Parábola los obreros de la viña. Estudio y Explicación

La parábola de los obreros de la viña, es considerada por los estudiosos de las escrituras como una de las parábolas del reino de los cielos. En esta parábola, el Señor Jesús explica el proceder del Padre con aquellas personas que trabajan en su viña y cual es su remuneración.

El reino de los cielos está directamente relacionado con el milenio, debido a que es el reino que gobernará el Señor Jesucristo durante 1.000 años junto con los cristianos vencedores, por tanto, en este artículo veremos la explicación de la parábola y su significado.

La parábola de los obreros de la viña afirma que cualquier «trabajador» que acepte la invitación a laborar en la viña (el pueblo del Señor), no importa lo tarde que sea (cualquier época), recibirá recompensa o lo que es justo según sea su trabajo.

Te puede interesar: La parábola del fariseo y el publicano

Resumen de la parábola de los trabajadores de la viña

La parábola de los trabajadores de la viña es una parábola que sólo se encuentra en el evangelio de Mateo (Mateo 20:1-16). La parábola cuenta la historia de un hombre que contrata a unos obreros para que trabajen en su viña.

Lo interesante es que este hombre contrata a los trabajadores en diferentes momentos del día. En consecuencia, al final del día, algunos habían trabajado más que otros. Sin embargo, todos fueron recompensados de la misma manera. Aquí es precisamente donde comienza la enseñanza.

Jesús dice en la parábola de los obreros de la viña que el reino de los cielos es como un padre de familia que salió al amanecer a contratar obreros para su viña. Este propietario acordó con cada trabajador que le pagaría un denario por la jornada de trabajo. Hecho esto, envió a los trabajadores al campo de las viñas.

Hacia la hora tercera (9:00) el propietario de la viña encontró a otros trabajadores que estaban en la plaza del mercado. Así que reclutó a estos trabajadores para su viña, y les prometió que les pagaría lo justo al final del día.

Luego, hacia la hora sexta (el medio día) y cerca de la hora sexta (15:00), el dueño de la viña encontró y reclutó a otros trabajadores que estaban ociosos.

Finalmente, hacia el final del día, cerca de la hora undécima (17:00), el dueño de la viña encontró a algunos trabajadores desocupados y les preguntó por qué no hacían nada. Ellos respondieron que nadie los había contratado. Así que el dueño envió a estos últimos trabajadores a laborar en su viña.

Al atardecer, el propietario ordenó a su mayordomo que hiciera los pagos a los trabajadores de la viña. El pago debía comenzar con los trabajadores que llegaron en último lugar. Así que los trabajadores que fueron contratados alrededor de las diecisiete horas, recibieron un denario cada uno.

Los trabajadores que habían sido contratados primero, al ver el pago de los otros jornaleros, pensaron que recibirían más de un denario. Pero todos recibieron la misma cantidad, y esto les generó insatisfacción. Pensaban que como habían trabajado más horas, cobrarían más.

Sin embargo, el dueño de la viña les contestó que no estaba siendo injusto. Sino que estaba cumpliendo con el trato acordado y se mostraba generoso con los demás. Además, tenía derecho a hacer lo que quisiera con su propio dinero.

Relacionado: ¿Qué dice la Biblia sobre el dinero?

El contexto de la parábola de los obreros de la viña

Para ver el contexto inmediato de la parábola, debemos analizar la historia anterior en Mateo 19:16, en la cual se presenta al joven rico haciendo una pregunta a Jesús sobre que tenía que hacer para conseguir la vida eterna. Tras la respuesta de Jesús, el joven no aceptó lo dicho y se fue.

El apóstol Pedro, en ese entonces Simón Pedro, al ver que el joven no fue capaz de renunciar a los bienes materiales que tenía, le preguntó al Señor qué es lo que recibirían ellos al final, pues habían renunciado a todo lo que poseían. Mostrando probablemente un interés material.

Entonces Jesús respondió que la recompensa para los doce apóstoles sería sentarse sobre doce tronos en el reino milenial y que los que dejaran casas, familia o tierras por el nombre del Señor, recibirían cien veces más y la vida eterna. E inmediatamente después cuenta la parábola de los trabajadores de la viña.

Vea aquí: ¿Qué significa la Parábola del Buen Samaritano?

Explicación de la parábola de los obreros de la viña

En la parábola de los obreros de la viña, Jesús trata exactamente la importancia de la recompensa. La parábola comienza con la siguiente frase: «Así mismo el reino de los cielos se parece a un propietario que salió de madrugada a contratar obreros para su viñedo.» (Mateo 20:1).

Mateo 20_1 Parábola los obreros de la viña

La palabra «propietario» traduce un término griego que significa literalmente «padre de familia«. Este hombre salió al amanecer a contratar obreros para su viña. En aquella época, la gente que quería trabajar se reunía alrededor de las seis de la mañana en las plazas del pueblo para esperar alguna oferta de trabajo para el día.

El propietario de la viña ofreció como trato o acuerdo de pago un denario a los trabajadores como pago del día. Esta moneda se utilizaba como pago de la jornada de un trabajador ordinario.

A lo largo del día, este propietario reclutó a otros trabajadores para su viñedo (a las 09:00, 12:00, 15:00 y 17:00; hora tercera, hora sexta, hora novena y hora úndecima respectivamente).

Es importante destacar que todos los demás trabajadores contratados posteriormente, no tuvieron acuerdo de pago concreto. El dueño simplemente a los de las 9:00; 12:00 y 15:00 les dijo:»Vayan también ustedes a trabajar en mi viñedo, y les pagaré lo que sea justo» (Mateo 20:4); mientras a los de las 17:00 les dijo:»Vayan también ustedes a trabajar en mi viñedo» sin prometerles ningún pago.

Según la costumbre de la época, los trabajadores cobraban al final de la jornada de trabajo. Entonces, el propietario comenzó pagando a los últimos trabajadores contratados, hasta llegar a los primeros.

Para sorpreso de los primeros trabajadores, a los últimos, el dueño de la viña les pagó un denario. Es decir, aunque trabajaron solo al final de la jornada, sobre las diecisiete horas, recibieron el pago de toda la jornada.

Sin embargo, cuando llegó el turno del pago de los primeros trabajadores hubo un problema. Los trabajadores que trabajaron todo el día pensaron que iban a cobrar más dinero, pero no fue así; sino que recibieron el mismo pago, un denario. Aunque esto era lo que se había acordado antes de realizar el trabajo, se sintieron agraviados.

Vea también: La Parábola de los Talentos y su significado

¿Cuál es el significado de la parábola de los obreros de la viña?

Sin duda, la parábola de los obreros de la viña encierra la idea principal de que la recompensa de Dios depende del trabajo de los obreros y de la generosidad de Dios.

En nuestra mera interpretación humana, puede parecer injusto que el agricultor pague lo mismo a todos los trabajadores de la viña. Sin embargo, podemos ver que el padre de familia es generoso y bueno con todos.

El significado de la viña esta relacionado con el pueblo del Señor, mientras que los obreros son aquellos hombres que trabajan para la edificación de la iglesia, y las horas a las que sale el dueño corresponde a las épocas de la iglesia.

Así la hora primera (6:00) representa el período patrístico, la hora tercera (9:00) el período apostólico, la hora sexta (12:00) el período medieval, la hora novena (15:00) el período de la reforma y la hora úndecima (17:00) es el período del fin.

La Biblia dice que «vale más el fin de algo que su principio» (Eclesiastés 7:8); es decir, que el Señor tiene obreros que contrata a lo largo de las épocas y el Señor reservó obreros para cada época de la historia de la iglesia, siendo los reservados para el fin también muy importantes para Dios.

La hora undécima, es una hora antes de las dieciocho, es decir, las 17:00 horas, es la última hora, es decir, es la hora del fin del negocio, es la hora de la cosecha, es la hora por la cual todos lo demás obreros trabajaron, los patriarcas trabajaron para el fin; Moisés, Josué, los jueces, los reyes, los profetas trabajaron para el fin; los apóstoles del principio trabajaron para el fin, los llamados padres de la iglesia, los reformadores, los grandes misioneros trabajaron para el fin.

Pero ¿a qué generación le tocó el fin? A la de la hora undécima, la última generación, por eso debemos animarnos los unos a los otros porque es muy probable que nos encontremos en esa generación.

Entonces, «los últimos serán primeros, y los primeros, últimos» (Mateo 20:16); la promesa a la última iglesia en Apocalipsis, a la iglesia de los últimos tiempos (Laodicea), tiene la mayor promesa, «Al que salga vencedor le daré el derecho de sentarse conmigo en mi trono, como también yo vencí y me senté con mi Padre en su trono.» (Apocalipsis 3:21)

Así podemos ver que vale más el fin de algo que su principio, lo cual nos exhorta a trabajar para el Señor en toda época y aun más en la época en la que nos enonctramos.

Relacionado: La parábola del sembrador y su significado

Justicia y bondad de Dios en la Parábola de los obreros de la viña

Al final de la parábola podemos observar el disgusto de los primeros obreros por recibir el mismo dinero de últimos obreros. Ellos dijeron: «Estos que fueron los últimos en ser contratados trabajaron una sola hora, y usted los ha tratado como a nosotros que hemos soportado el peso del trabajo y el calor del día» (Mateo 20:12).

Amado hermano, debemos aprender que no hay hijos superiores; no hay recién llegados, hay llamados a la hora que el Señor quiere. El Señor no dio menos a los que llegaron primero, simplemente fue justo con su trato, el Señor no estaba haciendo injusticia.

Por el contrario, con los últimos obreros el Señor fue generoso, y eso no debe ser un motivo de envidia nuestro, sino que debemos aceptar esas bondades que el Señor hace a otros, con alegría y sencillez de corazón.

Nota: Algunos estudiosos también aplican a esta parábola una interpretación más exclusiva relacionada con los judíos y los gentiles. Así, aunque el Evangelio se predicó primero a los judíos, más tarde se predicó también a los gentiles. Pero los gentiles recibieron los mismos privilegios y ventajas que los judíos que fueron llamados primero.

¿Qué podemos aprender de la parábola de los obreros de la viña?

Todos debemos vernos dentro de la parábola de los trabajadores de la viña. Somos llamados por el Señor para trabajar en medio de su pueblo. Meditemos sobre algunas enseñanzas:

Sin el Señor éramos inútiles, estábamos desocupados, muertos en delitos y pecados, esclavos del mal. ¡Pero Dios nos llamó! Vino a nuestro encuentro y nos llamó a trabajar en su obra. Este trabajo consiste edificar la iglesia del Señor, por el cual nos recompensará a cada uno.

Aunque la salvavión no es por obras, el deseo del Señor es que trabajemos para Él, quiere contratarnos y recompensarnos cuando vuelva, según las obras que cada uno hayamos hecho (Apocalipsisi 22:12)

Dejar la envidia es otra importante enseñanza de la parábola. ¿Cuántas veces cuestionamos a Dios por haber bendecido a alguien que creemos que es «menos digno» que nosotros?

A veces vemos que nuestro hermano es muy bendecido y eso nos afecta. Debemos luchar contra ese tipo de sentimiento en todos los sentidos, porque Dios manifiesta su extraordinaria gracia a quien quiere. En cuanto a nosotros, debemos agradecer la obra del Señor en nuestra vida.

Te recomendamos el siguiente video para recordar la escena en que el Señor dijo la Parábola de los trabajadores de la Viña.

Síguenos en:

Te puede interesar:

Quién fue Nahúm en la Biblia

¿Quién fue el profeta Nahum en la Biblia?

¿Conoces la historia del profeta Nahum en la Biblia? ¿Sabes quién era este hombre y por qué Dios lo escogió para predicar ...
Leer Más
Quién fue la tribu de aser en la Biblia

¿Quién fue Aser en la Biblia?

¿Conoces la historia de Aser en la Biblia? ¿Sabes quién era este hombre y por qué su historia fue tan importante debido ...
Leer Más

¿Quién fue Amós en la Biblia?

¿Conoces la historia del profeta Amós en la Biblia? ¿Sabes quién era este hombre y por qué fue llamado por Dios en ...
Leer Más
Quién fue jeremías en la Biblia

¿Quién fue el profeta Jeremías en la Biblia?

¿Conoces la historia de Jeremías en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y por qué su historia fue tan importante en ...
Leer Más

¿Quién fue Ezequiel en la Biblia?

¿Conoces la historia de Ezequiel en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y por qué su historia fue tan importante en ...
Leer Más
Quién fue Sansón en la Biblia

¿Quién fue Sansón en la Biblia?

¿Conoces la historia de Sansón en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y por qué su historia fue tan importante en ...
Leer Más