¿Quién fue Jonás? La historia de Jonás en la Biblia

La historia de Jonás es una de las más conocidas de la Biblia y se narra principalmente en el libro del Antiguo Testamento que lleva su nombre.

Mucha gente solo sabe quién era Jonás por el relato de cuando fue tragado por un gran pez al huir de la orden del Señor, pero en este artículo estudiaremos todo lo que la Biblia dice sobre la vida del profeta Jonás.

Jonás fue un profeta enviado por Dios a predicar a la ciudad de Nínive. Jonás huyó de su misión pero, después de ser tragado por un gran pez, fue a Nínive y al predicar la palabra del Señor la gente del pueblo se arrepintió de sus pecados.

Relacionado: ¿Quiénes eran los ninivitas? Nínive en la Biblia

¿Cuál es el significa del nombre Jonás?

Jonás fue un profeta hebreo que vivió durante el reinado del rey de Israel Jeroboam II, a mediados del siglo VIII a.C. También es el héroe del libro que lleva su nombre, el quinto de los doce Profetas Menores.

El nombre Jonás significa «paloma». Algo interesante con el nombre «Jonás» ocurre en el Nuevo Testamento, cuando comparamos pasajes de los Evangelios de Mateo y Juan.

En el Evangelio de Mateo (16:17), Jesús llamó a Pedro Simón Bar Jonas, que en arameo sería «hijo de Jonás». Sin embargo, en el Evangelio de Juan (1:42; 21:15,17), el padre de Simón Pedro se llama Juan, aunque en algunos manuscritos también aparece en esos pasajes como «Jonás».

En vista de ello, no se sabe con exactitud si los nombres «Jonás» y «Juan» (heb. Yonah y Yohanan) son dos nombres diferentes del padre de Pedro (algo común en la época), o si representan dos formas griegas del mismo nombre hebreo.

Relacionado: Historia del apóstol Pedro: ¿Quién fue Pedro?

¿Quién es Jonás y que le mandó Dios?

El profeta Jonás profetizó la restauración de las fronteras de Israel, que fue realizada por Jeroboam II hacia el 782-753 a.C., según el texto que se encuentra en el libro de 2 Reyes 14:25.

La historia de Jonás ¿Quién era el profeta Jonás?

Teniendo en cuenta que Jonás profetizó sobre el reinado de Jeroboam aproximadamente en el 790 a.C., durante el corregimiento de Jeroboam y su padre Joás, es muy probable que Jonás conociera al profeta Eliseo, que murió alrededor del 797 a.C.

También existe la posibilidad de que el profeta Jonás fuera uno de los «hijos de los profetas» instruidos por Eliseo (2 Reyes 6:1-7).

La mayor parte de lo que sabemos sobre la historia de Jonás es lo que se cuenta en el libro que lleva su nombre. Según el libro de Jonás, Dios ordenó al profeta que fuera a la ciudad de Nínive para gritar contra ella (Jonásn 1:1-2).

Desobedeciendo la orden de Dios, el profeta Jonás se dirigió a Jope y se embarcó en una nave con destino a Tarsis, al oeste de Israel, que podría haber sido parte de la actual España, mientras que Nínive, el destino al que Dios le había enviado, estaba en el estrecho oriental (Jonás 1:3).

En medio de la navegación, Dios envió una gran tormenta que castigó a la nave en la que viajaba el profeta Jonás (Jonás 1:44).

Después de que cada uno de los marineros clamara a su dios y realizara una serie de procedimientos para intentar salvar el barco, el capitán de la nave encontró al profeta Jonás durmiendo en la bodega del barco (Jn 1:5-6). El capitán ordenó entonces a Jonás que invocara a su Dios para intentar que los librara (Jn 1:6).

Los marineros decidieron echar suertes, y la suerte cayó sobre el profeta Jonás, que fue declarado culpable. Interrogado por la tripulación del barco, Jonás les ordenó que lo arrojaran por la borda para que la tormenta se calmara.

Al principio los hombres todavía intentaron resistirse a la idea del profeta Jonás, pero cuando se dieron cuenta de que no había manera, arrojaron a Jonás al mar y la tormenta finalmente cesó (Jonás 1:13-15).

Te puede interesar: ¿Qué significa ser sal de la tierra y luz del mundo?

El profeta Jonás y el gran pez

Tras ser arrojado al mar por los marineros de la barca en la que viajaba, el profeta Jonás fue tragado por un gran pez que el Señor le proporcionó. Jonás permaneció en el vientre del pez durante tres días y tres noches (Jn 1:17) de la misma forma que Jesús murió y resucitó al tercer día.

Jonás oró entonces a Dios en forma de canto de agradecimiento, y Dios ordenó al pez que vomitara al profeta a tierra firme, quizás en una playa lejana de la costa de Siria.

Se ha hablado mucho de este gran pez que se tragó al profeta Jonás. Algunos defienden la idea de que era una ballena, mientras que otros desaprueban esta posibilidad.

De hecho, no tiene que ser necesariamente una ballena. Podría haber sido un gran tiburón, como el propio tiburón ballena, que alcanza un tamaño enorme y no tiene los terribles dientes de otras especies de tiburones.

El término original en hebreo significa simplemente «pez grande» y el término utilizado en griego en la Septuaginta es un término genérico para «monstruo marino», «criatura marina» o «pez de gran tamaño».

De cualquier manera, lo correcto es que este episodio se refiere a algo sobrenatural que ocurrió para que se cumpliera el propósito de Dios.

Te puede interesar: ¿Es pecado enamorarse o casarse con un primo?

El profeta Jonás llega a Nínive

Después de ser vomitado por el gran pez, Jonás obedeció la orden de Dios y se dirigió a Nínive (Jonásn 3:3). El profeta Jonás predicó como Dios había ordenado, y la ciudad en ese momento se arrepintió de su pecado y fue perdonada por Dios (Jonás 3:3-10).

El hecho de que Dios haya perdonado a Nínive enfureció profundamente al profeta Jonás (Jonás 4:1). Muchos sugieren que el motivo de la irritación de Jonás era una especie de mezcla entre los celos y la antipatía hacia aquellos paganos enemigos de su propio pueblo.

El descontento era tan grande que el profeta Jonás pidió a Dios que le quitara la vida (Jon 4:3).

Entonces, Dios volvió a dar una lección a Jonás. Hizo crecer una planta y le dio sombra al profeta, haciéndolo muy feliz. Al día siguiente, Dios envió una oruga para que atacara la planta y ésta fue rápidamente destruida.

Una vez más, el profeta Jonás se enfadó y pidió morir. Utilizando este ejemplo de la planta, y la misericordia mostrada por Jonás hacia ella, Dios enseñó al profeta que era moralmente correcto que Él mostrara misericordia por el pueblo de Nínive (Jonás 4:6-11).

En este punto, la historia del profeta Jonás termina repentinamente (Jonás 4:11) y el Antiguo Testamento no hace más referencia sobre él.

Te puede interesar: ¿Qué significa: Muchos son los llamados, pero pocos los escogidos?

El profeta Jonás en el Nuevo Testamento


El profeta Jonás es citado en el Nuevo Testamento por el propio Jesús, donde se refiere al período en que Jonás permaneció en el vientre del pez y al arrepentimiento de la ciudad de Nínive a través de su predicación (Mateo 12:39-41; 16:4; Lucas 11:29-32).

Esta referencia sobre la historia del profeta Jonás en el Nuevo Testamento es muy significativa porque da la seguridad de que los relatos descritos en el libro de Jonás son hechos históricos y literales, y no una simple fábula con fines nacionalistas como sugieren algunos comentaristas escépticos.

Vea aquí: ¿Quiénes fueron los 12 apóstoles?

El profeta Jonás en los relatos extrabíblicos

Algunos estudiosos sostienen que Beroso, un sacerdote e historiador caldeo de Babilonia que vivió en el siglo III a.C., habría escrito sobre el episodio de Jonás.

Beroso escribió en griego una obra sobre la Historia de Babilonia, donde en uno de sus relatos se refiere a una criatura que surgió del mar para conceder la sabiduría divina a los hombres llamada Oannes. Sería un tipo de hombre pez.

Los babilonios adoraban a varias deidades con perfiles curiosos, entre ellas un dios del agua (Enki o Ea). Pero lo que llama la atención en esta historia es el hecho de que el nombre «Oannes» es muy similar al nombre griego Ioannes, que, junto con el también griego Ionas, se utiliza para representar al hebreo Yonah, o «Jonás».

Por ello, algunos creen que existe la posibilidad de que la descripción de Beroso tenga alguna relación con la historia de Jonás, ya que la fama de un acontecimiento tan milagroso podría haber corrido fácilmente entre muchos pueblos, e incluso haber dado lugar a algunas leyendas.

El problema de esta sugerencia parece ser cronológico, ya que para algunos el mito sobre Oannes se remonta al periodo 4.000 a.C., y la historia del profeta Jonás se sitúa en un periodo mucho más reciente.

Si quieres profundizar acerca de la vida del profeta Jonás y su libro en el Antiguo Testamento, te recomendamos el siguiente video.

Te puede interesar:

Quién fue jetro en la Biblia

¿Quién fue Jetro en la Biblia? El suegro de Moisés

¿Conoces la historia de Jetro en la Biblia? ¿Sabes quién fue el suegro de Moisés, que también es llamado Reuel y qué ...
Leer Más
Quién fue lea en la Biblia

¿Quién fue Lea en la Biblia?

¿Conoces la historia Lea en la Biblia? ¿Sabes quiénes era esta mujer y por qué se casó con Jacob y se convirtió ...
Leer Más
Quién fue abimelec en la Biblia

¿Quién fue Abimelec en la Biblia?

¿Conoces la historia de Abimelec en la Biblia? ¿Sabes quiénes fueron los hombres que llevaron este nombre y por qué fueron importantes ...
Leer Más
Quién fue bilha y zilpa en la Biblia

¿Quiénes eran Bilha y Zilpa en la Biblia?

¿Conoces la historia de Bilha y Zilpa en la Biblia? ¿Sabes quiénes eran estas mujeres y por qué son importantes ...
Leer Más
Quién fue Nahúm en la Biblia

¿Quién fue el profeta Nahum en la Biblia?

¿Conoces la historia del profeta Nahum en la Biblia? ¿Sabes quién era este hombre y por qué Dios lo escogió para predicar ...
Leer Más
Quién fue la tribu de aser en la Biblia

¿Quién fue Aser en la Biblia?

¿Conoces la historia de Aser en la Biblia? ¿Sabes quién era este hombre y por qué su historia fue tan importante debido ...
Leer Más