Cómo hacer un devocional de ayuno y oración

¿Alguna vez te has sentido estancado espiritualmente? Tal vez tu vida parezca estancada y no tengas idea de cómo crecer en el Señor. ¿Qué puedes hacer?

Dios nos ha proporcionado muchas disciplinas espirituales para ayudarnos a acercarnos a él, una de ellas es el devocional de ayuno y oración, a través del cual podemos sacar un tiempo para dedicarnos a estar en la presencia de Dios.

En un devocional de ayuno y oración nos humillamos delante del Señor para que el restaure nuestra comunión con él, podamos ser libres de pecados y ataduras e incluso para que nos ayude en cualquier situación de nuestra vida.

Relacionado: ¿Qué es un Devocional Cristiano?

¿Cuál es el verdadero ayuno que a Dios le agrada?

En el Antiguo Testamento encontramos que el pueblo de Dios a menudo ayunaba y oraba en tiempos de arrepentimiento y en tiempos de gran angustia, reconociendo que necesitaban la liberación que solo Dios podía dar.

Josafat hizo esto cuando un grupo de naciones amenazó con conquistar Judá. El ejército contrario era enorme, y solo un milagro podría mantener a salvo a Judá.

Josafat estaba aprendiendo que la nación necesitaba volverse a Dios (2 Crónicas 18-19). Entonces el rey declaró un ayuno y dirigió al pueblo en oración, diciendo: «Oh Dios nuestro… no sabemos qué hacer, y a ti volvemos nuestros ojos» (2 crónicas 20:12). Entonces Dios le dijo a la nación a través de un profeta que la batalla era del Señor y que él pelearía por ellos.

Entonces, el ayuno del que se agrada el Señor es en el cual el pueblo se humilla ante el Señor, de esta forma Dios lucha por nosotros de maneras inimaginables, los enemigos poderosos se autodestruyen y las fuerzas opresivas e injustas se marchitan.

Vea también: La importancia de una vida devocional

10 Pasos para hacer un devocional de ayuno y oración

Cómo hacer un devocional de ayuno y oración en 10 pasos

Cuando adoptamos hábitos de seguir a Cristo, a través del poder de Dios podemos crecer, servir y alabar al Señor cada día, en un devocional de ayuno y oración podemos seguir los siguientes pasos:

Paso 1: Ora a Dios para definir cuándo hacer el devocional

Para realizar un devocional de ayuno y oración debes ser dirigido por el Señor, si lo realizas sin una verdadera convicción en el Señor lo único que harás es aguantar hambre y este devocional no trata de aguantar hambre sino de tener una comunión íntima con el Señor mientras te abstienes de alimentos.

Ora a Dios para que te diga cuando debes hacer este tipo de devocional, sentirás en el espíritu la necesidad de realizarlo en algún momento, cuando llegue esa necesidad en el Señor sigue al paso siguiente.

Paso 2: Define el tiempo del devocional

Este tiempo dependerá del entrenamiento que tengas en el ayuno y la oración, si no eres de aquellos que práctica el ayuno continuamente define un tiempo entre 2 o 3 horas para empezar. Así que, desde que te levantes en la mañana no comas nada y dedícate a la meditación y oración.

Ahora, si eres de aquellos que práctica el ayuno de una manera continua puedes definir un tiempo mayor, 6 horas es un tiempo perfecto para dedicarte a la meditación y oración en un devocional.

Nota: Debes tener claro que un devocional de ayuno y oración es un tiempo mucho mayor que tu devocional diario normal, por eso la importancia de la dirección del Señor para hacerlo. 

Paso 3: Define el objetivo del devocional

Este es uno de los puntos más importantes ¿Para qué hacer un devocional de ayuno y oración?, esto depende totalmente de ti, los objetivos pueden ser:

  • Por una petición específica
  • Por una necesidad material o espiritual
  • Por crecimiento espiritual
  • Por crecer en comunión y devoción al Señor
  • Por reconciliación y arrepentimiento

Varias pueden ser las razones para realizarlo, aquí debes definirla.

Paso 4: Prepárate físicamente

Definido el tiempo y el objetivo, debes prepararte físicamente, hay diferentes tipos de ayuno los cuales tratamos en otro artículo sobre el ayuno.

Si estas comenzando a ayunar te recomiendo un ayuno parcial en el cual puedes ingerir una pequeña porción de frutas, si tienes más experiencia puedes hacer un ayuno total e ingerir pequeñas cantidades de agua, la preparación física es muy importante, tu cuerpo no se debe descompensar, debes tener un equilibrio, recuerda que el objetivo no es aguantar hambre, sino conectarte con Dios.

Paso 5: Cuida tu apariencia física

Tu aspecto físico es importante, el Señor dijo: «Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan» (Mateo 6:16) es decir que en este devocional de ayuno y oración tu apariencia física debe estar impecable.

Te encuentres donde te encuentres, en tu casa, en la oficina, en tu lugar de trabajo, si estas por fuera de tu casa, en cualquier lugar tu aspecto físico debe reflejar la normalidad, de lo contrario todo el esfuerzo se echará a perder, este es algo entre tú y Dios y debe quedarse en esa intimidad.   

Paso 6: Ora por el enfoque del devocional

Algo que debes tener muy claro al realizar un devocional de ayuno y oración es que este no se realiza solamente en casa, al contrario miles de cristianos realizamos este tipo de devocional en nuestras actividades diarias, es decir, es común tener que salir a trabajar y estar en ayuno y oración, por ende debemos orar aún trabajando, busca alternativas, esto dependerá del trabajo que tengas.

Si estas en una oficina podrás sacar 5 o 10 minutos cada hora para orar en tu escritorio de trabajo, si tu trabajo es más de actividad física puedes mientras la realizas estar orando en tu mente por el enfoque que tienes.

Lo importante de un devocional de ayuno y oración no es «no consumir alimentos», sino «comunicarte con Dios», por tanto busca una alternativa para estar en constante comunión con Dios.

Paso 7: Medita en la escritura o lectura devocional

Esta también es una de las claves de un devocional de ayuno y oración correcto y también dependerá de las actividades que tengas que hacer en ese día. Si puedes hacer un devocional de ayuno y oración cuando estés en casa será perfecto, pero sino puedes, el sacrificio será mayor y por supuesto el Señor te recomenzará.

Trata de meditar en la escritura, lleva tu biblia al trabajo, o utiliza una aplicación de la biblia en tu móvil, ve dos o 3 veces al baño y saca 5 minutos para leer y meditar en tu necesidad.

Paso 8: Ora por tus hermanos en Cristo o amigos no creyentes

Debes dejarte guiar por el Espíritu Santo, si en algún momento de tu devocional no encuentras otro motivo para orar, es el momento de orar por otros, puedes hacerlo por hermanos en Cristo o por un amigo tuyo que aún no conoce al Señor, no solamente debes enfocarte por tus necesidades, al señor le agrada que ores por las necesidades de otras personas, dedica tiempo a esto si el Señor pone esa carga en ti.

Paso 9: Rompe el ayuno

Terminado el tiempo puedes hacer una oración final agradeciéndole al Señor por haberte fortalecido y para que siga obrando en tu vida.

Además, para que te permita pasar otro tiempo de devoción y comunión con él. Una vez realizada puedes romper el ayuno, come algo suave para empezar, luego pasadas unas horas puedes volver a alimentarte normalmente.

Nota: no te recomiendo que rompas el ayuno con una porción de comida muy grande, al contrario, te recomiendo una ingesta pequeña, tu cuerpo viene de un ayuno y es probable que si exageras en la comida puedas tener un problema estomacal, te lo digo por experiencia propia.  

Paso 10: Reflexiona sobre tu experiencia

Si dispusiste en tu corazón el hacer un devocional de ayuno y oración y lo realizaste con tenido éxito, ahora es el momento de reflexionar, no te enfoques en las cosas que no pudiste hacer, enfócate en lo bueno, en lo que avanzaste, en las oraciones que hiciste, en el tiempo que pudiste estar con el Señor.

Mira el lado positivo, el vaso medio lleno, escríbelo en tu diario o cuaderno de notas, esto será un recordatorio de las cosas que haces para el Señor.

Anímate a sacar otro tiempo así para el Señor, el sacrificio valdrá totalmente la pena, tu relación con el Señor se afirmará y crecerá continuamente y verás los frutos de ese sacrificio en poco tiempo, porque tenemos un Dios vivo, un Dios que escucha nuestras oraciones en lo secreto. “…ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.” (Mateo 6:6).

Artículos relacionados:

Te puede interesar:

¿Cuántos y cuáles son los libros del Antiguo Testamento?

¿Cuántos y cuáles son los libros del Antiguo Testamento?

Mucha gente tiene dudas sobre el número de libros que hay en el Antiguo Testamento. Estas dudas se producen principalmente ...
Leer Más
Qué significa primogénito en la Biblia

¿Qué significa primogénito en la Biblia?

Tener hijos es una gran bendición, la Biblia dice que los hijos son herencia del Señor (Salmo 127:3), y es ...
Leer Más
Quién era Betuel en la Biblia

¿Quién fue Betuel en la Biblia?

¿Conoces la historia de Betuel en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y de qué personajes de la Biblia fue padre? Si ...
Leer Más
Quién era Ruben en la Biblia

¿Quién fue Rubén en la Biblia?

¿Conoces la historia de Rubén en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y por qué perdió el derecho de primogénitura? Si quieres ...
Leer Más
Quién era Neftalí en la Biblia

¿Quién fue Neftalí en la Biblia?

¿Conoces la historia de Neftalí en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y por qué se convirtió en el fundador de ...
Leer Más
Quién era Eliezer en la Biblia

¿Quién fue Eliezer en la Biblia?

¿Conoces la historia de Eliezer en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y lo que hizo por Abraham e Isaac? Si quieres ...
Leer Más