¿Abandonó Dios a Jesús en la Cruz?

Las últimas horas de la vida de Jesús aquí en la tierra no fueron para nada fáciles, al contrario, tuvo que pasar por un gran martirio físico que le impidió incluso llevar la cruz hasta el calvario y tuvo que ser ayudado por Simón de Cirene debido a que no tenía la suficiente fuerza para llevarla.

Una vez crucificado, el Señor vivió las peores horas de su vida al estar traspasado de pies y manos por clavos en una cruz de madera, momento en los cuales dijo una frase, «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?», por tanto, en este artículo estudiaremos el significado de estas palabras.

Jesús preguntó al Señor ¿por qué me has desamparado? debido a que Dios lo abandonó en la cruz, porque en ese momento Jesús tomó sobre sí todos los pecados del mundo (1 Pedro 2:24). De esta forma Jesús se estaba identificando con cada pecador.

Vea también: ¿Qué es la Sabiduría de Dios?

¿Por qué Jesús se sintió solo en la Cruz?

Muchas personas no entienden cómo Dios abandonó a Jesús en la cruz. La Biblia recoge que en el momento de la crucifixión, el propio Jesús declaró que se sentía abandonado por el Padre cuando exclamó: «Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?» (Marcos 15:34).

Marcos 15:34 Abandonó Dios a Jesús en la Cruz

Pero, ¿cómo podemos entender estas palabras de Jesús? ¿Era realmente real este abandono?

Lo primero que debemos considerar es que este episodio que muestra que Dios abandonó a Jesús en la cruz se basa en un pasaje del Antiguo Testamento. De hecho, al pronunciar estas palabras Jesús estaba citando el Salmo 22. La afirmación «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?» consiste en las palabras introductorias de ese salmo.

La palabra «abandonado» proviene de la palabra hebrea azab, que significa «abandonar» o «dejar».

En la época de Jesús, las Escrituras aún no estaban organizadas en capítulos y versículos. Así, cuando alguien quería referirse a algún texto sagrado, citaba las palabras iniciales de ese texto. Es particularmente importante saber esto para entender que al pronunciar esta frase, Jesús estaba apuntando al cumplimiento del Salmo 22, no solo a su frase inicial.

Vea también: ¿Cuáles fueron los milagros de Jesús?

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

El Salmo 22 es un salmo mesiánico mencionado en varios pasajes del Nuevo Testamento. Este salmo trae proféticamente varias escenas de la obra de la redención. Y cuando analizamos detenidamente este salmo, nos damos cuenta de que explica claramente el significado de que Dios haya abandonado a Jesús en la cruz.

Incluso sobre la base de este salmo comprendemos que el abandono del Mesías no fue poético o figurado, sino real.

La angustia del salmista registrada en este salmo presagiaba la angustia final del Mesías. Al grito desesperado de abandono del verso 1 le sigue una reflexión en el verso 2 en la que el salmista profundiza en su sentimiento de impotencia al decir que Dios no responde a su grito de ayuda.

Pero en el versículo 3, el salmista declara que Dios es santo, que está entronizado en las alabanzas de Israel y que nunca ha dejado a su pueblo desamparado.

Vea aquí: ¿Quién escribió los Salmos según la Biblia?

¿Por qué Dios abandonó a Jesús?

Al seguir leyendo el Salmo, podemos ver como el salmista responde a esta pregunta en el versículo 6 cuando dice: «Pero yo, gusano soy y no hombre; la gente se burla de mí, el pueblo me desprecia.»

Esto significa que el abandono descrito en este salmo no se debió a una falta de Dios, sino que fue motivado por el estado único en el que se encontraba el hombre afligido. En este punto podemos entonces mirar al Nuevo Testamento y ver cómo todo este escenario se cumplió en Cristo cuando fue molido en la cruz por nuestros pecados.

Al sentirse abandonado por Dios, Jesucristo estaba cumpliendo las Escrituras y ejecutando el plan de redención concebido en la eternidad antes de la creación del mundo. Entonces, en el momento oportuno, según el decreto divino, el Hijo de Dios, absolutamente puro y perfecto, tomó sobre sí todo el pecado de su pueblo.

Donar Holybiblia Paypal

Jesús fue abandonado para que pudiéramos tener comunión con Dios

El apóstol Pablo explica que Cristo se hizo maldición por nosotros (Gálatas 3:13). Esto significa que Cristo, el que nunca conoció el pecado, se hizo pecado por nosotros para que pudiéramos llegar a ser la justicia de Dios en Él (2 Corintios 5:21).

Eso es la expiación, el Dios encarnado ocupó el lugar del pecador ante el juicio divino. Pero la Biblia dice muy claramente que el pecado causa la separación de Dios. Así, al asumir nuestro pecado, Cristo experimentó la separación del Padre en su sentido más verdadero.

Así que en la cruz Cristo experimentó el infierno mismo; tomó hasta la última gota de la copa de la ira de Dios.

Cristo fue abandonado temporalmente, pero ahora tenemos acceso eterno

El abandono que sufrió el Señor Jesucristo fue temporal, no definitivo. Tan pronto como terminó su obra, Jesucristo entregó su espíritu al Padre (Lucas 23:46). Luego, al tercer día, resucitó de entre los muertos y fue exaltado a la diestra de Dios en la gloria celestial (Efesios 1:19-23).

Así que sí, Cristo fue absolutamente sincero cuando declaró que había sido abandonado por el Padre. Negar este principio es lo mismo que vaciar el Evangelio. Decir que Jesús no experimentó esta separación es lo mismo que decir que no tomó nuestro pecado sobre sí mismo y, en consecuencia, no salvó a nadie, ya que entonces no hubo expiación, ni sacrificio.

La buena noticia es que el abandono de Jesús fue real, para que hoy también podamos tener una comunión real con Dios. Por lo tanto, cuando decimos que Dios abandonó a Jesús en la cruz, esta verdad debe tomarse adecuadamente a la luz de la doctrina bíblica de la expiación, que revela cómo el Dios trino planeó, ejecutó y aplicó la obra de redención en la vida de su pueblo.

Si quieres profundizar aún más sobre por qué Dios abandonó a Jesús en la cruz, te recomendamos el siguiente video.

Te puede interesar:

Quién fue jetro en la Biblia

¿Quién fue Jetro en la Biblia? El suegro de Moisés

¿Conoces la historia de Jetro en la Biblia? ¿Sabes quién fue el suegro de Moisés, que también es llamado Reuel y qué ...
Leer Más
Quién fue lea en la Biblia

¿Quién fue Lea en la Biblia?

¿Conoces la historia Lea en la Biblia? ¿Sabes quiénes era esta mujer y por qué se casó con Jacob y se convirtió ...
Leer Más
Quién fue abimelec en la Biblia

¿Quién fue Abimelec en la Biblia?

¿Conoces la historia de Abimelec en la Biblia? ¿Sabes quiénes fueron los hombres que llevaron este nombre y por qué fueron importantes ...
Leer Más
Quién fue bilha y zilpa en la Biblia

¿Quiénes eran Bilha y Zilpa en la Biblia?

¿Conoces la historia de Bilha y Zilpa en la Biblia? ¿Sabes quiénes eran estas mujeres y por qué son importantes ...
Leer Más
Quién fue Nahúm en la Biblia

¿Quién fue el profeta Nahum en la Biblia?

¿Conoces la historia del profeta Nahum en la Biblia? ¿Sabes quién era este hombre y por qué Dios lo escogió para predicar ...
Leer Más
Quién fue la tribu de aser en la Biblia

¿Quién fue Aser en la Biblia?

¿Conoces la historia de Aser en la Biblia? ¿Sabes quién era este hombre y por qué su historia fue tan importante debido ...
Leer Más