¿Es pecado Dudar de Dios?

Es común ver personas que dudan del obrar de Dios. A menudo nos encontramos en situaciones tan difíciles que comenzamos a dudar sobre nuestro Señor y pensamos que no está escuchando nuestras oraciones y se ha olvidado de nosotros. 

Esto es más común de lo que parece, sin embargo, esto no debería ser un sentimiento para el creyente, porque nuestro Padre es el primero en querer lo mejor para nosotros, sus hijos. Así, en el presente artículo vamos a reflexionar sobre la duda y lo peligrosa que puede llegar a ser. 

La duda es un pecado cuando se convierte en incredulidad y nos quita la fe. Dudar es normal en diferentes circunstancias, pero la duda no debe apagar la confianza del creyente en la fideldiad de Dios.

Vea también: ¿Es pecado Ver Televisión según la Biblia?

¿Qué dice la Biblia acerca de la duda?

La duda esta directamente relacionada con la falta de fe (Marcos 11:23). El Señor Jesús fue muy claro al decir que el creyente por la fe puede llegar a mover incluso una montaña, pero no debe abrigar la menor duda en su corazón, sino que debe creer genuinamente en el poder de Dios.

Así, la duda es no estar seguro de algo, es por el contrario sentirse inseguro. Todas las personas dudan en cierta medida y tener dudas es importante para no creer a todas las cosas.

De hecho, cuando recibimos una enseñanza de algún hermano o pastor y se tiene alguna duda, eso es bueno, es entonces deber del creyente analizar por la palabra del Señor la veracidad o no de lo enseñado.

La Biblia nos enseña que debemos examinarlo todo y retener solamente lo bueno (1 Tesalonicenses 5:21), es decir, que la duda debe equilibrarse con la fe, entonces debemos analizar que tipo de duda tenemos, una duda acerca de una doctrina debe aclararse con la Palabra de Dios y en oración, pero una duda acerca de la fidelidad de Dios puede ser pecado.

En cuanto a lo relacionado con nuestro diario vivir, el apóstol Pablo en la carta a los romanos en el capítulo 14 hablando acerca de los hermanos débiles en la fe y sobre el juzgar a los hermanos por la comida, declara que la duda no es algo bueno para el creyente, porque la duda proviene de la falta de fe (Romanos 14:23).

Vea también: ¿Es pecado ir a cine a ver películas?

¿Cómo vencer la duda según la Biblia?

Podemos alimentar la duda dentro de nosotros o podemos rechazarla. El arma más poderosa para vencer la duda es la palabra de Dios. 

En la Biblia podemos encontrar las respuestas a todas y cada una de nuestras preguntas, debido a que la Palabra de Dios es nuestro Manual de Vida. Por lo que tener el hábito de leerla y meditar en ella es esencial para obtener la victoria en el Señor (Josue 1:8).

Relacionado: Planes de lectura de la biblia

El apóstol Pablo declara que la duda es producida por no hacer las cosas con fe (Romanos 14:23). por lo tanto, la forma de combatir cualquier clase de duda en nuestra vida es a través de la Palabra de Dios.

La Palabra de Dios es la que produce fe en nuestra vida y elimina la duda «Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo.» (Romanos 10:17).

Recordemos que cuando nuestro Señor Jesús fue tentado a dudar por Satanás, y todas las respuestas del Señor a los ataques del Diablo fueron con las Sagradas Escrituras, de esta forma el Señor se defendió del enemigo y es un ejemplo para cuando llegue la duda a nuestra vida y la forma de vencer.

Al dudar el creyente debe recordar todas las maravillas que el Señor ha hecho en el pasado con nosotros. Porque aunque nosotros seamos infieles, Él permanece fiel (2 Timoteo 2:13). 

Vea aquí: ¿Habrá matrimonio en el cielo después de resurrección?

Consecuencias de la duda

La duda puede ocasionar graves consecuencias para el creyente. Por medio de la duda, el creyente puede caer en pecado y ocasionar problemas con nuestras creencias o pensamientos.

En los evangelios encontramos una situación en la que el Señor Jesús se encuentró con un joven que estaba endemoniado desde que era niño. Entonces, los padres del joven le pidieron a Jesús que hiciera algo con el muchacho. El Señor dijo que podía, pero que iba a depender de la fe de los padres.

Así las consecuencias de la duda pueden ser terribles, nos pueden hacer perder toda la confianza en el Señor y por tanto, incluso llevarnos a ofender al Señor por no obrar a nuestro favor, sin embargo, en el ejemplo del joven endemoniado podemos ver algo importante.

Aunque el Padre creía que Jesús podía sanar a su hijo, tenía dudas, pero hizo una gran declaración, el padre dijo: «¡Sí creo! – exclamó de inmediato el padre del muchacho-. ¡Ayúdame en mi poca fe!».

La duda es mala y tiene consecuencias terribles porque pueden impedir el obrar de Dios en nuestra vida, porque «Sin fe es imposible agradar a Dios» (Hebreos 11:6). Por tanto, cuando surge la duda, debemos clamar al Señor para que nos ayude en esa poca fe.

El Señor ayudó al padre del joven endemoniado y sanó al joven, de la misma manera, debemos pedir al Señor ayuda en nuestras dudas para que las consecuencias no sean nefastas.

Tenemos que aprender a reaccionar ante las dudas con fe. No podemos dejar que la duda nos impida hacer la voluntad de Dios.

Te puede interesar: ¿Qué es el Milenio o Reino Milenial según la Biblia?

Entonces, ¿Por qué no hay que dudar de Dios?

El creyente debe poner su plena confianza en el Señor. A pesar de cualquier situación o momento difícil y aunque vengan los dardos de la duda del enemigo, nuestra fortaleza y refugio debe ser el Señor.

El Salmista Asaf declaro: «Para mí el bien es estar cerca de Dios. He hecho del Señor Soberano mi refugio para contar todas sus obras.» (Salmo 73:28). Entonces, podemos ver que el creyente debe refugiarse en Dios y esperar la salvación en Él y no en otras personas o cosas.

El Rey David aprendió, a través de muchas tribulaciones y angustias a confiar en el Señor:»Pero de una cosa estoy seguro: he de ver la bondad del Señor en esta tierra de los vivientes. Pon tu esperanza en el Señor; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor!» (Salmo 27:13-14). 

Así que, al igual que Asaf y David, elimina toda duda sobre el Señor en tu vida, reprende al Diablo en el nombre de Jesús y declara «Solo en Dios halla descanso mi alma; de él viene mi salvación.» (Salmo 62:1).

Te recomendamos el siguiente video sobre el trabajo del enemigo para hacernos dudar de la Biblia.

Síguenos en:

Te puede interesar:

¿Por quién debe votar un cristiano?

¿Por quién debe votar un cristiano?

Una pregunta importante que debemos resolver a la luz de la Sagradas Escrituras es por quién debe votar un cristiano ...
Leer Más
Es pecado pedir dinero prestado según la Biblia

¿Es pecado pedir dinero prestado según la Biblia?

En la actualidad es muy común tener acceso al préstamo, desde una entidad bancaría hasta personas que viven de la ...
Leer Más
Es pecado usar métodos anticonceptivos según la Biblia

¿Es pecado usar métodos anticonceptivos según la Biblia?

Lo primero que debemos entender es que las Escrituras no tratan específicamente sobre el control de la natalidad. Este tema ...
Leer Más
Es pecado hacerse a una cirugía plástica según la Biblia

¿Es pecado hacerse una cirugía plástica según la Biblia?

Para nadie es un secreto que la cirugía plástica abunda en latinoamérica y que a pesar del costo y los ...
Leer Más
Es pecado Dudar de Dios

¿Es pecado Dudar de Dios?

Es común ver personas que dudan del obrar de Dios. A menudo nos encontramos en situaciones tan difíciles que comenzamos a ...
Leer Más
Es pecado Ver Televisión

¿Es pecado Ver Televisión según la Biblia?

Hoy en día muy pocos cristianos están en contra de la televisión, de hecho, en las iglesias locales, a los ...
Leer Más