¿Qué es la Iglesia?


Generalmente las personas creen que la iglesia es el lugar de cuatro paredes o el edificio donde las personas se reúnen para adorar a Dios. Sin embargo, la Biblia define a la iglesia de forma muy diferente.

Como creyentes tenemos el deber de conocer qué es la iglesia del Señor y cuales son las funciones que debemos desempeñar en ella. Porque la Iglesia muchos más allá de ser un templo donde se realizan reuniones, es un cuerpo vivo y dinámico.

La Iglesia se define en la Biblia como el cuerpo de Cristo (Efesios 1:22,23); es decir, la unión de todos aquellos creyentes de una localidad que han sido llamados por Dios, por la acción del Espíritu Santo y que creen que Jesucristo es el Unigénito Hijo de Dios, enviado al mundo para redimir a los pecadores. 

¿Qué significa Iglesia?

La palabra «Iglesia» que proviene del griego ekklésia, traducido en el latín ecclesia, significa básicamente «congregación», o algo así como «una reunión de los que han sido convocados». También se puede escuchar que Iglesia significa «llamado». Esto se debe a que el término griego original está formado por una combinación de dos palabras que significan «salir hacia a» y «llamar».

Qué es la Iglesia - Efesios 1-22-23

De hecho, teológicamente, esta es una verdad absoluta con respecto a la Iglesia, en el sentido de que los miembros del cuerpo de Cristo están llamados a vivir a proclamar el evangelio y vivir fuera de la norma pecaminosa del mundo. 

Los escritores del Nuevo Testamento usaron el griego ekklesia en el sentido de «reunión de gente», «congregación» o «asamblea». En el Antiguo Testamento, los autores bíblicos usaron el hebreo qahal, que significa «multitud» o «reunión», para designar la asamblea del pueblo de Dios (Deuteronomio 10:4; 23:2,3; 31:30; Salmo 22:23). 

En el Nuevo Testamento, se usa dos veces el término ekklesia para referirse a la asamblea de los israelitas (Hechos 7:38; Hebreos 2:12). Pero en todos los demás casos, ekklesia designa a la Iglesia de Cristo, tanto en el sentido de su pluralidad en las comunidades locales (Romanos 16:16; 1 Corintios 4:17; 7:17; 14:33; Colosenses 4:15) como en su aspecto universal, destacando su unidad, es decir, hay una sola Iglesia (Hechos 20:28; 1 ​​Corintios 12:28; 15:9; Efesios 1:22).

¿Cuándo inicio la Iglesia?

Dios siempre tuvo un pueblo separado para él, es decir, que de cierto modo la Iglesia existe desde el principio. Tal vez, no se conocía con el nombre de Iglesia, sino como el pueblo elegido del Señor, y su historia se desarrolla en dos momentos históricos diferentes: el período antes de Cristo y después de Cristo.

La Iglesia en el Antiguo Testamento

En el Antiguo Testamento la sombra de la Iglesia se puede identificar desde los tiempos más remotos, incluso antes del pacto con el pueblo de Israel (Colosenses 2:17). Personajes como Abel , Enoc y Noé son ejemplos de esto, ya que amaban al Señor y se distinguían de la maldad impía de otras personas de su tiempo.

A partir de entonces, con raras excepciones, el pueblo del Señor se centró especialmente en la nación de Israel. Durante este período, todas las leyes, ordenanzas y símbolos apuntaban al mismo Cristo.

Relacionado: Los diez mandamientos

Incluso en tiempos de gran apostasía dentro de Israel como nación, un remanente del pueblo de Israel perseveró como pueblo de Dios. Esto lo vemos, por ejemplo, en los días del rey Acab, cuando a pesar de toda la idolatría promovida por su esposa la reina Jezabel, hubo siete mil que no doblaron sus rodillas ante Baal. Enfrentaron una dura persecución, tal como lo hizo el profeta Elías, pero permanecieron fieles a Dios.

Relacionado: El espíritu de Jezabel

Importante: La revelación de la Palabra del Señor siempre ha sido de forma progresiva, la primera mención de la Casa del Señor se encuentra en Génesis 28:17; posteriormente la casa del Señor fue el Tabernáculo de Reunión (Éxodo 40:34); luego la presencia del Señor se trasladó al Santo Templo (1 Reyes 6:1) y finalmente con la muerte y resurrección de Cristo, el templo del Señor es Su Iglesia Santa (1 Corintios 6:19).

Relacionado: ¿Qué es la Gloria Shekinah?

La Iglesia del Nuevo Testamento

En el Nuevo Testamento, a través del Nuevo Pacto en Cristo, se cumplieron las promesas y esperanzas del Antiguo Testamento con respecto al pueblo escogido de Dios. Bajo este nuevo pacto, las leyes, símbolos y ordenanzas presentes en el Antiguo Testamento fueron reemplazados por la obra perfecta de Cristo y la inauguración de la Iglesia del Señor.

En la carta a las Hebreos, el escritor habla de esto en detalle. Él enfatiza que los santos del Antiguo Testamento ponían su fe en el Mesías venidero, mientras que los redimidos del Nuevo Testamento ponen su fe en el Mesías que ha venido, el Sumo Sacerdote eterno (Hebreos 1-12).

Vea aquí: ¿Cómo se divide la Biblia?

Cristo prometió construir su Iglesia, y poco después de su ascensión al cielo, el Espíritu Santo fue enviado el día de Pentecostés, comenzando allí el tiempo de la gloriosa Iglesia del Señor (Hechos 2). El Evangelio se predicaría en todo el mundo y la comunidad de creyentes estaría formada por personas de todas las tribus, pueblos, razas e idiomas.

En el mismo contexto del libro de los Hechos, ocurrieron eventos específicos para mostrar muy claramente que el pueblo de Dios no se limitaría a un solo pueblo. Un ejemplo de esto fue la conversión del centurión Cornelio (Hechos 10).

Por tanto, en la Iglesia de Cristo no hay distinción de nacionalidad. Judíos y gentiles, creyentes de todas las naciones, están unidos en el cuerpo de Cristo (Efesios 2-3; Apocalipsis 7:9,10).

¿Cómo se forma la Iglesia?

La Iglesia es única, es decir, es una comunidad indivisible (Romanos 12:5; 1 Corintios 10:17; 12: 12,13; Gálatas 3:28). Sin embargo, la iglesia se puede considerar que está conformada por dos grupos que generalmente han sido llamados la «Iglesia Militante» y la «Iglesia Triunfante».

La Iglesia militante son los fieles que aún viven en este mundo. Y la Iglesia triunfante está formada por los redimidos que han muerto y que ahora están en la gloria junto al Señor.

Estos dos grupos, a pesar de vivir en realidades diferentes, tienen el mismo gran objetivo: adorar a Dios (Gálatas 4:26; Hebreos 12:22-24). La Iglesia militante y la Iglesia triunfante se encontrarán finalmente en el momento de la segunda venida de Cristo con la resurrección de los muertos (1 Tesalonicenses 4:16-18).

Hasta que llegue ese día glorioso, la Iglesia militante presente en esta tierra se reúne y se organiza en comunidades locales que adoran a Dios, meditan y obedecen Su palabra. Estas «Iglesias Locales», a pesar de ser numerosas, son parte de la única Iglesia universal, es decir, la Iglesia es una en Cristo (1 Corintios 12:12-27; Efesios 1:22,23; 3:6; 4:4; Apocalipsis 2:1).

El Nuevo Testamento destaca la importancia vital de que todos los cristianos sean parte de una Iglesia local, ya que la Iglesia es una unidad, donde sus miembros son nutridos, disciplinados, edificados, cuidados por ministros instituidos por Dios, y juntos participan en el ministerio y testimonio del Evangelio (Mateo 18:15-20; Hechos 20:28; 1 ​​Corintios 14:4; Efesios 4: 15,16; Gálatas 6:1; Hebreos 10:25).

¿Quién es parte de la Iglesia?

Todos aquellos a quienes Dios llama a través de su Palabra forman parte de la Iglesia local y universal. La Biblia dice que el Señor agrega continuamente creyentes a la Iglesia (Hechos 2:47; 5:14; 11:24). Aunque este llamado es universal, en el sentido de que la invitación se hace a todos sin excepción, solo aquellos que son regenerados por el Espíritu Santo pueden responder positivamente a este llamado. 

Es cierto que cuando se trata de quiénes forman parte de la Iglesia, hay que tener en cuenta que no todos los que parecen formar parte de ella realmente lo hacen. 

Esto significa que no todos los miembros aparentes de la Iglesia son verdaderos seguidores de Cristo nacidos de nuevo y genuinos. Si bien esas personas pueden engañar a los hombres, llegará un día en que serán desenmascarados y castigados antes del juicio del Señor (Mateo 7:15-23; 13:24-50; 25:1-46). Por lo tanto, la perfecta totalidad de la verdadera Iglesia es conocida solo por Dios (2 Timoteo 2:19).

¿Cuál es la misión de la Iglesia?

Básicamente, la misión de la Iglesia es proclamar el Evangelio. Debe proclamar al mundo que Jesucristo es el único Señor y Salvador, explicando que a través de su obra redentora Dios invita a los pecadores al arrepentimiento y la vida eterna (Mateo 22:1-10; Hechos 17:30).

Esta misión fue encomendada por el: «Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mateo 28:19; Mateo 24:14; Marcos 16:15; Lucas 24: 47,48; Juan 20:21). El apóstol Pedro enfatiza que la Iglesia fue llamada a proclamar «… para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.» (1 Pedro 2:9).

En consecuencia, a la Iglesia también se le dio la tarea de realizar obras de compasión y misericordia, cumpliendo así el mandato de Dios de amarse los unos a los otros. Como la Iglesia es la comunión de los creyentes hechos nuevas criaturas en Cristo, y sus imitadores reflejan en sus vidas las virtudes del fruto del Espíritu Santo.

¿Qué es la Iglesia según la Biblia?

La Biblia destaca varios puntos básicos sobre lo que es la Iglesia, de los cuales podemos citar:

  • La Iglesia es la familia de Dios (Juan 10:16; Efesios 2:18; 3:15; 4: 6; 1 Pedro 5: 2-4).
  • La Iglesia es el templo del Espíritu Santo (1 Corintios 3:16).
  • La Iglesia es el Israel de Dios (Gálatas 6:16).
  • La Iglesia es el linaje escogido, el real sacerdocio, la nación santa, el pueblo exclusivo de Dios (1 Pedro 2: 9; 5:13).
  • La Iglesia es el Cuerpo de Cristo, la Esposa del Cordero (Efesios 1: 22,23; 5: 23-32; Apocalipsis 19: 7; 21: 2,9-27).
  •  La Iglesia pertenece a Dios y fue comprada con la sangre de Cristo (Mateo 16:18; Hechos 20:28; Efesios 3:21; 5:25; 1 Timoteo 3:15; Hebreos 9:12).
  • La Iglesia es gloriosa, sin mancha, sin arruga y vestida de justicia por los méritos de Cristo (Efesios 5:27; Apocalipsis 19: 8).
  • La Iglesia revela la multiforme sabiduría de Dios (Efesios 3:10).
  • La Iglesia es perseguida por los malvados, pero guardada por Dios (Hechos 8: 1-3; 1 Tesalonicenses 2: 14,15; Apocalipsis 3:10).
Donar Holybiblia Paypal

Te puede interesar:

Qué significa la levadura en la Biblia

¿Qué significa la levadura en la Biblia?

Cuando hacemos una lectura de la Biblia, podemos observar que la levadura jugó un papel importante dentro de la cultura ...
Leer Más
En el mundo tendréis aflicción Estudio Bíblico y significado

En el mundo tendréis aflicción: Estudio Bíblico y significado

Una de las cosas mas deseadas por el ser humano es la felicidad, la paz y la tranquilidad. Llegar a ...
Leer Más
Qué es un denario y cuál era su valor

¿Qué es un denario y cuál era su valor?

Seguramente te encontrabas leyendo los evangelios sinópticos de la Biblia y encontraste el denario en una de tus lecturas, o ...
Leer Más
La Parábola de los Talentos y su significado

La Parábola de los Talentos y su significado

El Señor Jesús tenia una característica en sus enseñanzas, Él hablaba por medio de parábolas, y cada una de ellas ...
Leer Más
Quién era Balaam en la Biblia

¿Quién era Balaam en la Biblia?

Uno de los peores profetas que menciona la Biblia se llama Balaam, y si has llegado hasta aquí, es porque ...
Leer Más
Quién era Rebeca en la Biblia

¿Quién era Rebeca en la Biblia?

La Biblia presenta una gran cantidad de mujeres que son ejemplo para todos los creyentes, de hecho se pueden encontrar ...
Leer Más