¿Qué es el legalismo en la Biblia?

A lo largo de la historia de la iglesia, la cual lleva más de 2.000 años, han surgido diferentes doctrinas usadas por el enemigo para apartar a los hijos de Dios del camino del Señor. Uno de esas doctrinas o movimientos es el legalismo.

El legalismo fue vivido por el propio Señor Jesús y en nuestros días sigue igual de vigente. Así que en este artículo vamos a estudiar que significa el legalismo, veremos algunos ejemplos bíblicos y definiremos sus características y peligros, así que, acompáñanos en la lectura.

El legalismo significa poner las reglas por encima de Dios y las necesidades humanas. Es el estilo de vida de las personas que creen que seguir las reglas hace que un individuo sea digno del favor divino. Este pensamiento fue condenado por Cristo.

Vea también: ¿Qué significa que habrá guerras y rumores de guerras?

Significado del Legalismo Religioso o Fariseísmo Moderno

A primera vista, el legalismo parece ser algo bueno, después de todo, generalmente presidir la legalidad es presidir la justicia.

Pero también es posible que el legalismo acabe desvirtuando la propia ley, desvirtuando su verdadera finalidad y creando fundamentos inexistentes a partir de interpretaciones personales de la ley o de añadidos a la misma. Y así es exactamente como la Biblia habla negativamente del legalismo religioso.

Cuando la Biblia señala a alguien como legalista, no está indicando que la persona tiene un cuidado meticuloso para observar la ley correctamente, sino que la persona distorsiona la ley, añade nuevos requisitos a la ley, y aplica la ley de una manera que se aleja de su propósito original.

Y cuando se trata de la salvación o la condenación eterna, esta cuestión del legalismo adquiere una proporción mucho mayor.

Esto significa que, en términos prácticos, el legalismo religioso en la Biblia o fariseísmo moderno es el acto de tratar de manipular la ley de Dios para el propio beneficio, haciendo adiciones a esa ley y, sobre todo, rechazando la doctrina de la gracia de Dios.

Así es como varias personas son presentadas en la Biblia como legalistas que necesitaban corrección.

Te puede interesar: ¿Qué significa: Llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres?

Ejemplos de personas legalistas en la Biblia

Cuando se habla de legalismo en la Biblia, surgen dos ejemplos principales: los fariseos y los judaizantes.

Los fariseos formaban un grupo religioso entre los judíos que se caracterizaba por observar la ley mosaica en sus más mínimos detalles. Pero el rigor de los fariseos hizo que se alejaran del verdadero significado y propósito de la ley de Dios.

De hecho, los fariseos eran tan legalistas en este sentido que añadían reglas y tradiciones humanas sobre la ley de Dios.

Entonces, como en sus interpretaciones señalaban requisitos que no formaban parte de la ley autorizada por Dios, en consecuencia terminaron cambiando la ley de Dios por tradiciones humanas. Así, poco a poco, el legalismo de los fariseos los alejó de la verdadera ley de Dios.

Los judaizantes, por su parte, formaban un grupo que surgió en los primeros años de la iglesia primitiva y propagaban la idea de que los cristianos debían ajustarse a las costumbres judías.

De esta forma, cuando los gentiles se convirtieron a Cristo, los judaizantes dijeron que ellos también tenían que convertirse en judíos y observadores de las leyes ceremoniales de Israel si realmente querían pertenecer a Cristo.

Un claro ejemplo de lo que predicaban los judaizantes era el requisito de la circuncisión para los cristianos gentiles.

Vea aquí: ¿Qué significa Id y haced discípulos? Estudio Bíblico

La Biblia no aprueba el legalismo religioso

La Biblia condena tanto el legalismo de los fariseos como el de los judaizantes. Durante su ministerio terrenal, el Señor Jesús condenó el legalismo de los fariseos diciendo que ponían sobre los hombros de los hombres cargas tan pesadas que ni siquiera ellos podían llevar (Mateo 23:4).

Mateo 23-4 Qué es el legalismo en la Biblia

Este es el típico comportamiento legalista: condenar a la gente por no hacer lo que ellos tampoco hacen.

A continuación, Jesús señaló que con su legalismo, los fariseos no se preocupaban por la gloria de Dios, sino que solo querían el reconocimiento humano. En este punto, es fácil ver que Jesús mostró que el legalismo y la hipocresía están estrechamente relacionados.

Jesús acusó a los fariseos legalistas de cerrar el Reino de Dios a la gente con sus tradiciones humanas que, en lugar de traer libertad, traían una terrible esclavitud (Mateo 23:5-13).

El legalismo religioso de los judaizantes también fue duramente resistido por el apóstol Pablo. Al igual que los fariseos legalistas de la época de Jesús, los judaizantes también enseñaban una especie de salvación por obras.

Los judaizantes intentaron hacer añadidos al Evangelio, como si la obra de Cristo fuera insuficiente. Pero desde el momento en que se modifica un solo detalle en el Evangelio, éste deja de ser el Evangelio de Cristo y se convierte en un falso Evangelio.

Vea también: ¿Qué es el Urim y el Tumim en la Biblia?

¿Qué es ser una persona legalista?

El legalismo presenta un peligro muy serio para el creyente, ya que pervierte el significado de lo que es ser obediente al Señor y niega la doctrina de la salvación por gracia.

La Biblia enseña que los cristianos deben vivir siempre según la voluntad revelada de Dios. Pero la verdadera obediencia exigida por la Palabra de Dios tiene como base el amor y la gratitud al Señor, y también la preocupación por la gloria divina.

Sin embargo, una persona se vuelve legalista, cuando su vida empieza a girar en torno a una interpretación y aplicación de la palabra de Dios de forma carnal y externa y no una interpretación espiritual que transforme el hombre interior.

La obediencia cristiana nunca debe ser vista como un mecanismo para obtener el favor divino mediante obras meritorias. Por lo tanto, el legalismo es un comportamiento enemigo de la gracia de Dios.

Vea también: ¿Qué es el Tabernáculo en la Biblia? Estudio y partes

Carácterísticas de una persona legalista

Alquien legalista tiene como principal característia el no promover un verdadero cambio profundo. Y su enfoque principal es la apariencia externa de la sabiduría y la piedad, la cual la hace ver aparentemente hermosa (Colosenses 2:23).

Sin embargo, en su proceso de santificación la persona no avanza en ningún momento, porque toda su experiencia es meramente carnal, externa y vana.

Por eso el legalismo no tiene nada que ver con la santificación. Por muy estricto que sea el legalismo religioso, nunca podrá generar una verdadera relación y comunión con el Señor ni comprar Su favor.

Para conocer más a una persona legalista, te recomendamos el siguiente video.

Síguenos en:

Te puede interesar:

Filipenses 4:13 Explicación Todo lo puedo en Cristo

El versículo que vamos a estudiar en el presente artículo es uno de los más famosos en toda la Biblia, ...
Leer Más
2 Corintios 12 9 Explicación Bástate mi gracia

2 Corintios 12:9 Explicación Bástate mi gracia

Cuando estudiamos la vida del apóstol Pablo, observamos que fue un instrumento usado por Dios de maneras sobrenaturales, pero que ...
Leer Más
Cuándo nació Jesús según la Biblia fue en navidad

¿Cuándo nació Jesús según la Biblia, fue en navidad?

La fecha exacta del nacimiento de Jesús es algo que siempre suscita debates e investigaciones y por lo general, el ...
Leer Más
Puede el cristiano tener un árbol de Navidad

¿Puede el cristiano tener un árbol de Navidad?

El árbol de Navidad con luces y adornos se convierte en la temporada de fin de año en la pieza ...
Leer Más
Cuál es el significado de la Navidad según la Biblia

¿Cuál es el significado de la Navidad según la Biblia?

La reconocida celebración de la Navidad es como todos lo saben, una fiesta celebrada el 25 de diciembre todos los ...
Leer Más
Deben los cristianos celebrar la Navidad

¿Debe el cristiano celebrar la Navidad?

Celebrar o no la navidad es un tema que genera bastantes diferencias entre los creyentes especialmente en nuestra actualidad debido ...
Leer Más
Hola! 😃 Gracia y Paz del Señor.

Puedes suscribirte a nuestro boletín para recibir actualizaciones sobre nuestros últimos artículos bíblicos.