La importancia de una vida devocional


En nuestro mundo apresurado, centrado en el éxito del hombre, el cual mide su grandeza por el dinero que gana o cuanto logra en la vida deja de lado el tener un tiempo para tener una vida devocional con Dios. Hoy en día la prioridad del mundo e incluso de muchos cristianos es el éxito material, dejando en un segundo plano nuestro crecimiento espiritual. Muchos no le ven importancia a la vida de devoción a Dios, se conforman con asistir al culto los domingos, otros piensan que vivir una vida devocional cercana a Dios es para aquellos que no tienen nada que hacer y la respuesta que a menudo encontramos es “no tengo tiempo”.

La vida devocional se caracteriza por tener una comunión todo el tiempo con Dios. Es una vida donde se camina con Dios, se vive con Dios, se trabaja con Dios, es una vida en la que Dios es el centro de todo y esta vida devocional es continua durante todos los días de la vida del creyente.

¿Por qué es importante tener una vida devocional?

Imagínate cuanto tiempo podemos vivir sin comer alimentos, aunque algunos pueden durar muchos días llegará el momento donde nuestro cuerpo no resistirá y moriremos. El Señor nos hizo con una necesidad de comer diariamente, generalmente comemos 3, 4 o 5 veces al día.

En la vida devocional o espiritual es exactamente lo mismo, es un paralelo, así como necesitamos alimentarnos diariamente de comida física de igual manera nuestro espíritu necesita alimentarse diariamente y constantemente de comida espiritual. 

Por tanto tener una vida devocional es muy importante porque a través de ella podemos crecer espiritualmente debido a que nuestro espíritu tiene la necesidad de alimentarse para vivir una vida de constante comunión con Dios.

Veamos algunos ejemplos bíblicos de hombres que reconocían la importancia de vivir una vida devocional:

  • El salmista dice: “Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, Así clama por ti, oh Dios, el alma mía.” (Salmos 42:1). También dice: “Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos.” (Salmos 84:10a). Tener una comunión constante con el Señor debe ser uno de nuestros grandes anhelos.
  • Alguien que quiere vivir una vida devocional es alguien que quiere caminar junto a Dios todo el día “Y caminó Enoc con Dios”(Génesis 5:22a).
  • Es alguien que habla con el Señor: Y “hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero” (Éxodo 33:11a).
  • Es alguien que en donde se encuentre y a pesar de la situación siempre está con Dios: “Pero Jehová estaba con José y le extendió su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel.” (Génesis 39:21).

Una vida de devoción a Dios nos llevará a un nivel espiritual y un conocimiento del Señor y de su palabra superior a un cristiano que no práctica una vida devocional. Se notará la diferencia entre un cristiano espiritual y bendecido por el Señor y un cristiano carnal frustrado, esto será en gran parte por el nivel de vida devocional que lleve cada creyente y que viva en su día a día. El poder victorioso de los grandes hombres y mujeres de fe en la biblia fue tener una vida de devoción a Dios durante todos los días de su vida.

Una vida devocional incluye un tiempo constante de devoción

Hemos hablado en diferentes artículos de la bendición de apartar un tiempo devocional cada día para estar en la presencia del Señor, sin embargo, vivir una vida devocional va mucho más allá de pasar solamente un tiempo de devocional diario, vivir una verdadera vida devocional implica tener una vida espiritual viva delante de Dios. Es estar conectado en el espíritu con el Señor todo el tiempo, es una vida de oración constante, una vida entregada por completo a la voluntad de Dios.

Si observamos la vida del profeta Daniel podemos ver que era hombre que vivía en la presencia de Dios todo el tiempo. Daniel apartaba para el señor tres tiempos al día “Oraba tres veces al día, tal como siempre lo había hecho, dando gracias a su Dios.” (Daniel 6:10b).

Tener una vida devocional no es solamente hacer un devocional en la mañana y olvidarnos del señor el resto del día, tener una vida devocional implica tener presente a Dios en cada situación de tu vida.

Jesús por ejemplo estaba continuamente en modo oración, la mayoría de sus decisiones las tomaba después de una de ellas demostrando su relación activa con el padre. Veamos algunos ejemplos:

  • Oraba antes de las comidas. “Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo.” (Mateo 26:26)
  • Antes de tomar decisiones importantes. “En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles:”(Lucas 6:12-13).
  • Antes de sanar a alguien. “y levantando los ojos al cielo, gimió, y le dijo: Efata, es decir: Sé abierto. Al momento fueron abiertos sus oídos, y se desató la ligadura de su lengua, y hablaba bien” (Marcos 7:34-35).
  • Después de sanar a alguien “Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba.” (Lucas 5:16).

Nota: Así como el señor vivió una vida en modo oración, nosotros también debemos vivir así, para tener una vida devocional debemos sacar varios tiempos de devoción a Dios en el día, no solamente en la mañana, debemos hacerlo en la tarde y en la noche. Mínimo debemos intentar hacer lo que hacía el profeta Daniel, tener una vida de devoción a Dios teniendo comunión con el Señor tres veces al día.

Algunas Excusas para no tener un tiempo devocional

Estamos tan ocupados que todo el tiempo tenemos prisa y a pesar de reconocer lo importante que es tener una vida devocional, comúnmente decimos “no tengo tiempo, tengo muchas cosas que hacer”. Pero siempre tenemos tiempo para nuestro alimento físico, es muy raro y casi imposible escuchar a una persona que diga no como hace varios días porque no tengo tiempo. Pero esto si lo decimos para nuestro alimento espiritual. 

Lo que realmente necesitamos es una actitud como la del apóstol Pablo que, después de su salvación, no quiso nada más que conocer a Cristo de una manera profunda y plena. Escribió en su carta a los filipenses “Lo he perdido todo a fin de conocer a Cristo, experimentar el poder que se manifestó en su resurrección, participar en sus sufrimientos y llegar a ser semejante a él en su muerte.” (Filipenses 3:10).

6 Claves prácticas para desarrollar una vida devocional

6 claves para desarrollar tu vida devocional
6 claves para desarrollar tu vida devocional

El valor de desarrollar una vida devocional personal no es solo para que conozcamos más de Cristo, sino también para que él nos conozca a nosotros. En el Salmo 139, mientras David se escondía del rey Saúl, en lugar de amargarse y renegar, le pidió a Dios que lo examinará. Diciendo: “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.” (Salmo 139: 23– 24).

La frase «conoce mis pensamientos» nos lleva al pensamiento de «conóceme». Esa es una de las grandes bendiciones de llevar una vida devocional, que Dios te conozca íntimamente. Esto es algo que no se consigue de un momento a otro es un proceso que el Cristiano debe llevar y que será de gran bendición para su vida integral.

Permíteme sugerirte seis claves prácticas que te ayudarán a desarrollar una vida devocional personal con el Señor:

Clave No1. Una comunión constante con el Señor

Para tener una vida devocional no basta con hacer tu devocional diario, el cual, por supuesto debes hacer, sin embargo debes vivir una vida espiritual de constante devoción a Dios, debes tener el modo devoción encendido todo el tiempo.

Para ello necesitarás mantener tu mente en el Espíritu y no en la carne para que Dios gobierne cada situación en el día a día. Lo que te suceda en la casa, en el trabajo, con tus hijos, cualquier situación que tengas por resolver debes presentársela al Señor para que él sea quien dirija cada aspecto de tu vida.

Clave No2. Una vida de comunión con la Iglesia

Una verdadera vida devocional no se construye solamente de manera individual, todo creyente hace parte del cuerpo de Cristo, y como miembro de un cuerpo necesita de los otros miembros para cumplir bien su función, así que necesitarás tener una constante comunión con tu iglesia, asistir a la reunión, tener una carga de oración por los pastores, líderes y hermanos de la congregación.

Si eres de aquellos cristianos que solo asistes los domingos a la reunión de Iglesia y te olvidas el resto de la semana de todos; para vivir una vida devocional deberás eliminar este hábito.

Clave No3. Comunícate constantemente con hermanos

Tener una constante comunión y amistad con hermanos cristianos harán que tu vida devocional crezca y sea edificada de manera correcta, tener conversaciones de la biblia, hacer algún estudio bíblico en grupo, o simplemente contarle tus luchas y problemas a un hermano para que ore por ti será una gran bendición.

Si prácticas esta comunión incluso tendrás la oportunidad de orar por hermanos que lo necesiten. El Señor dice:”!Mirad cuán bueno y cuán delicioso es  Habitar los hermanos juntos en armonía!” (Salmos 133:1). Este compañerismo diario o semanal con hermanos te enfocará en una vida devocional productiva.

Artículo relacionado: cómo se divide la Biblia

Clave No4. Realiza un Plan de lectura

A parte de los devocionales diarios, una actividad que debe hacer el creyente es tener un plan de lectura, este puede ser bíblico o de algún libro que quieras elegir, esto es muy aconsejable. El cristiano que quiere tener una vida devocional debe entender que la lectura debe hacer parte de su vida y debe ser una práctica constante.

Hoy en día hay varios planes de lectura de la biblia que podemos elegir, leerla en un año e incluso en 6 meses. Esta lectura de la palabra tendrá como resultado que tu espíritu sea alimentado nutritivamente , ya que estará en tu mente toda la lectura del día y estarás lleno de la palabra de Dios para poder compartirla en cualquier momento.

Clave No5. Apóyate con un hermano maduro en la fe

Un cristiano no debe caminar solo, la palabra siempre nos compara con ovejas, y las ovejas siempre hacen parte de un rebaño. Como oveja de un rebaño debes estar siempre acompañado. Es por eso que para tener una vida devocional necesitas la ayuda y el apoyo de un hermano mayor en la fe. Puede ser tu pastor o líder o incluso un hermano o hermana que tenga mayor madurez en la fe que tú. Tener el apoyo de un hermano ocasionará que puedas crecer en el Señor, él te guiará y ayudará en los momentos que tú lo necesites, y será una guía para tu crecimiento espiritual. La palabra del Señor dice que dos son mejor que uno, así que ora a Dios por este hermano.

Artículo relacionado: Qué es el yugo desigual

Clave No6. Mira predicas o películas

Si la lectura no es tu fuerte, no hay excusa para no vivir una vida devocional, hoy en día tenemos muchas herramientas a nuestra disposición. Predicas o películas pueden hacer parte de tu día a día.  En vez de perder tiempo viendo realitys, series o películas seculares, dedica un tiempo a ver series, películas o predicas cristianas que edifiquen tu espíritu, eso sí, te recomiendo que analices su enseñanza porque pueden haber cosas que no sean bíblicas, sin embargo la biblia también dice: “examinadlo todo, retened lo bueno.” (1 Tesalonicenses 5:21).  Así que, lo que no te edifique no lo tengas en cuenta, pero utiliza ese recurso y verás cómo creces en el Señor.

Conclusión

Llevar una vida devocional implica tener una relación íntima y continua con el Señor en cada momento y situación de nuestra vida. Así como necesitamos alimentarnos diariamente con comida física porque es una necesidad para nuestro cuerpo, una vida devocional necesita estar alimentada diariamente en la comunión y presencia de Dios porque es una necesidad de nuestro espíritu.

No hay vida en Dios, sin una vida de oración, porque nuestra altura espiritual dependerá de nuestra vida devocional, no hay ninguna otra actividad en la vida del creyente que contribuya más a su crecimiento espiritual, como llevar una vida de comunión constante en el Señor.

Artículos relacionados:

Te puede interesar:

Qué significa lirio de los valles según la Biblia

¿Qué significa Lirio de los Valles según la Biblia?

En muchas alabanzas cristianas y por algunos creyentes, se asocia el nombre del Señor con el lirio de los valles, ...
Leer Más
Qué es la Intercesión según la Biblia

¿Qué es la Intercesión según la Biblia?

La vida cristiana implica una integridad al más alto nivel, debido a que Dios desea que sus hijos cada día ...
Leer Más
Romanos 8:28 Reflexión sobre todas las cosas nos ayudan a Bien

Romanos 8:28 Reflexión sobre todas las cosas nos ayudan a Bien

Romanos 8:28 es uno de los versículos más famosos y más citados del cristianismo, pero ¿es esto cierto? ¿todas las ...
Leer Más
Cuáles son los frutos del Espíritu Santo

¿Cuáles son los frutos del Espíritu Santo?

Para la mayoría de creyente es claro aceptar, que cuando recibió a Cristo en su corazón y nació de nuevo, ...
Leer Más
Qué significa No contristéis al Espíritu Santo

¿Qué significa No contristéis al Espíritu Santo?

Uno de los mayores desafios que tiene el creyente en Cristo es ser transformado día a día por el Espíritu ...
Leer Más
Quiénes eran los levitas en la Biblia

¿Quiénes eran los levitas en la Biblia?

El Señor a lo largo de la historia ha revelado su plan divino de manera progresiva. Es decir, que poco ...
Leer Más