¿Qué dice la Biblia sobre el Divorcio?


Debido a los tiempos en los que vivimos hoy en día, es necesario hablar sobre este tema. Tratar el tema del divorcio es algo muy difícil porque es una de las crisis de nuestra generación y algo a lo que un cristiano no debería llegar, sin embargo, la Biblia trata el divorcio con mucha claridad.

La Palabra de Dios habla de principios muy claros sobre el divorcio y es a partir de allí que el creyente debe conformar su vida de acuerdo a lo que Dios ha dicho y ha dejado escrito. En la actualidad, en Latinoamérica entre el 20 y el 27% de las personas que se casan terminan divorciadas y las estadísticas aumentan continuamente.

En cuanto a las estadísticas cristianas, el hermano John Mcarthur dice que el divorcio entre creyentes en Estados Unidos alcanza una cifra del 27%, es decir, que una de cada tres parejas casadas termina en divorcio.

Dios estableció y diseñó el matrimonio y nunca concibió el divorcio (Mateo 19:4-5), por tanto la iglesia, el estado o las personas no tienen la autoridad para deshacer algo que Dios desde un principio dijo que era para toda la vida. Sin embargo, la Biblia presenta dos excepciones para el divorcio, la primera es por adulterio y la segunda por causa de abandono de un cónyuge.

Dios aborrece el divorcio

Aunque en nuestra cultura cada vez es más común el divorcio entre personas incrédulas e incluso cristianas, no es algo que Dios aprueba.

Dios considera la unión del matrimonio entre dos personas como un pacto que va hasta la muerte, y por tanto, toda interrupción de este diseño va en contra de la voluntad de Dios. La Biblia es muy clara al decir que Dios odia el divorcio (Malaquías 2:16), y no solo eso, sino que está en contra de las personas que practican el divorcio.

Dios odia el divorcio y esta en contra de quienes lo practican

En Malaquías 2:14 el profeta dice que Dios atestigua contra los sacerdotes que se habían divorciado de sus mujeres, de esta forma, se observa a Dios en contra de los hombres que se divorcian y se pone a favor de las mujeres. Por tanto, toda persona debe saber que cuando se divorcia está en contra de lo establecido por Dios y que además Dios se va a poner en su contra.

Relacionado: el yugo desigual

Nota: el divorcio es un asunto muy serio y muy delicado para Dios, y aunque Satanás lo promueve sutilmente e incluso se pueda hacer legalmente en transcurso de horas, tendrá consecuencias permanentes.

Una razón legitima de divorcio sin pecado

Aunque una persona se haya casado joven, antes de conocer a Cristo, o en otra religión, Dios toma como valido ese matrimonio y ese pacto no lo puede disolver el hombre.

El Señor presenta en la Biblia la única forma de disolver el matrimonio sin pecado, sin dolor y sin consecuencias y es solamente a través de la muerte de la pareja (1 Corintios 7:39).

Relacionado: el noviazgo cristiano

Las dos únicas razones de divorcio en la Biblia

A lo largo de la historia cristiana las razones para el divorcio han sido motivo de controversia y discusión dentro del pueblo cristiano. Entonces ¿Qué dice la Biblia? ¿Cuándo puede divorciarse un cristiano?.

Opciones bíblicas de divorcio o separación

La Biblia muestra que un Cristiano se puede divorciar solo y exclusivamente en dos casos, cuando es victima de adulterio o cuando es victima de abandono.

Relacionado: ¿Puede un cristiano divorciado volver a casarse?

1. Divorcio por causa de adulterio

Una vez le preguntaron al Señor Jesús sobre el divorcio; su respuesta en Mateo 5:31-32 y en Mateo 19:8-9 fue cuando se presente fornicación (todo acto sexual ilícito: relaciones sexuales antes del matrimonio, relaciones sexuales fuera del matrimonio, relaciones sexuales con animales, relaciones sexuales incestuosas) Dios da legitimidad a un creyente para que se divorcio.

El creyente que ha sido victima de adulterio, donde su pareja fue infiel y no quiere arrepentirse sino que sigue adulterando, tiene la opción de divorciarse y tener la aprobación de Dios.

Te puede interesar: el espíritu de Jezabel

En caso de que el agresor se arrepienta del adulterio y quiera seguir en matrimonio, la persona victima de la infidelidad tiene el respaldo del Señor en cuanto a la decisión que tome, es decir, si la victima quiere separarse puede hacerlo y Dios lo respaldará, pero si lo perdona Dios también lo respaldará.

Nota: aunque una infidelidad genera un profundo dolor, si el creyente adultero se arrepiente de su pecado y quiere continuar con su matrimonio, la victima debe considerar profundamente restaurar su matrimonio porque debe primar el amor y el perdón, debido a que un divorcio trae un daño terrible e irreparable.

2. Divorcio por causa de abandono

La segunda razón legitima de divorcio para un creyente se encuentra en la Biblia en 1 Corintios 7:15 donde Pablo escribe el caso donde un hermana esta casada con un incrédulo y el incrédulo por la fe de la hermana o por alguna dureza de su corazón y del pecado toma la decisión de abandonar a la hermana, o divorciarse.

En este caso, como la razón de divorcio es por motivo del incrédulo el Apóstol Pablo dice que el creyente no esta sujeto a servidumbre, sino que a libertad nos llamó al Señor, por tanto, como la hermana no fue la que propicio el divorcio, sino la parte incrédula, entonces la hermana tiene toda la libertad de divorciarse.

¿El maltrato es una causa de divorcio?

En los casos donde la integridad física esta en riesgo, a causa de la violencia y maltrato por parte del cónyuge, donde hay peligro para los hijos, tal vez porque el cónyuge es un delincuente, drogadicto o borracho, el consejo es que la hermana deje la casa por un tiempo y se vaya a vivir con los padres o donde hermanos de la iglesia.

Relacionado: ¿Puede el cristiano tomar?

La hermana no debe arriesgar su vida ni la de sus hijos y puede tomar la decisión de separarse por un tiempo y tal vez el cónyuge se arrepienta y Dios vuelva a restaurar el hogar. También puede tomar la decisión de mantener en separación más no de divorcio (1 Corintios 7:10), porque la palabra solo menciona el divorcio por fornicación o por abandono.

Varios divorcios y un nuevo matrimonio

Puede acontecer que un cristiano se haya separado uno o dos veces antes de conocer a Cristo y que en la actualidad tenga un nuevo matrimonio. La persona ¿Se encuentra en pecado? ¿debe divorciarse y volver al primer matrimonio?.

Los que llegaron casados a Cristo, deben permanecer en unión

Esta persona no debe divorciarse y volver al primer matrimonio, pero si debe saber que lo que hizo fue un pecado terrible. Esta persona, en la medida que pueda debe restituir el daño causado y responder por sus hijos. El Apóstol Pablo dice en 1 Corintios 7:24-27 que la persona debe quedarse como llegó a Cristo, y si está casado en un segundo matrimonio no puede volver a divorciarse, porque sus pecados los hizo en ignorancia del Señor (Hechos 17:30).

El cristiano debe odiar el Divorcio

Un hermano muy importante y respetado en nuestra generación es John Piper, él declara lo siguiente respecto al divorcio «No pienso que la Biblia permite el divorcio y el volver a contraer matrimonio nunca mientras el esposo/a esté vivo. Ese es mi radical, descabellado, conservador, estrecho, realista y muy necesario punto de vista en nuestra cultura de divorcio feliz«.

Esta postura es maravillosa, y por su puesto que es la voluntad del Señor y de hecho debe ser una postura para el creyente que realmente vive en la comunión del Señor, sin embargo, cuando vamos a la práctica, a la realidad, a las circunstancias, vemos que el Señor conoce la dureza del corazón de los hombres y conoce cuanto daño podemos hacernos en esta área y como un acto de misericordia para algunos casos dejó la dos excepciones.

Por tanto, la iglesia del Señor respecto a este asunto no debe irse a los extremos. Un extremo presenta que cualquier situación puede causar divorcio y la otra es que ninguna situación causa divorcio, el punto aquí estar en el equilibrio. La Palabra de Dios debe ser el centro y aunque el Señor dijo «lo que Dios unió, nadie lo separe» (Mateo 19:6), también dijo «a no ser por causa de fornicación» (Mateo 5:32). Por tanto, el creyente debe conducirse con temor respecto a este importante asunto.

Examinando el divorcio a la luz de la Escrituras

Varios hermanos del Señor han examinado exhaustivamente el divorcio en la palabra, así que, si quieres profundizar sobre este asunto te recomendamos el siguiente video.

Te puede interesar:

Sin fe es imposible agradar a Dios

Sin fe es imposible agradar a Dios

La Biblia enseña que para Dios todo es posible, ningún creyente debe creer que para el Dios todo poderoso alguna ...
Leer Más
Debo orar antes de comer Qué dice la Biblia

¿Debo orar antes de comer?, Qué dice la Biblia

Recuerdo antes de conocer al Señor, un día que fui a comer con un amigo de la universidad y cuando ...
Leer Más
Mujeres de la Biblia

Mujeres de la Biblia y sus enseñanzas

Desde la creación podemos observar que la mujer hace parte del incomparable amor de Dios. La presencia de las mujeres ...
Leer Más
Qué significa El amor de muchos enfriará

¿Qué significa el amor de muchos enfriará?

El amor es el sentimiento más grande y más valioso que la Biblia menciona y es el extraordinario amor de ...
Leer Más
¿Es pecado la unión libre en la Biblia?

¿Es pecado la unión libre en la Biblia? Vivir juntos sin casarse

El concubinato es lo que ha sido llamado en la mayoría de los países de latinoamérica como unión libre. Y ...
Leer Más
Qué dice la Biblia sobre la enfermedad

¿Qué dice la Biblia sobre la enfermedad?

Las enfermedades son lo más común en el ser humano. No conocemos una sola persona que durante toda su vida ...
Leer Más