Qué dice la biblia sobre el ayuno


Si estas leyendo este artículo podemos deducir dos cosas; primero que quieres saber que dice la biblia del ayuno y segundo que posiblemente quieres realizar un ayuno pero no sabes como hacerlo, no te preocupes porque hoy aprenderás que es un ayuno cual es su propósito y cómo hacerlo bíblicamente.

En la Biblia, el ayuno no aparece como un mandamiento sino como una práctica normal que el cristiano debe realizar, este debe dirigirse a Dios y no al reconocimiento de los demás.

Ayunar es no comer y / o beber durante un cierto período de tiempo. También puede ir acompañado de otros actos de renuncia, como la abstinencia de las relaciones sexuales (1 Corintios 7:5). El ayuno aparece en la Biblia como algo bueno y siempre ligado a la oración.

Nota: El ayuno permite un mejor discernimiento espiritual y debe ir acompañado del estudio de la Biblia y la oración.

¿Debe el cristiano ayunar?

Definitivamente Sí, aunque Jesús no ordenó el ayuno como un mandamiento era algo normal en su tiempo terrenal, y para sus seguidores habría tenido sentido tomar esta práctica como una disciplina espiritual. Ayunar puede consistir en abstenerse de Netflix y dedicar un tiempo para dedicarlo a la oración y meditación.

Un ayuno no tiene que ser muy largo o una práctica regular. Lo importante es seguir la dirección de Dios y tomarse el tiempo para orar. Usted debe no debe ayunar sólo porque se siente presionado por alguien o para aparentar ser una persona religiosa. Dios no quiere eso. El ayuno debe ser algo privado, y solo se le debe contar a alguna persona si es necesario totalmente necesario (Mateo 6:16-18 NVI).

¿Por qué ayunar?

El ayuno no cambia a Dios, de hecho nada puede cambiar a Dios. Él es el mismo antes, durante y después de tu ayuno. Sin embargo, el poder del ayuno lo que si hará es cambiarte a ti. El ayuno te ayudará a estar mas cercano a Dios. El ayuno no hará que Dios sea más bondadoso o misericordioso contigo, sino que está directamente relacionado con nuestra necesidad de romper ataduras, barreras y pecados en nuestra carne. El ayuno mantendrá nuestro espíritu alerta aquí unas razones del por qué ayunar:

10 razones para ayunar

Razón No1. Para acercarte a Dios

Este es el principal propósito del ayuno, todas los demás son secundarias (Zacarías 7:5). El ayuno es una forma de adorar a Dios y escucharlo mejor.

Zacarías 7:5 Habla a todo el pueblo del país, y a los sacerdotes, diciendo_ Cuando ayunasteis y llorasteis en el quinto y en el séptimo mes estos setenta años, ¿habéis ayunado para mí_
Zacarías 7:5 Habla a todo el pueblo del país, y a los sacerdotes, diciendo_ Cuando ayunasteis y llorasteis en el quinto y en el séptimo mes estos setenta años, ¿habéis ayunado para mí?

Razón No2. Para controlarse a sí mismo

Disfrutar de la comida es bueno y mucho mas es nuestra generación, pero no debemos dejarnos dominar por ella y mucho menos que se nos vuelva un ídolo (1 Corintios 6:12). El ayuno nos ayuda a poner el cuerpo bajo la autoridad de Dios.

1 Corintios 6:12 Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas
1 Corintios 6:12 Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas

Razón No3. Por liberación y milagros

El ayuno y la oración ayudan a ganar batallas espirituales, porque estamos más conectados espiritualmente con Dios en ese momento. Por ejemplo, Ester, antes de hablar con el rey para resolver un problema aparentemente imposible, pidió un ayuno de tres días (Ester 4:15-17).

Ester 4:15-17 Y Ester dijo que respondiesen a Mardoqueo: Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca. Entonces Mardoqueo fue, e hizo conforme a todo lo que le mandó Ester.
Ester 4:15-17 Y Ester dijo que respondiesen a Mardoqueo: Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca. Entonces Mardoqueo fue, e hizo conforme a todo lo que le mandó Ester.

Razón No4. Para obtener respuestas

En Hechos de los Apóstoles 13:2-3, Dios habló a la gente mientras ayunaba. Cuando ayunamos y oramos, Dios puede revelarnos cosas útiles o importantes.

Razón No5. Para mostrar tristeza y arrepentimiento

Cuando la gente de Nínive escuchó al profeta Jonás y se arrepintió, se proclamó un ayuno para pedirle perdón a Dios y hacer las cosas bien (Jonás 3:5-9).

Razón No6. Para consagración

El voto del nazareo implicó la abstinencia / ayuno de ciertos tipos de alimentos (Números 6:3-4)

Razón No7. Por luto

David ayunó de dolor por la muerte de Saúl y Jonatán, y luego por la muerte de Abner. (2 Samuel 1:12 y 2 Samuel 3:35)

2 Samuel 1:12 Y lloraron y lamentaron y ayunaron hasta la noche, por Saúl y por Jonatán su hijo, por el pueblo de Jehová y por la casa de Israel, porque habían caído a filo de espada.
2 Samuel 1:12 Y lloraron y lamentaron y ayunaron hasta la noche, por Saúl y por Jonatán su hijo, por el pueblo de Jehová y por la casa de Israel, porque habían caído a filo de espada.

Razón No8. Para situaciones de enfermedad

David ayunó y oró por otros que estaban enfermos (Salmo 35:13)

Salmo 35:13 Pero yo, cuando ellos enfermaron, me vestí de cilicio; Afligí con ayuno mi alma, Y mi oración se volvía a mi seno.
Salmo 35:13 Pero yo, cuando ellos enfermaron, me vestí de cilicio; Afligí con ayuno mi alma, Y mi oración se volvía a mi seno.

Razón No9. Preparación para servir a Dios

Jesús no comenzó su ministerio hasta que fue lleno del Espíritu Santo y se preparó en un ayuno prolongado en el desierto (Lucas 4:1-2)

Razón No10. Para ministrar al Señor

 Los líderes de la Iglesia en Antioquía que ayunan solo para adorar al Señor (Hechos 13:2)

Hechos 13:2 Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.
Hechos 13:2 Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.

¿Cómo hacer un ayuno?

La Biblia da ejemplos de tres tipos de ayuno:

  1. Ayuno normal: no coma nada, solo beba agua. Este es el tipo de ayuno más normal que Jesús hizo en el desierto (Mateo 4:1-2 solo dice que no comió y que tenía hambre, no que tenía sed).
  2. Ayuno parcial: durante tres semanas, Daniel no bebió vino, carne ni cosas sabrosas (Daniel 10:2-3). Es el más recomendado para personas con algún impedimento para realizar un ayuno normal, como trabajo muy pesado o problemas de salud.
  3. Ayuno total: este es el más radical, que solo sucedió en situaciones extremas, como en el caso de Esther, y nunca por más de tres días.

Ver también: ¿Cuántos tipos de ayuno hay en la Biblia?

Recomendaciones:

  • Si no está acostumbrado al ayuno, comience con un ayuno pequeño (medio día). Aumenta el tiempo gradualmente y de acuerdo a lo que sientas en la voluntad de Dios.
  • Si puedes, toma el tiempo que era para comer a la oración.
  • Para atenuar los efectos negativos, unos días antes del ayuno, deje de tomar café o té.
  • No coma demasiado antes de comenzar a ayunar.
  • Beba agua con frecuencia.
  • Si se siente un poco mareado al realizar movimientos, muévase más lentamente.
  • Cuando termine el ayuno no lo rompa con alimentos muy pesados ​​o grasosos.
  • Si siente de parte de Dios que debe detenerse, deténgase.
  • Si tiene problemas de salud, consulte con un médico antes de decidir si debe ayunar.

¿Cuánto tiempo debe durar un ayuno?

La Biblia no establece reglas de este tipo, por lo que todos son libres de elegir cuándo, cómo y cuánto ayunar. Vemos varios ejemplos de ayunos de diferente duración en las Escrituras:

  • 1 día. El ayuno del Día de la Expiación (Levítico 23:27-28)
  • 3 días. El ayuno de Ester (Et 4:16) y el del Apóstol Pablo (Hechos: 9:9);
  • 7 días. Ayuno de duelo por la muerte de Saul ( 1 Samuel 31:13);
  • 14 días. El ayuno involuntario del Apóstol Pablo y los que estaban con él en el barco (Hechos 27:33);
  • 21 días. El ayuno de Daniel a favor de Jerusalén (Daniel 10:3);
  • 40 días. El ayuno del Señor Jesús en el desierto (Lucas 4:1-2);

Importante: La Biblia habla de Moisés (Éxodo 34:28) y Elías (1 Reyes 19:8) en períodos de ayuno de cuarenta días. Sin embargo, cabe mencionar que se encontraban en condiciones especiales, bajo la sobrenaturalidad de Dios. Moisés ni siquiera bebió agua en estos 40 días, lo cual es humanamente imposible. Pero estaba envuelto por la gloria de Dios. Lo mismo sucedió con Elías, quien caminó durante 40 días gracias a la fortaleza que le dio una comida de un ángel.

Artículos relacionados:

Te puede interesar:

Qué significa la levadura en la Biblia

¿Qué significa la levadura en la Biblia?

Cuando hacemos una lectura de la Biblia, podemos observar que la levadura jugó un papel importante dentro de la cultura ...
Leer Más
Sin fe es imposible agradar a Dios

Sin fe es imposible agradar a Dios

La Biblia enseña que para Dios todo es posible, ningún creyente debe creer que para el Dios todo poderoso alguna ...
Leer Más
En el mundo tendréis aflicción Estudio Bíblico y significado

En el mundo tendréis aflicción: Estudio Bíblico y significado

Una de las cosas mas deseadas por el ser humano es la felicidad, la paz y la tranquilidad. Llegar a ...
Leer Más
Qué es un denario y cuál era su valor

¿Qué es un denario y cuál era su valor?

Seguramente te encontrabas leyendo los evangelios sinópticos de la Biblia y encontraste el denario en una de tus lecturas, o ...
Leer Más
La Parábola de los Talentos y su significado

La Parábola de los Talentos y su significado

El Señor Jesús tenia una característica en sus enseñanzas, Él hablaba por medio de parábolas, y cada una de ellas ...
Leer Más
Quién era Balaam en la Biblia

¿Quién era Balaam en la Biblia?

Uno de los peores profetas que menciona la Biblia se llama Balaam, y si has llegado hasta aquí, es porque ...
Leer Más