¿Quién fue el rey Saúl en la Biblia?

¿Conoces la historia de Saúl en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre, por qué fue elegido cómo primer rey de Israel y cómo fue su reinado? Si quieres saber más sobre este personaje, sigue leyendo este artículo.

Saúl fue el primer rey de Israel. Era hijo de Cis y pertenecía a la tribu de Benjamín. Saúl fue elegido como rey cuando los israelitas pidieron una monarquía. Saúl se convirtió en rey luego de ser ungido por Samuel, para enfrentarse a los filisteos y los amalecitas.

Saúl reinó sobre Israel cuarenta y dos años (1 Samuel 13:1). Fue padre de seis hijos: Jonatán, Isúi, Malquisúa, Is-boset, Armoni, Mefiboset, y dos hijas: Merab y Mical, que se casaron con David. El reinado de Saúl estuvo marcado por batallas y actos de desobediencia a Dios que resultaron en un triste final.

Te puede interesar: ¿Quién fue el rey Salomón en la Biblia?

¿Qué significa el nombre Saúl?

El significado del nombre Saúl proviene del original hebreo «שָׁאוּל» o su trasliteración «Shaul», que significa «Petición». Algunos intérpretes sugieren que este significado transmite el sentido de «petición a Dios».

Otros personajes bíblicos también aparecen con este mismo nombre:

  • Un rey de Edom (1 Crónicas 1:48,49; Génesis 36:37,38).
  • El hijo de Simeón y de una mujer cananea (Génesis 46:10)
  • Un descendiente de Coat también llamado Joel (1 Crónicas 6:24; 6:36).

Además de estos, Saúl era también el nombre judío de Pablo de Tarso, aunque en español este nombre aparece en la forma de Saulo.

La historia de Saúl, el primer rey de Israel

La historia de Saúl en la Biblia se recoge en el libro de 1 Samuel (capítulos 9-31).

Saúl en mencionado en la Biblia como un joven campesino de la ciudad de Gabaa. Se le describe como un hombre de un físico imponente, y además como el más bello de todo Israel (1 Samuel 9:2).

En la época en que vivió Saúl, el pueblo de Israel estaba dirigido por el profeta Samuel, el último de los jueces de Israel. Samuel había envejecido, y junto con las frecuentes amenazas de las naciones vecinas, especialmente los filisteos, los israelitas comenzaron a pedir un rey. Deseaban tener un líder guerrero que sintieran que podía librarlos de cualquier embestida enemiga.

Cuando los israelitas desearon y pidieron un rey, rechazaron el liderazgo divino a través del ministerio de Samuel. Es cierto que antes de Saúl, ya estaba en los planes de Dios conceder a Israel un rey (Génesis 17:16; 49:10). Por eso la Ley de Moisés ya contenía la regulación de la futura monarquía en Israel (Deuteronomio 17:14-20).

Todo esto significa que la presencia de un rey en Israel no era algo incompatible con el liderazgo divino. Sin embargo, el rey debía ser corregente de Dios ante el pueblo. Sin embargo, todo el problema surgió porque los israelitas no querían esperar a que Dios instituyera una monarquía a su debido tiempo. Querían un rey que cumpliera sus expectativas humanas porque no confiaban en la providencia del Señor.

Así que Dios ordenó a Samuel que concediera un rey al pueblo. Samuel advirtió además a los israelitas sobre las implicaciones de tener un rey de manera intempestiva, pero se negaron a escuchar. Así es como Dios ordenó a Samuel que ungiera a Saúl como rey. En ese sentido, Saúl era el tipo de persona que respondía exactamente a las expectativas del pueblo.

¿Cómo fue ungido el rey Saúl?

La Biblia dice que Saúl estaba buscando algunos de los burros de su padre que se habían extraviado cuando se encontró con Samuel.

El profeta profetizó que Saúl sería rey y lo ungió en secreto en la tierra de Zuf. Más tarde, Samuel confirmó la elección de Saúl como rey presentándolo públicamente al pueblo en Mizpa (1 Samuel 9:1-10:25).

Apenas el rey Saúl demostró toda su capacidad como líder y valiente guerrero. Cuando el rey de Amón, Nahas, sitió Jabes de Galaad, Saúl dirigió un ejército que destruyó a los amonitas. Esta campaña militar impresionó al pueblo, y los israelitas celebraron el reinado de Saúl en Gilgal (1 Samuel 11).

El rey Saúl tuvo que luchar contra varios enemigos del pueblo de Dios prácticamente durante todo su reinado. El principal de ellos fue sin duda los filisteos. Fue en una de las batallas contra los filisteos cuando David mató al gigante Goliat (1 Samuel 17:4).

Israel obtuvo muchas victorias bajo el reinado de Saúl, sin embargo sus pecados fueron lo suficientemente graves como para empañar drásticamente su gobierno.

Dato Curioso: Cuando el profeta Samuel fue a presentar a Saúl al pueblo de Israel oficialmente como rey, Saúl se escondió entre las maletas de su tribu y no quería ser encontrado, mostrando de esta forma que aunque era el hombre más alto y fortachón de Israel era bastante cobarde (1 Samuel 10:22-23).

¿Cuáles fueron los pecados y desobediencia del rey Saúl?

Las Sagradas Escrituras presentan tres grandes pecados cometidos por el rey Saúl.

En primer lugar, el rey Saúl intentó usurpar el oficio de los sacerdotes. Antes de la batalla contra los filisteos, Saúl se impacientó y ofreció sacrificios en Gilgal, algo que fue visto de manera terrible por Dios, perdiendo así, la posibilidad de tener un reino para siempre.

Cuando Samuel acudió a él, el rey Saúl escuchó la primera profecía de que había sido rechazado por Dios como rey, y que «El Señor ya está buscando un hombre más de su agrado» (1 Samuel 13:7-14).

El segundo pecado de Saúl fue cuando una vez más ignoró el mandato divino de destruir a todos los amalecitas. En aquella ocasión, el Señor ordenó destruir todo cuando había en aquel lugar (1 Samuel 15:3), sin embargo, Saúl resolvió perdonar al rey Agag, así como a los mejores animales de ese pueblo conquistado.

Entonces, el rey Saúl fue nuevamente reprendido por Dios a través del profeta Samuel. Fue en ese momento cuando el Señor dijo las conocidas palabras: «El obedecer vale más que el sacrificio, y el prestar atención, más que la grasa de carneros.» (1 Samuel 15:22-23).

Después de este incidente con los amalecitas, Samuel se distanció completamente de Saúl. Poco después, el profeta ungió a David como sucesor de Saúl en el trono de Israel cumpliendo el mandato del Señor.

En tercer lugar, el rey Saúl pecó de forma terrible contra el Señor cuando buscó la ayuda de una hechicera en Endor. En aquel momento, Saúl buscó una bruja para que trajera el espíritu de Samuel de entre los muertos, esto sucedió debido a que estaba desesperado y buscaba algún mensaje de esperanza antes de una de sus batallas.

Nota importante: Es bastante discutido entre los estudiosos lo que realmente ocurrió en esa ocasión. Sin embargo, fue en esta ocasión que Saúl escuchó por tercera vez, que su reino había llegado a su fin, que su muerte estaba cerca y que David sería su sucesor (1 Samuel 28:19).

¿Por qué Saúl fue atormentado por un espíritu?

El final del reinado del rey Saúl fue trágico y melancólico. En cada momento de su reinado se alejaba más del Señor. Incluso perdió sus características, convirtiéndose en un hombre depresivo, temeroso y perturbado (1 Samuel 16:14; 19:9).

Algunos intérpretes consideran posible que Saúl llegara a ser una especie de enfermo mental con episodios de esquizofrenia (1 Samuel 16-19).

La Biblia dice que un «espíritu de parte de Dios» atormentaba a Saúl debido a su terrible desobediencia.

Y de hecho, la Biblia muestra como David tocaba su arpa para calmarlo (1 Samuel 16:23).

¿Por qué Saúl persiguió a David?

Saúl persiguió ferozmente a David, movido por unos celos enfermisos (1 Samuel 18-20), debido a que sabía que sería su sucesor y que era amado por el pueblo.

Saúl incluso llegó a matar un grupo de sacerdotes en Nob porque Ahimelec había ayudado a David (1 Samuel 21-22).

En dos ocasiones David tuvo la oportunidad de matar a Saúl, sin embargo, en ambas le perdonó la vida, diciendo que no podía tocar al ungido del Señor (1 Samuel 24; 26). Pero finalmente el reinado y la vida de Saúl llegaron a su fin en una desastrosa batalla contra los antiguos enemigos filisteos.

¿Cómo murió el rey Saúl?

En guerra contra los enemigos de todo su reino, en el monte Gilboa, Saúl y tres de sus hijos murieron. Entre elos se encontraba Jonatán, el mejor amigo de David.

Temiendo ser capturado por el ejército contrario, Saúl se lanzó sobre su propia espada. Al día siguiente, cuando los filisteos empezaron a recoger el botín de los muertos en el campo de batalla, encontraron el cuerpo de Saúl.

Así que le cortaron la cabeza, colgaron su cuerpo en el muro de Bet-sán para vergüenza pública y llevaron sus armas al templo de Dagón en Astarot (1 Samuel 31).

En aquella ocasión, David sintió profundamente la muerte de Saúl y Jonatán (2 Samuel 1:17-27).

Te recomendamos el siguiente video.

Síguenos en:

Te puede interesar:

Quién era Eliezer en la Biblia

¿Quién fue Eliezer en la Biblia?

¿Conoces la historia de Eliezer en la Biblia? ¿Sabes quién fue este hombre y lo que hizo por Abraham e Isaac? Si quieres ...
Leer Más
Quién era Quedorlaomer en la Biblia

¿Quién fue Quedorlaomer en la Biblia?

Quedorlaomer era el rey de Elam y gobernó por un período de doce años, es mencionado en la Biblia en ...
Leer Más
Quiénes eran los filisteos en la Biblia

¿Quiénes eran los filisteos en la Biblia?

¿Conoces la historia de los filisteos en la Biblia? ¿Sabes quién fue este pueblo, cuáles fueron sus origenes y su fin? Si quieres ...
Leer Más
Quiénes eran los amorreos en la Biblia

¿Quiénes eran los amorreos en la Biblia?

¿Conoces la historia de los amorreos en la Biblia? ¿Sabes quién fue este pueblo, cuáles son sus origenes y por qué se ...
Leer Más
Qué es Sodoma y Gomorra en la Biblia

¿Qué es Sodoma y Gomorra en la Biblia?

¿Conoces la historia de Sodoma y Gomorra en la Biblia? ¿Sabes las historias de estas dos ciudades y el motivo por el ...
Leer Más
Quién fue La Manasés en la Biblia

¿Quién fue Manasés en la Biblia?

Como lo mencionamos en nuestro artículo del Rey Manasés, la Biblia menciona a dos principales personajes con este nombre, y ...
Leer Más