¿Qué significa la parábola de la Perla de Gran Precio? Mateo 13:45-46

La Parábola de la Perla de Gran Precio es una parábola de Jesús situada en el Evangelio de Mateo en el capítulo 13 y esta compuesta por dos versículos.

De la misma forma que la parábola del tesoro escondido, la parábola de la perla de gran precio solamente se encuentra en la Biblia en el evangelio del apóstol Mateo.

Entre los documentos que se descubrieron en Nadamarí en 1945 se encontró el rollo en el llamado evangelio de Tomás con una colección de 114 dichos del Señor Jesús y como sabemos que Tomás y Mateo fueron compañeros, Tomás también registra estas palabras del Señor Jesús aunque por supuesto no hace parte del libro canónico y solo lo mencionamos para información.

El significado de la parábola de la perla de gran precio es que en el mundo hay personas que realmente estan buscando algo de valor para su vida, y al encontrarse con Cristo y su reino son capaces de dejar todo para ser grande en el reino de Dios.

Así, podemos observar bíblicamente que la parábola de la perla de gran precio presenta como una persona puede llegar a valorar lo que Cristo hizo por ella no solamente creyendo en él, sino sirviendo a Cristo con buenas obras y estando dispuesto a deshacerse de todo cuanto aprecia.

Un personaje que podemos encontrar como aquel que buscaba una perla de gran precio y la encontró fue el apóstol Pablo. El apóstol amaba al Padre, creía que le servía como fariseo aunque estaba equivocado, y cuando se encontró con Cristo en el camino a Damasco dejó todo lo que tenía para servir al Señor Jesucristo.

Mateo 13:45-46 Explicación

Para explicar la parábola de la perla de gran precio lo primero que debemos hacer es analizar el contexto de la parábola.

El capítulo 13 de Mateo registra siete parábolas. Las primeras cuatro parábolas (El Sembrador, La Cizaña, La Semilla de Mostaza y La Levadura) fueron pronunciadas a una multitud (Mateo 13:1,2,36).

Sin embargo, cuando enseñó las tres últimas (El Tesoro Escondido, La Perla de Gran Precio y La Red) solamente las enseñó a los discípulos.

Ahora, cuando analizamos los temas de las siete parábolas, podemos observar que la parábola de la Perla de Gran Precio y la del tesoro escondido son muy similares. Ambas parábolas tratan el mismo tema aunque con aspectos diferentes.

Explicación de un mercader que busca buenas perlas

En esta parábola, Jesús cuenta la historia de un mercader, es decir, un comerciante que busca buenas perlas, perlas de calidad. Durante esta búsqueda, encuentra una perla de valor excepcional, sin embargo, para comprarla, este hombre necesita vender todo lo que tiene.

El mercader al reconocer que la perla era de un inmenso valor, tomó una decisión impresionante, vendió todo lo que tenía para adquirirla.

Cuando analizamos el griego del texto, podemos ver que el mercader buscaba las mejores perlas. El hombre era un buscador de perlas, pero no sólo perlas, sino buenas perlas, este adjetivo «buenas», en el griego es kaluz, de donde viene la palabra calidad, es decir, perlas de calidad.

Aquel hombre aunque trabajaba buscando perlas, cuando encontró esta de gran valor le sorprendió sobremanera.

Encontró la mejor perla que había visto en su vida. Aquí podemos ver una cierta similitud con respecto a la «sorpresa» que se encuentra en la Parábola del Tesoro Escondido. En la Parábola del Tesoro Escondido el hombre no busca un tesoro y se sorprende, mientras que en ésta, busca perlas, pero se sorprende del resultado de su búsqueda.

Explicación fue y vendió todo lo que tenía, y la compró

La enseñanza principal de esta parábola tiene mucha relación con la de la parábola del tesoro escondido y es la voluntad de renunciar a todo en aras de una posesión inestimable, Cristo mismo y una posición destacada en su glorioso reino.

Como en la parábola anterior, aquí el mercader vende todo lo que tiene para comprar la perla de gran valor.

Es importante destacar que esta enseñanza no implica una especie de «compra» de la salvación.

La Biblia dice: «El reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas
perlas, que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió», es decir, se deshizo de todo lo que tenía, de todo lo que apreciaba para poder comprar, es decir, pagar el precio de esa perla.

Debemos tener en cuenta que el verbo en esta parábola no es regalar, la salvación si es regalada. «De tal manera amó Dios al mundo que dio a su Hijo», entonces la persona no paga nada por la salvación, no paga nada por ser salvo, pero una cosa es ser salvo y otra cosa es ocupar un lugar cercano a Cristo en el reino, eso es un asunto diferente.

Es justamente el lugar del reino que va a ocupar el creyente en Cristo lo que trata esta parábola, no debemos confundir con comprar la salvación, la salvación no se compra, pero lo que si debemos hacer es «comprar», es decir, «pagar el precio» para ocupar una posición importante en el reino de los cielos.

Reflexión final sobre Mateo 13:45-46 la Perla de Gran Precio

Es interesante ver como la parábola del Tesoro escondido y las perlas son similares, ambas parábolas abarcan la vida de todos los cristianos. Algunos encuentran el maravilloso tesoro sin buscarlo, mientras que otros encuentran la perla de gran valor tras una búsqueda incesante.

En las Sagradas Escrituras podemos encontrar más ejemplos de personas que encontraron la perla de gran valor después de una búsqueda diligente, por ejemplo, el eunuco etíope (Hechos 8:26-38), Cornelio (Hechos 10:1-33) y el carcelero (Hechos 16:29-34) por citar algunos.

Y podemos aprender de uno de ellos, del que más nos permite la Biblia conocer, el ya mencionado apóstol Pablo, que cuando encontró la perla de gran precio dijo: «Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo«.

Así podemos ver que esta parábola esta relacionada al galardón de los cristianos que sirven al Señor. Esta parábola tiene una directa relación con pagar el precio y dejar todo aquello que estorba para servir al Señor con fidelidad.

De esta forma, podemos identificar que esta parábola no esta relacionada con la salvación, sino con la posición que ocupará el creyente en el reino milenial del Señor Jesucristo según haya sido su servicio (Apocalipsis 22:12).

Te recomendamos el siguiente video.

Síguenos en:

Te puede interesar:

Juan 3 16 Explicación de tal manera amó Dios al mundo

Juan 3:16 Explicación de tal manera amó Dios al mundo

Juan 3:16 puede pasar fácilmente por nuestros pensamientos sin hacer realmente conciencia de su significado. Pero, ¿alguna vez te has ...
Leer Más

Filipenses 4:13 Explicación Todo lo puedo en Cristo

El versículo que vamos a estudiar en el presente artículo es uno de los más famosos en toda la Biblia, ...
Leer Más
2 Corintios 12 9 Explicación Bástate mi gracia

2 Corintios 12:9 Explicación Bástate mi gracia

Cuando estudiamos la vida del apóstol Pablo, observamos que fue un instrumento usado por Dios de maneras sobrenaturales, pero que ...
Leer Más
Cuándo nació Jesús según la Biblia fue en navidad

¿Cuándo nació Jesús según la Biblia, fue en navidad?

La fecha exacta del nacimiento de Jesús es algo que siempre suscita debates e investigaciones y por lo general, el ...
Leer Más
Puede el cristiano tener un árbol de Navidad

¿Puede el cristiano tener un árbol de Navidad?

El árbol de Navidad con luces y adornos se convierte en la temporada de fin de año en la pieza ...
Leer Más
Cuál es el significado de la Navidad según la Biblia

¿Cuál es el significado de la Navidad según la Biblia?

La reconocida celebración de la Navidad es como todos lo saben, una fiesta celebrada el 25 de diciembre todos los ...
Leer Más
Hola! 😃 Gracia y Paz del Señor.

Puedes suscribirte a nuestro boletín para recibir actualizaciones sobre nuestros últimos artículos bíblicos.