¿Quién fue José de Arimatea en la Biblia?

Dentro de la Biblia podemos encontrar personajes muy famosos como Noé, Moisés o David. Los cuales han sido de gran bendición para todos los creyentes a lo largo de la historia, sin embargo, la Biblia también presenta hombres piadosos que no tienen tanta fama y que incluso no son muy conocidos dentro del pueblo cristiano, este es el caso de José de Arimatea.

Si estás visitándonos es porque quieres conocer la historia de este hombre, que aunque tiene unos pocos pasajes en la Biblia que hablan de él en los evangelios sinópticos son de gran valía para conocerlo y ver que era un discípulo muy adinerado del Señor Jesucristo.

José de Arimatea es recordado por su participación en el entierro de Jesús, al pedirle a Pilato su cuerpo para enterrarlo. Senador y miembro del Sanedrín, era un hombre rico. Era un discípulo secreto de Jesús por temor de los judíos.

Vea también: ¿Quienes fueron Aquila y Priscila en la Biblia?

La historia de José de Arimatea

José de Arimatea era un judío, senador, es decir, miembro del Sanedrín (la Corte Suprema de Judíos) y un hombre rico. Arimatea no era su apellido, sino su ciudad de origen. Varios estudiosos argumentan que esta ciudad era la antigua Ramataim-Zophim, lugar donde nació el profeta Samuel (1 Samuel 1:1), sin embargo, su ubicación es incierta.

José de Arimatea se menciona en el Nuevo Testamento en los cuatro evangelios. De hecho, son estos pasajes bíblicos los que proporcionan los detalles sobre su vida. El Evangelio de Lucas lo describe como un «hombre bueno y justo» (Lucas 23:50), y que, a pesar de ser miembro del Sanedrín, no votó a favor de condenar a Jesús. 

Quién fue José de Arimatea en la Biblia Lucas 23:50-51

Lucas además menciona que José de Arimatea esperaba el Reino de Dios (Lucas 23:51). En el pasaje paralelo del Evangelio de Marcos, se describe a José de Arimatea como un «miembro distinguido del Consejo» (Marcos 15:43).

Vea también: La historia del Apóstol Pedro

En el Evangelio de Mateo, el Apóstol Mateo escribió sobre el poder adquisitivo de José de Arimatea, el cual lo describe como un hombre rico y también discípulo de Jesús (Mateo 27:56). El Evangelio de Juan da un detalle bastante importante, José de Arimatea «era discípulo de Jesús, aunque en secreto por miedo a los judíos» (Juan 19:38).

Discípulo Secreto por temor a ser expulsado

El miedo que sentía José de Arimatea, y que lo llevó a ser un discípulo «secreto» de Jesús, estaba relacionado con la posibilidad de que, de ser descubierto, los demás miembros del Sanedrín lo expulsaran del consejo, e incluso de la sinagoga. Se pueden observar comportamientos similares a los de José en otros pasajes bíblicos (Juan 7:13; 9:22; 20:19).

Algunas historias extrabíblicas sobre José de Arimatea

Se cuentan muchas historias sobre José de Arimateia en relatos extrabíblicos. Algunos cuentan que este hombre era un gran comerciante que poseía una flota de barcos que exportaban mercancía entre Palestina y Britania (actual Gran Bretaña). 

Según estos informes, José de Arimatea fue detenido y hallado culpable por la desaparición del cuerpo de Jesús, siendo abandonado por su familia y confiscado sus bienes.

Después de trece años en prisión, según documentos extrabíblicos, fue liberado. En libertad, José habría podido reconstruir su fortuna y habría invertido sus recursos en la predicación del evangelio. Además, se cuenta que José de Arimatea fundó la primera congregación cristiana en Britania, en el año 63 d.C. Otra historia del 1200 d.C., cuenta cómo José de Arimatea llevó el Santo Grial a Gran Bretaña.

Vea también: ¿Qué significa tu vara y cayado me infundirán aliento?

José de Arimatea y Nicodemo en el entierro de Jesús

La Biblia nos informa que, después de la muerte de Jesús, José de Arimatea fue a Pilato para pedir su cuerpo para enterrarlo (Mateo 27:58; Marcos 15:43; Lucas 23:52). El Evangelio de Marcos enfatiza que este se atrevió a presentarse ante pilato por el cuerpo de Jesús. Quizás esta osadía esté relacionada con el hecho de que José había sido un discípulo oculto de Jesús y, con tal actitud, sus colegas del Sanedrín sabrían lo que había sucedido.

Después de probar que Jesús realmente estaba muerto (Marcos 15:44), Pilato le dio permiso a José de Arimatea para que lo enterrara. José, junto con otras personas, fue al Calvario para que pudieran sacar el cuerpo de la cruz. A continuación un corto video que hace una ilustración de cómo Jose de Arimatea lleva a Jesús al sepulcro.

En la tarea de preparar el cuerpo, José contó con la ayuda de otro miembro del Sanedrín, Nicodemo, quien proporcionó las especias que sirvieron para la unción del cuerpo, mientras que José de Arimatea preparó el lino fino que envolvió el cuerpo de Jesús, y también proporcionó su propia tumba privada.

Vea también: ¿Qué es la unción de Dios?

Es importante mencionar, que los judíos preparaban a sus muertos de manera diferente a los egipcios. Los judíos envolvían el cuerpo con lino fino, como una venda, en la cual esparcian especias aromáticas, en este caso la mezcla de mirra y áloe, sobre el cuerpo. Los egipcios, en cambio, embalsamaban a sus muertos quitándoles los sesos y las entrañas.

Otro punto que también merece atención es el sepulcro cedido por José de Arimateia. Sabemos que esta tumba no había sido utilizada (Mateo 28: 57-60). Esto nos recuerda una antigua profecía del profeta Isaías cuando dijo: «y murio entre los ricos» (Isaías 53:9).

Después de depositar el cuerpo de Jesús en la tumba, se utilizó una piedra muy pesada para sellarlo. La entrada a la tumba era bastante baja, como se desprende de la descripción de que María necesitaba inclinarse para mirar dentro (Juan 20:11).

Vea también: ¿Quién fue Maria Magdalena en la Biblia?

¿Dónde fue la tumba de Jesús dada por José de Arimatea?

A pesar de diferentes teorías sobre la ubicación de la tumba proporcionada por José de Arimateia, no se sabe nada concreto. De hecho, esta dificultad se debe a que no se sabe exactamente dónde estaba el Calvario. Todo lo que sabemos es que el sepulcro está cerca del Calvario.

Actualmente en Jerusalén, algunos lugares de interés se identifican como los lugares originales descritos en los relatos bíblicos, sin embargo, nada se puede verificar con precisión. Muchos eruditos sostienen que es imposible determinar la ubicación original de la tumba en la que fue enterrado Jesús.

Sin embargo, esto definitivamente no es lo más importante, lo más importante es que el cristiano esta completamente convencido de que el Señor vive, el Señor resucitó al tercer día y apareció dice la Biblia a más de 500 personas, y hoy en día su segunda venida está muy cerca, por tqanto seamos vigilantes, porque el Señor viene pronto. Dios te bendiga!

Relacionado: ¿Qué significa la Parábola del Siervo Vigilante?

Te puede interesar:

Quién fue jetro en la Biblia

¿Quién fue Jetro en la Biblia? El suegro de Moisés

¿Conoces la historia de Jetro en la Biblia? ¿Sabes quién fue el suegro de Moisés, que también es llamado Reuel y qué ...
Leer Más
Quién fue lea en la Biblia

¿Quién fue Lea en la Biblia?

¿Conoces la historia Lea en la Biblia? ¿Sabes quiénes era esta mujer y por qué se casó con Jacob y se convirtió ...
Leer Más
Quién fue abimelec en la Biblia

¿Quién fue Abimelec en la Biblia?

¿Conoces la historia de Abimelec en la Biblia? ¿Sabes quiénes fueron los hombres que llevaron este nombre y por qué fueron importantes ...
Leer Más
Quién fue bilha y zilpa en la Biblia

¿Quiénes eran Bilha y Zilpa en la Biblia?

¿Conoces la historia de Bilha y Zilpa en la Biblia? ¿Sabes quiénes eran estas mujeres y por qué son importantes ...
Leer Más
Quién fue Nahúm en la Biblia

¿Quién fue el profeta Nahum en la Biblia?

¿Conoces la historia del profeta Nahum en la Biblia? ¿Sabes quién era este hombre y por qué Dios lo escogió para predicar ...
Leer Más
Quién fue la tribu de aser en la Biblia

¿Quién fue Aser en la Biblia?

¿Conoces la historia de Aser en la Biblia? ¿Sabes quién era este hombre y por qué su historia fue tan importante debido ...
Leer Más