por tanto, en este artículo conoceremos mejor su historia, así que continúa leyendo para conocer la increíble historia de este personaje bíblico.

Pablo fue un apóstol de Cristo, es reconocido como uno de los mayores predicadores del evangelio de Cristo de toda la historia. Autor de trece epístolas del Nuevo Testamento. Antes de convertirse al cristianismo era conocido como Saulo y perseguía a la Iglesia del Señor.

Relacionado: ¿Por qué Pablo es el Apóstol de los Gentiles?

Biografía del apóstol Pablo

Pablo, el nombre romano de Saulo, nació en Tarso, en Cilicia (Hechos 16:37; 21:39; 22:25). Tarso no era un lugar insignificante (Hechos 21:39), al contrario, era un centro de la cultura griega.

Tarso era una ciudad universitaria que estaba cerca de la costa noreste del mar Mediterráneo. Aunque nació como ciudadano romano, Pablo era un judío de la Dispersión, un israelita circuncidado de la tribu de Benjamín y un miembro celoso del partido de los fariseos (Romanos 11:1; Filipenses 3:5; Hechos 23:6).

La infancia y la adolescencia del apóstol Pablo han sido objeto de gran debate entre los estudiosos. Algunos sostienen que el apóstol Pablo pasó toda su infancia en Tarso, yendo solo durante su adolescencia a Jerusalén.

Otros sostienen que Pablo fue a Jerusalén cuando aún era muy pequeño. En este caso, habría pasado su infancia lejos de Tarso. De hecho, desde su nacimiento hasta su aparición en Jerusalén como perseguidor de los cristianos, según los relatos de los Hechos de los Apóstoles, hay poca información sobre la vida del apóstol Pablo.

Aunque no se sabe con certeza a qué edad salió Pablo de Tarso, sí se sabe con certeza que se educó en Jerusalén bajo la enseñanza del renombrado doctor de la ley, Gamaliel, nieto de Hilel.

Relacionado: ¿Quién fue Gamaliel en la Biblia? La Historia de Gamaliel

Pablo poseía una buena posición social

Pablo tenía un profundo conocimiento de la cultura griega. También hablaba arameo, era heredero de la tradición del fariseísmo, observador estricto de la Ley y más avanzado en el judaísmo que sus contemporáneos (Gálatas 1:14; Filipenses 3:5,6).

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, se puede afirmar que su familia poseía algunos recursos y gozaba de una posición destacada en la sociedad.

Pablo era ciudadano romano

El apóstol Pablo tenía la ciudadanía romana. Sobre esto, él mismo afirma que era ciudadano romano de nacimiento (Hechos 22:28). Probablemente esta afirmación indica que su ciudadanía fue heredada de su padre.

Se calcula que en aquella época al menos dos tercios de la población del Imperio Romano no poseían la ciudadanía romana. No se sabe con certeza cómo obtuvo el padre del apóstol dicha ciudadanía.

Algunas personas importantes y ricas pudieron comprar la ciudadanía (Hechos 22:28). Otros, obtuvieron dicha ciudadanía por prestar algún servicio relevante al gobierno romano. La ciudadanía romana concedía algunos privilegios, entre los que podemos mencionar:

  • La garantía de un juicio ante el César, si se requiere, en casos de acusación.
  • Inmunidad legal a la flagelación antes de la condena.
  • No podía ser sometido a la crucifixión, la peor forma de pena de muerte de la época.

Te puede interesar: ¿Quién fue Filemón en la Biblia? La Historia de Filemón

Saulo de Tarso, el perseguidor

El libro de los Hechos de los Apóstoles relata que cuando Esteban fue apedreado, sus ropas fueron puestas a los pies de Pablo de Tarso (Hechos 7:58).

Después de este episodio de la muerte de Esteban, Pablo de Tarso asumió una posición importante en la persecución de los cristianos. Se le dio autoridad oficial para dirigir las persecuciones. Además, como miembro del consejo del Sanedrín, emitió su voto a favor de la muerte de los cristianos (Hechos 26:10).

La historia del apóstol Pablo ¿Quién era Pablo de Tarso? Hechos 26-10

El propio Pablo afirma que «respiraba con amenazas de muerte contra los discípulos del Señor» (Hechos 9:1). Además de iniciar la persecución en Jerusalén, también pidió cartas al sumo sacerdote para las sinagogas de Damasco.

Su objetivo era llevar a Jerusalén a todo aquel que fuera seguidor de Cristo, tanto hombre como mujer (Hechos 9:2). Pablo perseguía y asolaba a la Iglesia de Dios (Gálatas 1:13). Lo hizo creyendo que estaba sirviendo a Dios y preservando la pureza de la Ley.

Vea también: Jesús sana la suegra de Pedro

La conversión de Pablo de Tarso

Los relatos del libro de los Hechos, y las notas del propio apóstol Pablo en sus epístolas, sugieren una conversión repentina.

Sin embargo, algunos intérpretes sostienen que algunas experiencias a lo largo de su vida deben haberle preparado previamente para ese momento. La experiencia del martirio de Esteban y su campaña de persecución de cristianos casa por casa pueden ser ejemplos de ello (Hechos 8:1-3; 9:1,2; 22:4; 26:10,11).

Lo que realmente se sabe es que Pablo de Tarso partió furioso hacia Damasco con la intención de destruir la comunidad cristiana de esa ciudad. De repente, sucedió algo inesperado, algo que provocó un cambio radical, no solo en la vida de Pablo de Tarso, sino en el curso de la historia.

«En el viaje sucedió que, al acercarse a Damasco, una luz del cielo relampagueó de repente a su alrededor. Él cayó al suelo y oyó una voz que le decía: – Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? –¿Quién eres, Señor? -preguntó. -Yo soy Jesús, a quien tú persigues – le contestó la voz. Levántate y entra en la ciudad, que allí se te dirá lo que tienes que hacer. (Hechos 9:3-6)

Al escribir los Hechos de los Apóstoles, Lucas interpreta la conversión de Pablo de Tarso como un acto milagroso, un momento en el que un enemigo declarado de Cristo se transformó en su apóstol. Los hombres que estaban con Pablo oyeron la voz pero no entendieron las palabras. Se asombraron, pero no pudieron ver a nadie.

Relacionado: ¿Qué es un apóstol? ¿Existen en la actualidad?

El arrepentimiento del Apóstol Pablo

Pablo vio a Cristo resucitado y escuchó sus palabras. Este encuentro fue tan importante para Pablo que la base de su reivindicación de la legalidad de su apostolado se fundamenta en esta experiencia (1 Corintios 9:1; 15:8-15; Gálatas 1:15-17).

Considerando que Pablo de Tarso no había sido uno de los doce discípulos de Jesús, además de haber perseguido a sus seguidores, se hace evidente la necesidad e importancia de la revelación personal de Cristo para Pablo. Esta experiencia transformó profundamente a Pablo de Tarso, como puede comprobarse:

Pablo respondió a la llamada de Cristo: el primer aspecto del cambio en la vida del apóstol Pablo puede verse cuando responde inmediatamente a la voz de Cristo: «Señor, ¿qué quieres que haga?» (Hechos 9:6). Esta pregunta marcó el inicio de su nueva relación con Cristo (Gálatas 2:20).

Vea también: ¿Cuál es el significado de Propiciatorio en la Biblia?

De perseguidor a predicador del Evangelio

El cambio radical que afectó a la vida del apóstol Pablo queda patente en el mensaje que comenzó a predicar en la propia ciudad de Damasco. Esto es realmente impresionante.

Comenzó a predicar el Evangelio en el mismo lugar donde pretendía arrestar a los seguidores de Cristo (Hechos 9:1,2).

Antes de su conversión, Pablo no aceptaba la divinidad de Jesús. Incluso creía que al perseguir a sus seguidores como un animal salvaje, tratando de obligarlos a blasfemar de Jesús, estaba haciendo la voluntad de Dios (Hechos 26:9-11; 1 Corintios 12:3).

Es cierto que veía a Jesús como un impostor. Tras su conversión, su predicación no fue otra que la de anunciar que Jesús es el Hijo de Dios (Hechos 9:20). El Pablo duro, riguroso, amenazante y violento de antaño, tras su conversión, comenzó a mostrar ternura, sensibilidad y amor. Estas características son evidentes en sus obras.

Relacionado: ¿Qué es el amor de Dios?

El inicio del ministerio del apóstol Pablo

Después de su encuentro con Cristo, el apóstol Pablo llegó a Damasco y fue visitado por Ananías. Fue Ananías quien lo bautizó (Hechos 9:17,18). También fue allí, en esa misma ciudad, donde Pablo comenzó su labor evangelizadora.

No hay información detallada sobre los primeros años de su ministerio. Lo que se sabe es que el apóstol Pablo predicó brevemente en Damasco y luego fue a pasar un tiempo en Arabia (Hechos 9:20-22; Gálatas 1:17).

La Biblia no aclara qué hizo allí, ni siquiera en qué lugar concreto de Arabia se quedó. Más tarde, el apóstol Pablo volvió a Damasco, donde su predicación provocó una oposición tan grande que tuvo que huir por su propia vida (2 Corintios 11:32-33).

En ese momento huyó a Jerusalén (Gálatas 1:18). En ese momento había cumplido unos tres años de su conversión. Pablo intentó unirse a los discípulos, pero todos le tenían miedo. Fue entonces cuando Bernabé estuvo dispuesto a presentarle a los líderes de los cristianos. Sin embargo, su estancia en Jerusalén fue muy breve, pues de nuevo los judíos intentaron asesinarle.

Debido a esto, los cristianos decidieron despedir a Pablo, decisión que fue confirmada por el Señor en una visión. Según lo que él mismo afirma en Gálatas 1:18, solo estuvo quince días con Pedro.

Relacionado: Historia del apóstol Pedro: ¿Quién fue Pedro?

Esta información concuerda con el relato de Hechos 22:17-21. Pablo acabó abandonando Jerusalén antes de poder reunirse con los demás apóstoles, y también antes de ser conocido personalmente por las iglesias de Judea. Sin embargo, los creyentes de toda esa región ya estaban escuchando las buenas noticias sobre Pablo.

«Pero en Judea las iglesias de Cristo no me conocían personalmente. Solo habían oído decir: «El que antes nos perseguía ahora predica la fe que procuraba destruir»» (Gálatas 1:22-23).

El silencio en Tarso y el trabajo en Antioquía

Poco después, el apóstol Pablo fue enviado a su ciudad natal, Tarso. Allí pasó un periodo de silencio de unos diez años. Aunque estos años se conocen como el periodo de silencio del ministerio del apóstol Pablo, es probable que fundara algunas iglesias en esa región. Los estudiosos sugieren que las iglesias mencionadas en Hechos 15:41, fueron fundadas por Pablo durante este mismo período.

Es cierto que Bernabé, al enterarse de la labor que realizaba Pablo, solicitó la presencia del apóstol en Antioquía en calidad de trabajador auxiliar. El objetivo era que Pablo le ayudara en una prometedora misión evangelizadora entre los gentiles.

Al cabo de un año, se produjo un período de gran hambruna. Entonces los creyentes de Antioquía aportaron contribuciones para servir de alivio a los cristianos de Judea. Estas contribuciones fueron llevadas por Pablo y Silas. Una vez cumplida su misión, Pablo y Silas regresaron a Antioquía.

Este período en Antioquía fue esencial en el ministerio del apóstol Pablo. Allí comenzó a cobrar fuerza su misión de llevar el Evangelio a los gentiles. Fue durante su estancia en Antioquía cuando el Espíritu Santo ordenó a la Iglesia que apartara a Bernabé y a Pablo para la obra a la que Dios les había llamado. Solo entonces comenzaron los viajes misioneros del apóstol.

«Mientras ayunaban y participaban en el culto al Señor, el Espíritu Santo dijo: «Apártenme ahora a Bernabé y a Saulo para el trabajo al que los he llamado». Así que después de ayunar, orar e imponerles las manos, los despidieron» (Hechos 13:2-3).

Vea aquí: ¿Quién fue Matías? La Historia del Apóstol Matías

Los viajes misioneros del apóstol Pablo

La labor evangelizadora del apóstol Pablo abarcó un periodo de unos diez años. Esta labor se desarrolló principalmente en cuatro provincias del Imperio Romano: Galacia, Macedonia, Acaya y Asia.

Pablo se concentró en las ciudades clave, es decir, en los mayores núcleos de población de su época. Esto formaba parte de su planificación misionera. Cuando algunos judíos y gentiles aceptaron el mensaje del Evangelio, estos conversos pronto se convirtieron en el núcleo de una nueva comunidad local.

De este modo, el apóstol Pablo llegó incluso a las zonas rurales. La estrategia misionera utilizada por el apóstol Pablo puede resumirse así:

  • Trabajó en los grandes centros urbanos, para que desde allí el mensaje se extendiera a las regiones circundantes.
  • Predicaba en las sinagogas, para llegar a los judíos y a los prosélitos gentiles.
  • Centró su predicación en demostrar que la nueva dispensación es el cumplimiento de las profecías de la antigua dispensación.
  • Comprendía las características culturales y las necesidades de sus oyentes. Así que aplicó estas particularidades en su mensaje evangélico.
  • Mantuvo el contacto con las comunidades cristianas establecidas. Este contacto se produjo a través de repetidas visitas y el envío de cartas y mensajeros de su confianza.
  • Atento a las desigualdades presentes en la sociedad de su tiempo, promovió la unidad entre ricos y pobres, gentiles y judíos. Además, pidió que las iglesias más prósperas ayudaran a las más pobres.

El establecimiento de iglesias locales del Apóstol Pablo

En Hechos 14:21-23, es posible ver que el método de Pablo para establecer una iglesia local seguía un patrón regular.

Primero hubo una obra dedicada a la evangelización, con la predicación del Evangelio. Luego hubo una obra de edificación, donde los creyentes convertidos fueron fortalecidos y animados.

Finalmente, se eligieron ancianos en cada iglesia, con lo que se estableció la organización eclesiástica.

Primer viaje misionero

El primer viaje misionero de Pablo se recoge en Hechos 13:1-14:28. No se sabe exactamente cuánto duró este primer viaje. Solo sabemos que debió tener lugar en torno a los años 44 y 50 d.C. El punto de partida fue Antioquía, un lugar que se había convertido en una especie de centro del cristianismo entre los gentiles.

Básicamente, el viaje se concentró en la isla de Chipre y en la parte sureste de la provincia romana de Galacia. Bernabé fue el líder hasta cierto punto del viaje, y Pablo fue el principal predicador.

Juan Marcos sirvió como ayudante de los principales misioneros. Sin embargo, Juan Marcos los dejó (literalmente los abandonó) y regresó a Jerusalén. A partir de ese momento, el apóstol Pablo asumió la dirección de la misión.

Vea también: ¿Qué significa el amor de muchos enfriará?

Segundo viaje misionero

El segundo viaje misionero de Pablo se recoge en Hechos 15:36-18:22. El propósito de este viaje, como dice el propio Pablo, era visitar a los hermanos en todas las ciudades donde ya se había predicado la palabra del Señor (Hechos 15:36).

Sin embargo, al no estar de acuerdo con que Juan Marcos se fuera de viaje misionero, Pablo y Bernabé decidieron separarse. Entonces Pablo tomó consigo a Silas, también llamado Silvano.

La fecha probable de este viaje se sitúa entre los años 50 y 54 d.C. Este segundo viaje abarcó un territorio mucho más amplio que el primero, extendiéndose hasta Europa. La labor evangelizadora se completó en Macedonia y Acaya, y las ciudades visitadas fueron Filipos, Tesalónica, Berea, Atenas y Corinto.

El apóstol Pablo permaneció mucho tiempo en Corinto (Hechos 18:11,18). Allí predicaba el Evangelio y ejercía su actividad profesional de fabricante de tiendas. Desde esta ciudad envió la Epístola a los Gálatas y, probablemente un poco más tarde, también las Epístolas a los Tesalonicenses.

Pablo también se detuvo brevemente en Éfeso, y al marcharse prometió volver en otra ocasión (Hechos 18:20-21).

Vea aquí: ¿Qué es la exhortación? Significado de Exhortar en la Biblia

Tercer viaje misionero

El tercer viaje misionero de Pablo se recoge en Hechos 18:23-21:16. Este viaje tuvo lugar entre el 54 y el 58 d.C. El apóstol Pablo atravesó la región de Galacia y Frigia y luego se dirigió hacia Asia y su ciudad principal, Éfeso. Allí permaneció el apóstol durante un largo período, cumpliendo la promesa hecha anteriormente (Hechos 19:8-10; 20:3).

Es probable que todas, si no la mayoría de las siete iglesias de Asia, se fundaran durante este periodo. Parece que antes de que Pablo escribiera la Primera Epístola a los Corintios, realizó una segunda visita a la ciudad de Corinto, regresando poco después a Éfeso. Luego, más tarde, escribió 1 Corintios.

Cuando dejó Éfeso, Pablo partió hacia Macedonia. Fue allí, quizás en Filipos, donde escribió la Segunda Epístola a los Corintios. Finalmente, el apóstol Pablo se detuvo por tercera vez en Corinto. Antes de abandonar esa ciudad, probablemente escribió la Epístola a los Romanos (Romanos 15:22-25).

El resultado de los viajes misioneros del apóstol Pablo fue extraordinario. El Evangelio se extendió considerablemente.

Se calcula que hacia el final del periodo apostólico el número total de cristianos en el mundo era de unos quinientos mil. Aunque este resultado fue el fruto de un arduo trabajo en el que participaron un gran número de personas, conocidas y anónimas, el trabajador que más destacó en esta misión fue sin duda el apóstol Pablo.

Vea aquí: ¿Quién era el Apóstol Juan en la Biblia?

El debate del apóstol Pablo con Pedro

En un momento dado, debido al creciente número de gentiles en la Iglesia, surgieron entre los cristianos cuestiones relacionadas con la Ley y las costumbres judías.

Muchos cristianos judíos insistían en que los gentiles debían observar la ley mosaica. Querían que los creyentes gentiles se ajustaran a las costumbres judías, especialmente en lo que respecta a la circuncisión. Para ellos, solo entonces podría haber igualdad en la comunidad cristiana.

El apóstol Pablo identificó este movimiento judaizante como una amenaza a la verdadera naturaleza del Evangelio de la gracia. Por eso se posicionó claramente en contra de esta situación.

Ante estas circunstancias, el apóstol Pablo reprendió a Pedro públicamente (Gálatas 2:14). Pedro se había separado de algunos creyentes gentiles para evitar problemas con ciertos cristianos judaizantes. Este fue también el trasfondo que llevó al apóstol Pablo a escribir una epístola de advertencia a los gálatas. En esta epístola presenta con gran énfasis el tema de la salvación por la gracia mediante la fe.

Podemos decir que este acontecimiento fue la primera crisis teológica de la Iglesia. Para resolver el problema, Pablo y Bernabé fueron enviados a una conferencia de los apóstoles y ancianos en Jerusalén. El concilio de Jerusalén decidió que, en general, los gentiles que se convertían no tenían la obligación de observar las costumbres judías.

Relacionado: ¿Cómo puedo reconciliarme con Dios según la Biblia?

Prisiones y muerte del apóstol Pablo

Se discute mucho sobre el número de detenciones que sufrió el apóstol Pablo. Esta discusión se debe principalmente al hecho de que el libro de los Hechos no describe toda la historia del apóstol. Además, es probable que el apóstol Pablo fuera encarcelado algunas veces por un período muy breve, como en Filipos (Hechos 16:23).

Al hablar de sus propios arrestos, el apóstol Pablo escribe lo siguiente:

«¿Son servidores de Cristo? ¡Qué locura! Yo lo soy más que ellos. He trabajado más arduamente, he sido encarcelado más veces, he recibido los azotes más severos, he estado en peligro de muerte repetidas veces.» (2 Corintios 11:23)

Considerando solo las principales detenciones del apóstol Pablo, se sabe que fue arrestado en Jerusalén (Hechos 21), y para evitar que fuera linchado, fue trasladado a Cesarea. En esa ciudad, Félix, el gobernador romano, dejó al apóstol Pablo en prisión durante dos años (Hechos 23-26). Festo, el sucesor de Félix, señaló que podría entregar a Pablo a los judíos para que lo juzgaran.

Como Pablo sabía que el resultado del juicio sería totalmente desfavorable para su persona, entonces, como ciudadano romano, apeló al César. Tras un discurso ante el rey Agripa y Berenice, el apóstol Pablo fue enviado con escolta a Roma. Tras una terrible tormenta, el barco en el que viajaba se hundió y Pablo pasó el invierno en Malta.

Finalmente, el apóstol Pablo llegó a Roma en primavera. En la capital del Imperio pasó dos años bajo arresto domiciliario. A pesar de ello, tenía total libertad para enseñar el Evangelio (Hechos 28:31).

Es exactamente en este punto donde termina la historia descrita en el libro de los Hechos de los Apóstoles. El resto de la vida de Pablo debe contarse utilizando registros de otras fuentes.

Por lo tanto, la única información adicional que encontramos en el Nuevo Testamento sobre la biografía del apóstol Pablo, parte de las Epístolas Pastorales.

Estas epístolas parecen sugerir que el apóstol Pablo fue liberado después de aquel primer encarcelamiento en Roma relatado en los Hechos hacia el año 63 d.C. (2 Timoteo 4:16,17). Tras ser liberado, habría visitado la zona del Mar Egeo y viajado a España.

Vea aquí: ¿Qué significa mi Yugo es fácil y ligera mi carga?

Martirio en Roma

Más tarde, Pablo fue encarcelado de nuevo en Roma. Esta última vez fue ejecutado a manos de Nerón alrededor del año 67-68 d.C. (2 Timoteo 4:6-18). Todo ello indica que las Epístolas Pastorales documentan situaciones no historizadas en los Hechos.

La epístola de Clemente (hacia el año 95) y el canon muratoriano (hacia el año 170) dan testimonio de un viaje del apóstol Pablo a España.

La tradición cristiana cuenta que la muerte del apóstol Pablo ocurrió cerca de la carretera de Ostia, en las afueras de la ciudad de Roma. Habría sido decapitado. Quizá el texto que mejor define la biografía del apóstol Pablo sea precisamente éste

«He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, me he mantenido en la fe. Por lo demás me espera la corona de justicia que el Señor, el juez justo, me otorgará en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que con amor hayan esperado su venida.» (2 Timoteo 4:7-8)

Epístolas escritas por el apóstol Pablo

Las epístolas atribuidas al apóstol Pablo a lo largo de todo su ministerio son las siguientes:

  1. Romanos
  2. I Corintios
  3. II Corintios
  4. Gálatas
  5. Efesios
  6. Filipenses
  7. Colosenses
  8. I Tesalonicenses
  9. II Tesalonicenses
  10. I Timoteo
  11. II Timoteo
  12. Tito
  13. Filemón

Te puede interesar:

Quién fue jetro en la Biblia

¿Quién fue Jetro en la Biblia? El suegro de Moisés

¿Conoces la historia de Jetro en la Biblia? ¿Sabes quién fue el suegro de Moisés, que también es llamado Reuel y qué ...
Leer Más
Quién fue lea en la Biblia

¿Quién fue Lea en la Biblia?

¿Conoces la historia Lea en la Biblia? ¿Sabes quiénes era esta mujer y por qué se casó con Jacob y se convirtió ...
Leer Más
Quién fue abimelec en la Biblia

¿Quién fue Abimelec en la Biblia?

¿Conoces la historia de Abimelec en la Biblia? ¿Sabes quiénes fueron los hombres que llevaron este nombre y por qué fueron importantes ...
Leer Más
Quién fue bilha y zilpa en la Biblia

¿Quiénes eran Bilha y Zilpa en la Biblia?

¿Conoces la historia de Bilha y Zilpa en la Biblia? ¿Sabes quiénes eran estas mujeres y por qué son importantes ...
Leer Más
Quién fue Nahúm en la Biblia

¿Quién fue el profeta Nahum en la Biblia?

¿Conoces la historia del profeta Nahum en la Biblia? ¿Sabes quién era este hombre y por qué Dios lo escogió para predicar ...
Leer Más
Quién fue la tribu de aser en la Biblia

¿Quién fue Aser en la Biblia?

¿Conoces la historia de Aser en la Biblia? ¿Sabes quién era este hombre y por qué su historia fue tan importante debido ...
Leer Más