¿Qué significa Nacer de Nuevo en la Biblia?

Las Sagradas Escrituras son claras al declarar que la única forma de conocer a Dios y su reino es naciendo de nuevo, pero, ¿Qué significa esto? ¿Cómo se logra? estas son algunas preguntas que podemos tener al escuchar esas palabras, por tanto, continua leyendo.

La declaración «es necesario nacer de nuevo» fue dicha a Nicodemo e implica una gran verdad acerca de las características que debe tener una persona que realmente ha conocido a Cristo. Así que, aquí encontrarás la respuesta a qué significa nacer de nuevo y su importancia.

Nacer de nuevo es un acto único que experimenta un creyente en su vida interior, al recibir el Espíritu Santo de Dios, el cual da una convicción de fe y arrepentimiento que cambia su inclinación al mal por una disposición a hacer el bien y vivir una nueva vida en Cristo.

¿Es nacer de nuevo igual que la regeneración?

La Biblia utiliza los términos «regeneración» y «nuevo nacimiento» como sinónimos para referirse a la transformación radical realizada por el Espíritu Santo en la vida del creyente.

La palabra «regeneración» en griego paliggenesia se encuentra dos veces en la Biblia. La primera se refiere a la restauración escatológica (Mateo 19:28), mientras que la segunda se encuentra en la Epístola de Pablo a Tito, donde el apóstol la utiliza en el contexto de la salvación del hombre (Tito 3:5).

La expresión «nuevo nacimiento» y otras similares, como «ser vivificado», «nacer de Dios», etc., se utilizan también en el Nuevo Testamento para transmitir la misma verdad, y sirven perfectamente para indicar un cambio drástico en la vida de una persona.

Relacionado: ¿Qué es el fruto del Espirítu Santo?

El nuevo nacimiento en la Biblia

La doctrina de nacer de nuevo se presenta en toda la Biblia. Desde el Antiguo Testamento, por ejemplo, en el Salmo 51 encontramos a David hablando de la condición natural del hombre como pecador cuando dice: «Yo sé que soy malo de nacimiento; pecador me concibió mi madre.» (Salmo 51:5).

David señala el pecado original, es decir, el pecado de nuestro origen, en el sentido de que la pecaminosidad marca a todos los hombres sin excepción desde su nacimiento, haciendo que sus corazones estén inclinados al mal incluso antes de cometer algún tipo de pecado.

Relacionado: ¿Qué es el pecado en la Biblia?

Poco después, reconociendo la total depravación del hombre, el salmista comprende que sólo una intervención divina es capaz de capacitar al hombre para hacer lo correcto ante Dios, mediante un corazón nuevo y puro y la renovación de un espíritu justo (Salmos 51:10).

En la profecía del profeta Isaías leemos que Dios es quien aviva el espíritu de los quebrantados y el corazón de los contritos (Isaías 57:15). Lo mismo fue profetizado por el profeta Ezequiel, cuando Dios dice: «Les daré un nuevo corazón, y les infundiré un espíritu nuevo…» (Ezequiel 36:26).

En el Nuevo Testamento, la doctrina de la regeneración se hace aún más clara. El propio Jesús habló de ello en su conversación con Nicodemo, explicando la necesidad de que el hombre nazca de nuevo (Juan 3).

Importante: Los apóstoles también escribieron extensamente sobre este tema (2 Corintios 5:17; Efesios 2:5; 4:24; Colosenses 2:13; Tito 3:5; 1 Pedro 1:3,23).

Donar Holybiblia Paypal

¿Qué significa nacer de nuevo?

Nacer de nuevo significa «nacer de lo alto» (Juan 3:3), es decir, nacer de Dios (Juan 1:13), ser engendrado por Dios (1 Pedro 1:3), ser vivificado por Él (Efesios 2:1-5), ser engendrado de nuevo de la semilla incorruptible por Su Palabra (1 Pedro 1:23).

Qué significa Nacer de Nuevo en la Biblia Juan 3-3

El significado del nuevo nacimiento es tan profundo y su efecto tan radical, que el hombre que nace de nuevo es hecho una nueva criatura (2 Corintios 5:17).

La expresión «nacer de nuevo» se utiliza para traducir una colocación griega en el diálogo entre Jesús y Nicodemo recogido en el Evangelio de Juan. El término griego original traducido en muchas versiones como «nacer de nuevo», puede tener el sentido de «nacer de arriba» o «nacer de lo alto», siendo este sentido el más habitual, o también puede tener el sentido de «nacer una vez más».

En el contexto actual, evidentemente «nacer de nuevo» es «nacer de lo alto», pero de todos modos, aunque el texto original fue grabado en griego, lo más probable es que el diálogo entre Jesús y Nicodemo tuviera lugar en arameo y que éste entendiera literalmente algo así como «nacer de nuevo».

Lo que puede explicar su reacción cuando preguntó: «¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede volver a entrar en el vientre de su madre y nacer?» (Juan 3:4).

¿Cómo puede el hombre nacer de nuevo?

Jesús no usó la figura de nacer de nuevo sin razón, al contrario, al usarla también estaba apelando a la verdad de que nadie es capaz de hacer nada sobre su propio nacimiento. Por lo tanto, el hombre nunca puede, por su propia acción y obra, nacer de nuevo, es decir, autorregenerarse.

Debemos recordar aquí que Nicodemo era un fariseo celoso, y con toda su religiosidad estaba familiarizado con la idea de que la salvación se obtenía por el esfuerzo humano, por las buenas obras al cumplir la Ley de Moisés. Sin embargo, la enseñanza de Jesús se enfrenta a esta idea errónea, mostrando que la salvación es un regalo de Dios.

Para que esto quede aún más claro, Jesús ilustra la incapacidad humana en el nuevo nacimiento refiriéndose al viento que sopla donde quiere, y aunque podemos oírlo, no podemos controlarlo. De la misma manera, concluye Jesús, «Lo mismo pasa con todo el que nace del Espíritu.» (Juan 3:8).

Por tanto, para nacer de nuevo es necesario el actuar soberano del Espíritu en el interior del hombre, el cual actua libre e independiente en la persona del tal forma, que esta sea cambiada y tranformada poco a poco según la voluntad de Dios.

¿Por qué obra Dios en el hombre el nuevo nacimiento?

Dios no tiene ninguna obligación de regenerar al hombre que está muerto en sus delitos y pecados. Por su propia naturaleza pecaminosa, el hombre es merecedor de la ira de Dios, recibiendo el justo castigo por sus pecados.

Sin embargo, la Biblia dice que Dios, por el beneplácito de su voluntad, ha separado y vivificado para sí un pueblo, que ha sido hecho hijo de adopción por medio de Jesucristo (Efesios 5:1). Es en este punto donde podemos entender por qué Dios regenera al hombre pecador.

El apóstol Pablo explica que Dios, «que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun cuando estábamos muertos en delitos, nos dio vida junto con Cristo» (Efesios 2:4-5).

Importante: El nuevo nacimiento es fruto de la riquísima misericordia de Dios y de su incalculable amor, y toda esta obra de salvación es para alabanza de su gloria (Efesios 1:6).

¿Por qué es necesario nacer de nuevo?

Tras la caída del hombre por el pecado, el hombre fue separado de Dios, quedando espiritualmente muerto. De ahí la importancia fundamental del nuevo nacimiento, donde el hombre resucita espiritualmente y comienza a vivir para Dios.

Jesús es muy claro cuando dice que a menos que un hombre nazca de nuevo no puede entrar en el reino de Dios, porque sin el nuevo nacimiento el hombre no puede ni siquiera creer en el Hijo de Dios y ser justificado a través de su obra redentora.

Por tanto, es necesaria la misericordia y el amor de Dios y que Él nos regale vida, porque estabamos muertos, teníamos la condición muerta de ser nacidos de la carne, pero graias a su resurrección, ahora también todo el que reciba su Espíritu tendra vida en abundancia.

Vea Aquí: La trinidad en la Biblia

¿Qué cambia con el nacer de nuevo?

Nacer de nuevo trae muchos cambios en la vida del creyente, por tanto, mencionaremos los principales efectos de la regeneración o el nuevo nacimiento en un cristiano:

1. Nacer de nuevo implica que el hombre deja de estar espiritualmente muerto, atado en delitos y pecados. Al ser vivificado, cree que Jesucristo es su Salvador, se arrepiente de sus pecados y es recibido en la familia de Dios como hijo. Esto significa básicamente que sale de la tumba para sentarse en los lugares celestiales en Cristo Jesús (Efesios 2:6).

2. Al nacer de nuevo, el hombre está capacitado para someterse a la voluntad de Dios y vivir una vida que le agrade. Puede aceptar y comprender el mensaje del Evangelio, porque ahora tiene la mente de Cristo (1 Corintios 2:14-16).

3. Al nacer de nuevo, el hombre se libera de la culpa y del dominio del pecado. Esto significa que ya no es esclavo del pecado, sino esclavo de Dios. El resultado es que en lugar de recibir la paga por su pecado (muerte eterna), recibe el inmerecido regalo de la vida eterna (Romanos 6:17-23).

4. Al nacer de nuevo, el hombre goza de una esperanza viva, llegando a ser heredero en Cristo de una herencia incorruptible guardada en el cielo (1 Pedro 1:3,4). El regenerado tiene el Espíritu Santo como sello, garantía de la glorificación que tendrá lugar en el día venidero, donde estará con Dios por toda la eternidad.

5. Cuando un hombre nace de nuevo, nunca volverá a ser el mismo. El que ha sido verdaderamente regenerado por el Espíritu Santo refleja la más alta devoción a Dios a través de proceso de santificación que dura toda la vida.

Si quieres profundizar sobre las características del nacimiento de nuevo, te recomendamos el siguiente video.

Te puede interesar:

¿Por quién debe votar un cristiano?

¿Por quién debe votar un cristiano?

Una pregunta importante que debemos resolver a la luz de la Sagradas Escrituras es por quién debe votar un cristiano ...
Leer Más
Es pecado pedir dinero prestado según la Biblia

¿Es pecado pedir dinero prestado según la Biblia?

En la actualidad es muy común tener acceso al préstamo, desde una entidad bancaría hasta personas que viven de la ...
Leer Más
Es pecado usar métodos anticonceptivos según la Biblia

¿Es pecado usar métodos anticonceptivos según la Biblia?

Lo primero que debemos entender es que las Escrituras no tratan específicamente sobre el control de la natalidad. Este tema ...
Leer Más
Es pecado hacerse a una cirugía plástica según la Biblia

¿Es pecado hacerse una cirugía plástica según la Biblia?

Para nadie es un secreto que la cirugía plástica abunda en latinoamérica y que a pesar del costo y los ...
Leer Más
Es pecado Dudar de Dios

¿Es pecado Dudar de Dios?

Es común ver personas que dudan del obrar de Dios. A menudo nos encontramos en situaciones tan difíciles que comenzamos a ...
Leer Más
Es pecado Ver Televisión

¿Es pecado Ver Televisión según la Biblia?

Hoy en día muy pocos cristianos están en contra de la televisión, de hecho, en las iglesias locales, a los ...
Leer Más